jueves, 09 diciembre 2021

¿Cómo afecta la Semana Dorada China al turismo y a la importación mundial?

El día 1 de octubre es el Día Nacional de China. Un evento que se prolonga a siete días y que se conoce como “Semana Dorada” o Golden Week en China. Al mismo tiempo que los importadores se apuran por desplazar sus cargas fuera del territorio chino antes de sus vacaciones, se deduce que la capacidad sea limitada y los precios se cotizan altos para el transporte marítimo y el aéreo. Esto es porque una gran parte de los trabajadores de fábricas, almacenes y oficinas tienen sus vacaciones a la vez para que las compañías puedan cerrar completamente. 

El ejercicio exportador en China se pausa dos veces al año. Debido al gran peso de China en el mercado y comercio global, estos parones tienen la suficiente capacidad como para implantar el caos en la industria logística. Incluso una vez terminada la semana, la capacidad y el personal continúan siendo limitados y los ritmos de producción suelen ser más lentos. Las navieras también pueden cancelar salidas en las semanas que siguen a la Golden Week.

EFECTO EN LA LOGÍSTICA

Durante la Golden Week los trabajadores chinos dejan a un lado sus obligaciones diarias para descansar una semana. Las masas se suben a trenes, buses y aviones para comenzar sus vacaciones.

Como consecuencia de esto los precios del transporte marítimo y aéreo se incrementan a medida que aumenta la demanda de exportaciones chinas. Esto es debido a que los importadores intentan sacar sus cargas del país antes de que las fábricas paren totalmente sus operaciones. Esto acotará todavía más el espacio que ya de por sí se encuentra en una situación difícil debido a la temporada alta. 

Además se estima que los servicios de camiones en origen también sufran altas demandas, por lo que, naturalmente, los precios de los transportes terrestres se cotizarán más altos de lo habitual.

Seis de cada diez chinos se quedarán en China, por lo que los ingresos llegarán a 76,65 mil millones de euros, un aumento del 12,2% respecto al año pasado

Una consecuencia inevitable de la Semana Dorada China serán las salidas en blanco o “blank sailings”. Estas serán anunciadas por las compañías transportistas justo tras acabar la Semana Dorada, para mejorar la utilización de sus embarcaciones. Debido a que las fábricas estarán cerradas durante estas vacaciones de una semana, los viajes en blanco son inevitables hasta que las operaciones reanuden su ritmo habitual y se puedan realizar nuevas reservas y salidas. 

PROBLEMA Y OPORTUNIDAD

La Golden Week puede ser un caos para la mayor parte de expedidores. Pero, si se es capaz de gestionar adecuadamente, existe la opción de sacar partido del parón operacional. 

En 2018, cerca de siete millones de viajeros chinos visitaron el extranjero durante la semana dorada de octubre. La mayoría visitaron territorios vecinos como Corea del Sur, Hong Kong, Tailandia y Japón. El mercado doméstico también se lleva una buena parte, pues el consumo durante la semana dorada de 2018 alcanzó los 189 millones de dólares. Esto quiere decir que exportar mercancías a China y a los destinos turísticos más populares durante la Golden Week puede ser una gran oportunidad comercial.

Además, el crecimiento en los países vecinos no procede sólo del turismo. Las PYMES al otro lado del océano tienen la opción de buscar proveedores en los países vecinos como una fuente alternativa de abastecimiento para sus importaciones.

Teniendo en cuenta que importar de China durante la Golden Week no es una opción, otra alternativa para las PYMES también puede ser buscar distribuidores en el mercado local.

En cuanto, al turismo, más del 60% de los chinos han planeado un viaje durante esta semana de vacaciones. El año pasado era el 50%. Seis de cada diez chinos se quedarán en China, por lo que los ingresos llegarán a 590 mil millones de yuanes (76,65 mil millones de euros), un aumento del 12,2% respecto al año pasado.

La mayoría de los destinos son tres. Beijing y las provincias del sur, Yunnan y la isla de Hainan. La capital es el primer destino de tres años. Hasta el domingo pasado fueron programados 587 mil vuelos a Beijing.

Relacionados