sábado, 03 diciembre 2022

Amper no cautiva el interés de los inversores y se ubica técnicamente en posición de ventas

El pasado 23 de septiembre, el Grupo Amper presentó su informe de gestión del primer semestre el cual hace alarde de un incremento en los ingresos por ventas de más del 79% frente al mismo periodo de 2020. El Ebitda se incrementó en más del 43% de manera tal que la compañía vuelve al lado de los beneficios. Sin embargo, aunque los resultados parecen ser muy positivos, el mercado no confía lo suficiente porque estos resultados no están a nivel de los resultados pre pandémicos.

Si volvemos a la academia, vamos a hacer remembranza de un detalle en particular sobre el ebitda.

El ratio ebitda, es el cálculo que nos permite saber si la empresa o el negocio es rentable o no dado que representa el beneficio bruto de la explotación del negocio antes de los gastos financieros. Es claro que siempre será mejor tener como resultado un ebitda que sea positivo, lo cual repercutirá “generalmente” en un resultado positivo de los beneficios. Sin embargo, para el caso específico de Amper, vemos que, aunque se ufana de tener un incremento en el ebitda de más del 43%, ese resultado es comparado al año de la pandemia que para las empresas en general fue nefasto. Por ende, lo que el mercado está revisando, son los períodos que lo anteceden el cual, haciendo la comparativa, vemos que el negocio de Amper parece no ser lo suficientemente atractivo.

imagen 17 Inversion.es

Amper tiene en 2021 unas ventas que superan el 60% frente a 2019 pero el margen ebitda no es proporcional, es un -22% y los beneficios son un -85%. Si miramos frente a 2018, las ventas de Amper superan el 118% en 2021 pero el ebitda apenas crece un 12% y ni hablar de los beneficios. En definitiva. Esto traduce un mal comportamiento de la compañía, trasladado por una mala administración que inquieta a los inversionistas de cara a la acción, razón por la cual el precio de la acción no impactó y seguro no impactará al alza en el corto o mediano plazo “a menos que aparezca una OPA”.

imagen 18 Inversion.es

Adicional a esto, desde el punto de vista técnico encontramos que la acción de Amper se encuentra para gráfico de marco semanal bajo una estructura de canal bajista macro la cual acentúa su movimiento con una tendencia bajista interna que se crea desde enero de 2020 justo por la llegada de la pandemia. Esta tendencia va dejando a su paso varias resistencias que han sido respetadas y utilizadas como apoyo para generar presión bajista. Al mismo tiempo, el precio se encuentra trabajando por debajo de las medias móviles exponenciales tanto de corto como de mediano plazo e inclusive, el índice de fuerza relativa se encuentra en niveles de sobrecompra aunque la acción presentara un leve movimiento alcista.

Actualmente se encuentra respetando la resistencia 1 así como la tendencia bajista interna, razón que nos permite vislumbrar un movimiento de continuación bajista por lo menos con un objetivo inicial al vértice inferior del canal bajista macro ubicado en niveles cercanos a los 0,12 euros por acción. La única manera de buscar algún movimiento alcista para la acción de Amper será siempre y cuando quiebre el nivel superior del canal ubicando el precio arriba de los 0,27 € por acción.

Relacionados