viernes, 01 julio 2022

Los resultados de Bankinter definirán el camino del precio de su acción para antes de finalizar 2021

Bankinter iniciará este jueves la nueva ola de resultados presentados por el sector financiero del tercer trimestre, cifras que según algunos analistas estiman que dará beneficios netos del orden de los 120 millones de euros, es decir, un incremento superior al 4% en comparación al mismo período del año anterior.  Sin embargo, por otro lado, conocimos que Barclays le ha puesto precio de 4,50 euros para la acción de Bankinter lo que significa una desvalorización cercana al 10% desde los niveles actuales.

Desde los mínimos creados por la pandemia en marzo de 2020 y posteriormente en noviembre, la acción de Bankinter se ha valorizado cerca de un 140% prácticamente en un año. Ha logrado superar los niveles previos a la pandemia, los cuales se encontraban en 4,5 euros por acción y que se relaciona con el precio que le pone Barclays para antes del cierre de 2021.

A finales de agosto el precio visita los 5 euros, los cuales corresponden a un número psicológico que confluye con regularidad del mercado inversa, lo que supone áreas de pánico que podrían afectar el precio de Bankinter por lo menos hasta niveles de soporte macro ubicados en cercanías de los 3,7 euros por acción. De este modo, si los resultados presentados por Bankinter reflejan una disminución en términos financieros atados a las comisiones netas, un incremento porcentual en la tasa de morosidad por vía financiación al consumo, supondría menores rendimientos que incluso podrían estar por debajo de los rendimientos del sector bancario y de seguro impactaría el precio de la acción hasta el primer soporte en los 4,8 euros, posteriormente visitaría los 4,4 euros donde encontramos el siguiente soporte clave de 2009 y que se correlaciona con las expectativas de Barclays.

Notemos que, en el gráfico de marco semanal Bankinter se encuentra desarrollando una estructura macro bajista la cual, de trabajar por debajo de los 4,4 euros por acción, podría generar un impacto abrupto de la acción que inclusive podría llevar el precio a los mínimos de la pandemia cercanos a los 2,3 euros lo que supondría una reacción negativa de más del 40% en desvalorización.

Si por el contrario los indicadores financieros de Bankinter evolucionan como han venido presentándose durante el año, se apoyará sobre el mismo nivel de pánico técnico que confluye con el soporte de diciembre de 2019 en niveles de 4,9 euros por acción desde donde tomará el impulso necesario para visitar los máximos de 2017 ubicados en 6,7 euros por acción lo que representa una utilidad superior al 30%.

Relacionados