jueves, 09 diciembre 2021

Meliá avanza en el Ibex 35 a falta de la recuperación total del turismo extranjero

El sector hotelero ha sido uno de los más castigados por la pandemia. Es una evidencia, el parón total de la actividad en el inicio de la pandemia, y las posteriores restricciones de movilidad han perjudicado gravemente al sector turístico, y, por ende, al sector hotelero. Ya sabemos que turismo y hoteles son dos conceptos que van hilados. En el caso del sector hotelero, el primer semestre supuso un punto de inflexión en la mayoría de las compañías hoteleras. Registraron pérdidas, algo que no asombró a nadie, pero su compostura ante el segundo semestre, en el que nos hallamos ahora mismo, era positiva y con una postura firme a sabiendas de que las restricciones de movilidad cesarían poco a poco gracias al avance en la campaña de vacunación. 

Meliá Hotels International es la cabeza visible del sector hotelero en el Ibex 35. La compañía balear es una de las franquicias hoteleras más importantes del país. Cuenta con más de 35.000 empleados y dispone de varios hoteles en España. Siendo una de las principales cadenas del sector, se ha visto sacudida por los efectos de la pandemia. A pesar de ello, este año se ha convertido en el camino de las hoteleras para alcanzar la recuperación casi total. Las hoteleras han conseguido alcanzar los niveles prepandemia. Algo que a principios de año parecía imposible. 

No debemos obviar que las hoteleras son un sector cíclico. Es decir, cuenta con una demanda elástica, que varia en función de distintos factores. Aún eso, los hoteles se han visto beneficiados de la recuperación económica, y como no puede ser de otra manera, de la recuperación del turismo, mayoritariamente nacional.

El turismo extranjero ha marcado un descenso “preocupante” del 75%

Meliá no logró salvar sus cuentas del primer semestre, pero valieron para certificar que el porvenir de la compañía sería positivo. Sin saber aún los datos de la empresa, si podemos avanzar que serán mucho mejores que los del primer semestre. La demanda hotelera ha crecido, y además los precios se han disparado. Muchos expertos atisban una creciente subida del turismo en el tercer trimestre en ciudades como Madrid. 

MELIÁ AVANZA MÁS DE UN 117% EN UN AÑO

A nivel bursátil, la empresa ha cobrado fuerza con el paso del tiempo. Repetir un año bursátil tan catastrófico como el anterior era prácticamente imposible. Es por ello por lo que tanto inversores como la propia compañía confiaba en que poco a poco Meliá obtuviera una buena posición en el Ibex 35.

La hotelera avanza en el mercado de valores. En los últimos cincos días ha logrado crecer un 8,40%. En el último mes, la empresa avanza un 10,93%. Si nos trasladamos a inicios de año, Meliá crece un 24,18%. Pero dónde realmente se nota la mejora, y por supuesto la recuperación de la empresa con respecto al pasado año, es en septiembre del 2020. Desde ese momento Meliá Hotels International avanza por encima de un 117,52%

Actualmente, la acción tiene un valor de 6,66 euros. Por supuesto es un valor alcista. Durante todo el verano se ha mantenido entre los 7 euros y los 5,55, siendo este último su valor más bajo, marcado a mediados de septiembre. 

Meliá (Hotelera)
Instalaciones del Meliá Bilbao

Aún eso, las perspectivas siguen siendo positivas. A pesar de pertenecer a un sector cíclico, los inversores mantienen la confianza en una compañía que se ha visto beneficiada por la reactivación parcial del turismo.  

RECUPERACIÓN PARCIAL A FALTA DEL TURISMO EXTRANJERO

Muchos plantean la pregunta del millón ¿se ha recuperado el sector turístico, y, por consiguiente, el hotelero? AgentTravel considera que un buen medidor para responder a esa pregunta es el precio medio de los hoteles. Un estudio de Mabrian marca que en hoteles de las 16 zonas más turísticas de España, el precio medio de los hoteles ha crecido con respecto a 2019, último año con una ventana vacacional normal. 

No podemos decir que el sector se ha recuperado al 100%, ya que muchos hoteles echan en falta el turismo extranjero. La Cehat (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos) habla de una “caída preocupante y falta de recuperación del turismo extranjero”, el cual marcó un descenso del 75%. 

Es evidente que los meses que llegan no son comparables a los de verano. El turismo desciende, y las hoteleras deben pensar en una estrategia para atraer a clientes que quizás no vengan al país de vacaciones, sino por trabajo. Meliá ya se está moviendo. Hace unos días impulsó su campaña MeliáPRO para impulsar los viajes de negocio. 

Es una apuesta atractiva, que quizás les vale para paliar la falta de clientes que vienen por turismo. Está por ver como avanza la compañía a nivel bursátil. Se avecina una temporada en la que seguramente la actividad hotelera descenderá. A pesar de ello, difícilmente empañará el segundo semestre que las hoteleras como Meliá han marcado.

Relacionados