viernes, 22 octubre 2021

Así es el ‘tobogán bursátil’ de las eléctricas a causa de la crisis por el precio de la luz

Las principales compañías energéticas en España están viviendo semanas turbulentas debido a la crisis por las contínuas subidas del precio de la luz. Los precios récord del mw/h que no paran de registrarse en la factura de la luz de los ciudadanos y la consiguiente medida que aprobó el Gobierno para tratar de abaratarlos, han desatado un conflicto entre las grandes compañías proveedoras y el Ejecutivo. A pesar de las reuniones que están manteniendo en los últimos días entre ambas partes, la incertidumbre ante la escalada de precios en el mercado mayorista y su regulación sigue provocando pérdidas en el selectivo español a las grandes empresas como Iberdrola y Endesa.

Desde que el Gobierno aprobó el pasado 14 de septiembre el real decreto mediante el cual se establecía una reducción de los beneficios extraordinarios de las eléctricas para abaratar el recibo de la luz de los ciudadanos, la cotización de estas compañías se ha encaminado por un ‘tobogán’ bursátil del que no se ha recuperado. La complicada situación ha provocado que la empresa que lidera Ignacio Sánchez Galán se haya dejado un 17% en bolsa en el mes de septiembre. Aunque en las últimas sesiones ha disfrutado de subidas, Iberdrola no ha conseguido recuperar los 10 euros por acción previos al decreto y actualmente cotiza en los 9,3 euros.

De igual manera ha ocurrido con la otra gran compañía en el mercado, Endesa, cuyos títulos cerraron septiembre con un 14% de pérdidas, empujados por la crisis del precio de la luz. También ha mostrado síntomas de mejora, pero la empresa dirigida por José Bogas aún no ha logrado recuperar los 20 euros por acción previos a la aprobación de la medida del Gobierno de Pedro Sánchez y actualmente cotiza en torno a los 18 euros. La otra gran compañía afectada en esta crisis es Naturgy, aunque su cotización en bolsa no ha sufrido tanto debido a las circunstancias que vive por la opa de IFM y las tensiones en su accionariado. A penas perdió un 0,23% en septiembre y sus acciones ya han recuperado los 22 euros que valían antes de la aprobación del decreto ley.

RONDA DE REUNIONES E INCERTIDUMBRE

El decreto del Ejecutivo comprende medidas como que nucleares, hidroeléctricas y renovables sin primas tengan que devolver los beneficios ‘extra’ que generen hasta marzo de 2022, así como que las grandes eléctricas tengan que subastar parte de su generación entre comercializadoras e industrias. Es por ello que la tensión se ha ido acrecentando en los últimos días y se ha podido ver claramente en las declaraciones de Sánchez Galán calificando las medidas del Gobierno como «intervencionismo terrorífico» o «hachazo» entre otras consideraciones.

Unas medidas que desde el sector consideran un ataque a la viabilidad de los contratos bilaterales de suministro a largo plazo (PPA) cerrados hace meses a precios fijos y muy inferiores a los del ‘pool’ (mercado mayorista). Argumentan la crítica señalando que las nuevas medidas hacen insostenibles la rentabilidad de todos esos contratos. Para aplacar el conflicto, la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico Teresa Ribera, anunció una ronda de reuniones con las principales compañías, algo que ha servido para recuperar la confianza de los inversores en los últimos días. La primera en acudir al encuentro con Ribera fue Endesa, que valoró «positivamente» el diálogo entablado con la ministra.

El viernes pasado también se reunió con los máximos responsables de Acciona y EDP y están previstas reuniones con los directivos de Iberdrola y Naturgy para este miércoles. En cuanto a las acciones de las principales compañías cotizadas, las reuniones con el gobierno les han servido para coger impulso ante la debacle que estaban sufriendo, pero de momento insuficiente para recuperar el porcentaje perdido.

Un día después, el jueves 14 de octubre, el Gobierno deberá presentar el real decreto en el Congreso de los Diputados para su validación. Lo que aún se desconoce es si el escrito que se presente incluirá modificaciones a estas polémicas medidas que han causado una guerra abierta entre el Gobierno y el sector eléctrico en las últimas semanas. Aunque ya hay informaciones que apuntan a las medidas podrían aplazarse o modificarse para que no suponga un impacto tan grave en los ingresos de las empresas.

Relacionados