sábado, 23 octubre 2021

Asos busca nuevo consejero delegado tras la salida de Nick Beighton

La cadena textil británica Asos, especializada en la venta de ropa “online”, ha informado de la marcha de su consejero delegado, Nick Breighton, quien ocupó el cargo los últimos seis años, así como el comienzo del proceso de búsqueda de un nuevo máximo ejecutivo para la compañía. De esta manera reorganiza su cúpula, tras registrar una facturación de casi 3.910,5 millones de libras en el ejercicio fiscal, analizado el pasado 31 de agosto. 

En 1999, Quentin Griffiths y Nick Robertson decidieron crear un negocio en internet donde la gente pudiese adquirir ropa o accesorios que habían observado en algún famoso. Entonces nació Asos, que son las siglas de “As Seen On Screen” (visto en la pantalla). En ese momento pocos confiaban en que aquella plataforma se terminara transformando en un gigante de la moda online cuya oferta global supera hoy las 850 marcas. 

La cadena textil se dirige a un público joven de entre 16 y 34 años. El 80% de los usuarios son mujeres. Está presente en más de 200 mercados y tiene 18,4 millones de clientes activos. 

ASOS REORGANIZA SU CÚPULA

Beighton abandona así la firma textil en la que ha desarrollado su carrera profesional durante los últimos doce años, incluyendo seis como consejero delegado. No obstante, el ejecutivo permanecerá a disposición de la empresa hasta finales de 2021 para garantizar una transición ordenada.

Asimismo, la cadena británica ha anunciado que Mat Dunn, actual director financiero de Asos, asumirá el rol adicional de jefe de operaciones de carácter inmediato. Por su parte, Katy Mecklenburgh, actual directora de finanzas del grupo, pasará a ser directora financiera interina de la cadena.

Asos está presente en más de 200 mercados y tiene 18,4 millones de clientes activos

El crecimiento de la compañía estuvo marcado por el incremento de las ventas en el mercado inglés, con un aumento del 36%. Por otra parte, la empresa también ha visto incrementada su facturación por el aumento de las ventas en Estados Unidos, con un cremiento del 21%. En Europa, Asos ha registrado un incremento de su cifra de negocio del 15% y, en el resto de mercados, de un 6%.

El beneficio bruto se ha situado en 1.776,4 millones de libras (2.088 millones de euros), mientras que el margen bruto cayó 200 puntos básicos, hasta el 45,4%, lastrado por los elevados costes de los aranceles relacionados con el Brexit, el cambio de divisas y el aumento de las ventas. El ebit ajustado se elevó a 242,9 millones de euros, lo que refleja un crecimiento del 37% con respecto al año anterior, con un margen Ebit ajustado de 5,4%, lo que representa una expansión del margen de 70 puntos básicos con respecto al año anterior. 

De cara al ejercicio en curso, la multinacional no anticipa que la pandemia ejerza ningún efecto positivo en sus resultados, mientras que prevé “vientos en contra de costes notables”, particularmente en el primer semestre y presiones inflacionarias, particularmente con respecto a la mano de obra a lo largo del año.

Relacionados