jueves, 09 diciembre 2021

Estados Unidos se convierte en el principal país en minado de bitcoin tras la purga en China

Estados Unidos ha sido el país más beneficiado por el veto de China a las criptomonedas. Así lo demuestran los datos de minado, que colocan al país norteamericano como el principal destino para los mineros de bitcoin, superando al gigante asiático por primera vez. El segundo país que le sigue es Kazajistán, aunque expertos aseguran que se ha colocado como destino temporal por su proximidad geográfica a China. España cuenta con un discreto porcentaje de minado, similar al de otros países europeos.

En los últimos meses ya existía una tendencia clara que reflejaba la inversión de los papeles de cada país en este aspecto, pero ahora, tras la decisión del Gobierno de Xi Jinping de prohibir cualquier actividad relacionada con las criptodivisas en China y calificarlas de ilegales, Estados Unidos se ha coronado como el territorio con más potencial para el minado.

Así lo reflejan los datos de la Universidad de Cambridge actualizados este miércoles, donde se indica que el ‘hasrate’ del bitcoin en el país alcanzó en julio el 35,4%. Este término se utiliza en la industria para medir el potencial de la red de minado de una criptomoneda. Según las cifras del Centro de Finanzas Alternativas de la universidad británica, la capacidad global de minado en EE.UU ha experimentado un aumento del 428% desde septiembre de 2020, tal y como recoge CNBC.

Hace tan solo un año China era el país líder en términos de ‘hasrate’, pero el aumento de la tensión y las medidas regulatorias en el país asiático que han culminado con la total prohibición de las criptomonedas han cambiado el ranking. Como es lógico, los datos publicados por la Universidad de Cambridge ponen a cero la participación mensual promedio de China en el ‘hasrate’ global en julio, a diferencia del 67% del mercado que acaparaba en septiembre del año pasado.

ENERGÍA MÁS BARATA

Esta migración, que comenzó en verano con los mineros abandonando el país asiático en masa, han redirigido a muchos de ellos hacia las fuentes de energía más baratas del planeta, algunas situadas en ciertos estados del país norteamericano. De hecho, estados como Texas cuentan con algunos de los precios de la energía más bajos del mundo, situación que incentiva a los mineros que compiten en una industria de bajo margen, donde su único coste variable suele ser la energía.

Además, un factor importante es el hecho de que Estados Unidos también cuenta con numerosas fuentes de energía renovable, en un momento en el que se buscan alternativas energéticas ante las críticas por la contaminación que genera la industria. El estado de Washington es el gran valedor de las granjas mineras hidroeléctricas y Nueva York también cuenta con una enorme capacidad de energía hidroeléctrica , además de tener plantas de energía nuclear, necesarias para cumplir con el objetivo de electricidad 100% libre de carbono.

En este sentido, las empresas dedicadas al minado de criptodivisas están trazando alianzas con centrales nucleares en diferentes territorios. Además de que algunos estados como Texas son favorables a la implementación de infraestructuras de minado de bitcoin y otras criptomonedas y están dando facilidades para ello.

KAZAJISTÁN DESTINO TEMPORAL

El otro país que más ha salido beneficiado de esta coyuntura en China ha sido Kazajistán. Tal y como se reflejan en los datos de Cambridge, el país asiático se ha colocado en segunda posición en términos de ‘hasrate’. De esta manera, Kazajistán acapara el 18,15 de la cuota de minado de bitcoin a nivel global.

Su proximidad geográfica con China es uno de los factores principales de que esta situación se haya producido, así como la potente industria de carbón que posee el país para suministrar abundante energía a bajo precio. A pesar de las grandes emisiones de CO2 que suponen las minas de carbón, se ha convertido en una opción rentable para muchos de los mineros que huyeron del país.

Sin embargo, los expertos consideran que esta migración es una circunstancia temporal y que los mineros terminarán desplazándose más hacia el oeste. Asimismo, una reciente ley aprobada por Kazajistán para implementar impuestos adicionales en la industria del minado criptográfico, puede suponer un desincentivo para los mineros que han migrado allí recientemente.

Por detrás de estos países, se coloca Rusia, con una capacidad de minado del 11,23% y Canadá con una cuota del 9,55%. Por su parte, España cuenta con un ‘hasrate’ bastante escueto, del 0,05%, similar al de otros países europeos del entorno como Portugal (0,02%), Italia (0,05%) o Grecia (0,04%).

Relacionados