jueves, 09 diciembre 2021

Coworkings: los grandes protagonistas de la vuelta a la oficina

Desde que hace aproximadamente año y medio muchos trabajadores comenzaron a retomar su actividad laboral desde casa, la crisis sanitaria ha transformado muchos aspectos de la relación tradicional entre trabajo y oficina. Con la vuelta a la rutina muchos trabajadores han regresado a sus puestos de trabajo y otros ya no lo harán. O al menos no de la misma manera. Tras año y medio desde que a las compañías no les quedara otra opción que implementar el teletrabajo, España va recuperándose poco a poco del golpe del Covid-19. 

Según los datos y estimaciones del Banco de España, la previsión de crecimiento es del 6,3% para este año y alcanza el 5,9% para 2022. Una pieza elemental para esta recuperación son los espacios de trabajo. En el marco actual han comenzado a tener un gran protagonismo los coworking. Esto son espacios de trabajo flexibles en los que prospera el emprendimiento, y que han abierto nuevos y prometedores caminos para el futuro.

Según los datos de Lexington, primer operador de coworking en España, el 45% de las empresas instaladas en sus espacios en Madrid y Barcelona están regresando al trabajo en formato híbrido. Frente a esto, un 39% lo hace de manera presencial y tan solo un 16% prefiere continuar con el teletrabajo. De esto sacamos en claro, que la elección favorita tanto para empresas como empleados a la hora de volver a las oficinas es el modelo de trabajo híbrido. 

VENTAJAS DEL COWORKING 

Flexibilidad, reducción de gastos y riesgos, filosofía colaborativa o estar en el centro financiero de una gran ciudad. Estas son algunas de las cualidades que dotan al coworking como el mejor modelo de trabajo que se está adaptando tras la pandemia. Y es que, los espacios flexibles se han convertido en la opción más segura para rentabilizar el emprendimiento y optimizar los recursos de compañías más consolidadas. Además, estos espacios se encuentran a la vanguardia en las nuevas herramientas tecnológicas.

En definitiva, una serie de ventajas, sobre todo la de flexibilizar los períodos de contratación, son las culpables de que esta clase de entornos cuenten cada vez más con más seguidores y de que las demandas hayan aumentado en casi un 60% en las últimas semanas. 

El 39% de las empresas están ya en formato presencial y solo el 16% sigue teletrabajando

De esta manera, las solicitudes de oficinas por días o meses han aumentado hasta un 324% en los primeros nueve meses del año en comparación al mismo período en 2020.

PREVISIÓN DE UN 90% DE OCUPACIÓN

Estos espacios de trabajo, tras experimentar una importante caída en la ocupación en el transcurso de los meses más severos de la pandemia, han vuelto con fuerza y para quedarse. Por ejemplo, en septiembre, Lexington ya poseía una ocupación media del 80% en cada uno de sus espacios de coworking. Las previsiones de la compañía para finales de año es que la ocupación alcance el 90% y que las empresas que ahora se encuentran teletrabajando vuelvan a la oficina a través del formato híbrido, llegando así a superar el 60% en esta variante. Datos que se parecen a los sacados por el estudio sobre la seguridad en el trabajo llevado a cabo por B+SAFE, en el que se señala que el 62,2% de empleados y directivos entrevistados prefieren el modelo de trabajo híbrido para la vuelta a la oficina.

Según David Vega, CEO de Lexington, “la vuelta a la oficina ya es una realidad. Desde el pasado 1 de septiembre el regreso a nuestras ubicaciones ha sido más que notable, el sector de los espacios flexibles ha sabido estar a la altura, proponer nuevos servicios adaptados y, sobre todo, dar la flexibilidad que las empresas han necesitado en cada momento”.

Así, “en esta vuelta, la modalidad híbrida se ha convertido en la fórmula de trabajo con más adeptos, un sistema que permite no solo ahorrar costes de espacio, gracias a la rotación de equipos, sino también mantener el equilibrio adecuado entre conciliación y productividad”.

Relacionados