viernes, 02 diciembre 2022

Rovi paga la consecuencia de sus errores

¿Porque la acción de Rovi sigue cayendo aún cuando las investigaciones por la contaminación de un lote de vacunas de Moderna en Japón y fabricadas por la empresa española, determinaron que no hubo riesgo para la salud?

Las investigaciones determinaron que fue un error humano el culpable retirar 1,63 millones de dosis de la vacuna de Moderna en Japón. Un error de cálculo en tan solo 1 mm entre la rueda de estrella y el tapón de la maquinaria que coloca las tapas en los viales de la vacuna hacía que cayera acero inoxidable dentro del producto. Lo que comenzó con dos lotes se agravó a cinco lotes a medida que se realizaba la investigación y mientras tanto, el pánico se apoderaba del mercado frente a la acción que cayó más de 35% en tan solo 4 días posteriores a la noticia.

Después del impacto bajista que alcanza los 44,2 euros, el precio comienza a realizar un movimiento ascendente-lateral recuperando un 34% de su valor. Pero no es suficiente para retomar los precios previos a la noticia. Inclusive desde que se da la noticia por parte de Moderna y Takeda a favor de Rovi, la acción continúa cayendo cerca de un 4%.

En el mercado encontramos acciones que tienen movimientos osciladores en secuencia a través de una directriz alcista, las cuales dependen más de su estructura financiera y en el caso particular de Rovi, de su mejoramiento continuo en investigación y desarrollo debido al sector en el que trabaja.

Una noticia negativa evidentemente puede ejercer presión en el precio de la acción en contra. Sin embargo, vemos que esta acción desde 2007 que cotiza en bolsa, ha alcanzado a hoy una valorización superior al 500%. Inclusive desde 2010, la acción desarrolla una directriz alcista constante que refleja una valorización superior al 1.700%, por lo tanto, es lógico tener un retroceso del 30%, es más, diría que es sano para la evolución de la acción.

imagen 8 Inversion.es

La compañía presenta cifras estables en el largo plazo, crecimiento a nivel mundial, ampliación de plantas, incremento en ventas y beneficios netos que son las razones básicas principales que miramos para invertir en una acción. Adicional a esto, utilizamos el análisis técnico como compendio de la unión de varias características para determinar los puntos apropiados de ingreso o retirada de una acción.

Para el caso de Rovi, mantenemos la posición alcista en busca de los máximos históricos alcanzados el 23 de agosto en 68,8 euros por acción. Es claro que desde el punto de vista técnico el precio puede regresar a su soporte más cercano hasta niveles de 48 euros para, desde allí retomar su camino alcista. En esa zona encontramos como soporte adicional la media móvil exponencial de largo plazo equivalente a 250 periodos. No obstante, estaremos atentos al desarrollo del precio en marco diario ya que los niveles actuales confluyen con un soporte intermedio del 31 de agosto que confluye con precio de referencia del 23 de junio en los 53 euros. Si este nivel es respetado técnicamente podría tomar el impulso alcista que lleve al precio a sus máximos históricos. Si para la siguiente semana el precio trabaja por debajo de los 53 euros, muy seguramente buscará el anterior soporte más importante en 47,8 euros desde donde buscaríamos adherir en compras por ese 43% de rentabilidad.

Relacionados