jueves, 09 diciembre 2021

Teresa Ribera afecta a la acción de Iberdrola, que cede un 10%

Hace dos semanas, el consejo de ministros aprobó el Real Decreto Ley 17/2021 como medida urgente ante la subida inminente de los precios de la energía y del gas que tanto están afectando a los españoles.

Dentro de este decreto, Teresa Ribera espera que la factura de la luz disminuya un 22% en lo que resta del año, razón por la cual, les quitará a las eléctricas 2.600 millones de euros e impondrá medidas fiscales que limiten la subida del gas y la energía, modificando al mismo tiempo el modelo de contratación actual, lo cual permitirá la inclusión de nuevas comercializadoras y, por ende, mayor competencia que beneficiará al consumidor final.

Este decreto ley ya aprobado le ha dado un golpe duro a las empresas generadoras y comercializadoras de energía e Iberdrola no está exenta. En las últimas dos semanas, el precio de la acción de Iberdrola ha perdido más del 10% del valor de su acción y de acuerdo con la estructura técnica que presenta actualmente podría caer otro 11%.

En marco de gráfico diario la acción de Iberdrola ha quebrado niveles importantísimos desde donde se podría soportar para la continuación alcista. Hablamos de los 10 euros por acción, es un precio psicológico que confluye con la directriz alcista macro, así como con el soporte más importante como precio de referencia de octubre de 2020 y febrero de 2021.

De esta forma, el quiebre sólido de este nivel representa para el mercado un movimiento bajista escalonado que podría tirar con facilidad y en el corto plazo hasta los 8,1 euros por acción. El precio actualmente puede hacer un retroceso hasta los 9,1 euros para utilizarlo como punto de resistencia y generar el impacto en búsqueda del pulso del mercado que confluye con el 61,8 de retroceso de Fibonacci.

De otra forma, el precio podría recuperar hasta cerca de los 10 euros por acción dado que el índice de fuerza relativa se encuentra en niveles extremos de sobreventa. Por lo tanto, es lógico un retroceso en dicha área la cual utilizaría la resistencia macro en 10 euros desde donde realizará la fuerte caída a su primer objetivo que será igualmente el pulso del mercado.

Es una operación que bajo las condiciones de la primera opción generaría un 10% de rentabilidad, pero si visita los 10 euros y los respeta, alcanzaría más de un 17% para el corto plazo.

Relacionados