jueves, 09 diciembre 2021

Primero ventas y luego compras: la ruta de ACS en el mediano plazo

ACS, la constructora dirigida por Florentino Pérez ha perdido cerca del 23% del valor en bolsa en lo corrido del año. Sin embargo, de acuerdo con la estructura técnica del precio, podría desvanecerse otro 15% adicional. No obstante, una vez el precio realice dicha caída, posteriormente podría ubicarse en posición alcista de acuerdo con uno de nuestros patrones psicológicos de trading más efectivos que impulsarían el precio más de un 50% al alza.

ACS es una de las compañías con mayor pago de dividendo de su sector, el cual, con un precio promedio de 22,4 euros, el beneficio por acción alcanza los 1,74 euros con una rentabilidad sobre dividendo equivalente al 14,9% de acuerdo con las cifras actuales registradas por la compañía.

Aunque parece atractivo un BPA de 1,74 euros, no es suficiente de momento para impulsar el precio al alza. Después de realizar una recuperación superior al 120% desde los mínimos creados por la pandemia en abril de 2020 cuando alcanzó cifras mínimas equivalentes a los 11,20 euros por acción, es normal que el precio busque regularidad de mercado en áreas de 19 euros por acción que confluye con el nivel 61,8% de retroceso de Fibonacci más conocido como el número Áureo.

Este movimiento a la baja desde los máximos anuales logrados en enero cuando visitó los 29,48 euros equivale a cerca del 23% de depreciación de la acción. Sin embargo, existe mayor probabilidad en que el precio presente un impacto bajista en busca de los 19 euros, movimiento que está acompañado del índice de fuerza relativa estocástico, el cual se encuentra en niveles extremos de sobrecompra.

Adicional a ello, el precio respeta una directriz bajista formada desde abril de 2019 la cual viene acompañada de las medias móviles de 250 y de 50 periodos para gráfico de marco semanal. De esta forma, lograríamos un 15% de rentabilidad a la baja para posteriormente y de acuerdo con las confirmaciones del patrón que brevemente explicaré y al mismo tiempo dibujaremos en la gráfica, será la confirmación que anularía un mayor movimiento a la baja y obtendríamos el punto de giro técnico al alza en busca de ese 50% de rentabilidad en las compras.

Este patrón lo que nos permite identificar es justamente un movimiento de truco, es decir, una V invertida sobre el nivel 61,8% de retroceso de Fibonacci el cual realiza un alto de ese truco y, posteriormente, una lateralización que presenta pérdida de fuerza alcista a través de las velas bajo una directriz negativa que puede llevar el precio al nivel Fibonacci. Una vez el precio llegue a esa área, deberá realizar una cobertura para sacar stops del público, recuperar el nivel y retestearlo a modo de truco con lo cual nos indicará el potencial movimiento alcista.

Relacionados