sábado, 23 octubre 2021

TSMC alcanza récord de ventas ante la crisis por la escasez de chips semiconductores

Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), el mayor fabricante mundial de microchips, incrementó un 16,3% sus ventas entre julio y septiembre respecto del tercer trimestre del año anterior, alcanzando unos ingresos récord de 414.670 millones de dólares taiwaneses (12.817 millones de euros). Con el 60% de cuota de mercado, es la compañía líder en el sector y de la que dependen muchas empresas de diferentes sectores.

A pesar de los buenos resultados, la compañía cerró la sesión bursátil con un retroceso del 0,86%. Actualmente, el precio de sus acciones en la bolsa de Taiwan se sitúan en los 575 dólares taiwaneses, aunque en lo va de octubre el balance en bolsa es negativo, sumándose a las pérdidas de septiembre superiores al 5,5%.

En el mes de septiembre, el fabricante asiático de microprocesadores incrementó un 19,7% sus ingresos respecto del mismo mes de 2020, hasta 152.690 millones de dólares taiwaneses (4.719 millones de euros). Esta cifra representa un crecimiento del 11,1% en comparación con las ventas contabilizadas por la compañía en agosto.

De este modo, en los nueve primeros meses de 2021, la cifra de negocio de TSMC alcanzó los 1,14 billones de dólares taiwaneses (35.240 millones de euros), un 17,5% por encima de los ingresos contabilizados entre enero y septiembre del año pasado. El fabricante taiwanés tiene previsto publicar sus cuentas del tercer trimestre el próximo 14 de octubre.

Los pedidos previos a las vacaciones y los nuevos dispositvos de compañías como Apple son algunos de los factores por los cuales las ventas de TSMC han cogido impulso en este período. Por contra, las limitaciones de capacidad también han afectado a la compañía taiwanesa, que le han impedido capitalizar totalmente esta subida, ya que también ha tenido que desviar recursos para producir chips de menor precio para industrias como la automoción, donde la escasez de suministro es más aguda.

POLÉMICA POR LA ESCASEZ

En mitad de esta crisis por escasez de chips, los fabricantes de vehículos señalaron a TSMC como una de las culpables de la situación. Acusaciones de las que ha salido al paso en una entrevista reciente realizada al presidente de la compañía, Mark Liu, en la revista Time. El ejecutivo ha señalado la posibilidad de que algunas compañías supuestamente afectadas por la escasez de chips estén acumulando stock para aprovecharse de la situación.

Las declaraciones surgen después de que se creara un equipo de investigación para discernir lo que estaba pasando con la falta de stock de chips en ciertos sectores y así poder detectar qué clientes tenían una falta real de stock y cuáles eran los que estaban acumulando chips. Tras esa investigación, la firma taiwanesa actuó en consecuencia y reasignó el envío de pedidos, dando prioridad a los clientes que realmente tenían problemas de stock por encima de los que estaban acumulando stock.

Relacionados