jueves, 09 diciembre 2021

Deelivers irrumpe en Portugal y ya mira a Francia e Italia para 2022

El reparto a domicilio forma parte cada vez más de nuestros hábitos de consumo. La evolución tecnológica, la pandemia del covid-19 y el auge de compañías que ofrecen este tipo de servicios ha hecho que sea más habitual el deseo de que tus compras te lleguen a casa sin necesidad de moverte,tanto comida, como compras online e incluso la tradicional compra del supermercado. En este sector, el nombre de la empresa Deelivers ha sonado recientemente debido sobre todo a las consecuencias de la nueva ‘ley Rider’, de la que se ha visto beneficiada, aunque su negocio va más allá. Este mes dará el salto internacional a Portugal y ya mira con optimismo al 2022, para el que tiene planeado expandirse por Francia e Italia.

No es una compañía nueva en el sector, pues lleva operando en España desde el año 2014. “La idea surgió de un viaje a Nueva York con mi hermano, al ver que allí existía algo similar. Al volver a Vigo, comentando con hosteleros con los que tenía confianza me decían: ‘si tengo cuatro pedidos cómo voy a tener un repartidor, no me sale a cuenta’. Entonces dije, si yo pongo cuatro repartidores y aglutino toda la demanda de la zona, esto puede tener futuro”, comenta Adrián Pena, CEO de Deelivers, a inversion.es.

Como todo comienzo, al principio cuesta hacerse un hueco en el mercado y en este caso Deelivers terminó el primer año de actividad con un total de seis pedidos. Pero las cifras de los últimos años y las actuales son muy diferentes: “nosotros siempre hemos estado muy tapados, pero ahora estamos batiendo récords, el mes pasado superamos los 150.000 pedidos“. Con esta media diaria de 5.000 pedidos, Deelivers se ha convertido en una de las plataformas de referencia, operando en 32 ciudades de manera directa y con 1.250 repartidores en plantilla, muchos de ellos con contrato indefinido.

LISBOA Y OPORTO

El año pasado facturaron 4,3 millones de euros y esperan finalizar 2021 trplicando estas cifras, llegando a los 12 millones. “De momento vamos cumpliendo con los objetivos y para el año que viene la previsión es llegar a facturar en torno a 25 millones”, señala Pena. En esta estrategia tendrá un papel importante la expansión fuera de las fronteras españolas, concretamente en Portugal, que comenzará este mes.

“El día 20 de octubre abrimos operaciones en Oporto y Lisboa y para el segundo semestre de 2022 nos gustaría llegar a operar en Francia e Italia. De hecho, ya estamos entablando alguna negociación con diferentes proveedores”, añade el CEO, que asegura que trabajar “de la mano de partners que operan a nivel internacional nos da la posibilidad de expandirnos fuera si están contentos con nuestros servicios”.

LEY RIDER’ Y REGULACIÓN

Una de las principales razones del buen rumbo de Deelivers se encuentra en las alianzas que tiene con con operadores de reparto de comida a domicilio, como es el caso de Just Eat. Con la entrada en vigor de la ‘Ley Rider’, otras compañías como Uber Eats han buscado en empresas como la de Adrián Pena los repartidores que necesitan al tener que hacer frente a la regulación laboral de los autónomos, ahorrándose de esta manera los costes de contratación a los que tendrían que hacer frente

“lO QUE NO PUEDE SER ES QUE HAYA UNA PERSONA SIN SEGURO TRABAJANDO, YA SEA AUTÓNOMO O CONTRATADO”

En este aspecto, el CEO de Deelivers reconoce que que se han visto beneficiados por la situación, aunque su éxito no sólo se debe a ello. “Sí que a raíz de la ‘ley rider’ hemos salido mucho a la palestra y las grandes empresas se interesan, pero desde el principio empezamos con personal contratado porque creemos en este modelo. No estamos en contra del autónomo. Cada uno tiene sus ventajas, pero yo creo que mi personal está mucho mejor formado, al estar en plantilla tienen mucha más estabilidad”, asegura el empresario.

Pena siempre ha mantenido que no está ni a favor ni en contra de la nueva ley para repartidores, pero sí considera que era necesaria una regulación. “¿Habría que regular el tema? sí. ¿Que se han pasado? puede ser, pero está claro que había que regular. Hay empresas de reparto tradicional que han existido durante muchos años con el 90% de sus conductores siendo autónomos y ahí no ha habido ningún ruido. Serían la perfecta definición de falsos autónomos, con aplicación, con horarios definidos, las furgonetas rotuladas…pero son autónomos. Entonces la ‘ley rider’, al tocar trabajos que están menos cualificados ha hecho más ruido. Además de las ilegalidades que han surgido al rededor de los casos sobre alquilar cuentas a terceros, sin permiso de trabajo, que cuando ha habido accidentes no los ha cubierto el seguro. Todas estas cosas son las que hay que regular, lo que no puede ser es que haya una persona sin seguro trabajando, ya sea autónomo o contratado”.

SALARIO A DEMANDA

El food delivery es el grueso del negocio de Deelivers, pero también trabaja en otras modalidades de reparto importantes como la entrega de compras de supermercados, las entregas same day o entregas express en dos horas. “Nosotros también colaboramos con empresas de reparto tradicional y damos valor añadido, como entregas de noche o en fin de semana…pudiendo complementar este tipo de servicios. Con todo esto nos hemos posicionado en la ultima milla de una manera potente y salimos muy a la luz”, indica Adrián Pena.

Para todo ello, también han contado con la adquisición de la ETT Busco Extra y otras firmas para establecer sistemas que mejoren la organización del trabajo y la flexibilidad de sus empleados. En este sentido, desde hace unos meses cuentan con un sistema de salario a demanda del trabajador, que a través de la aplicación Payflow pueden acceder al dinero de su nómina cuando lo deseen. “Trabajamos desde un portal de empleados, donde nuestros repartidores tienen acceso a tiempo real a su nómina, a los horarios, a las comunicacion con la oficina, etc. Y con el nuevo sistema el empleado tiene el salario devengado en cada momento, es decir, que si por ejemplo ganas 1.000 euros, el día 15 tienes 500 euros disponibles”, señala el CEO.

Los empleados lo pueden pedir tantas veces como quieran y también elegir la cantidad que se le abonará de forma instantánea, “como un bizum”. Se trata de una herrmienta que los trabajadores pueden utilizar libremente y que ha tenido buena acogida, según explica Pena, además de tener como ventaja adicional el no tener que pedirlo. “Te ahorras el mal trago de tener que pedir un adelanto“.

Relacionados