domingo, 02 octubre 2022

Gestamp en busca de los 5 euros

Desde los máximos anuales alcanzados el 15 de junio en niveles de 5,12 euros por acción, Gestamp se desvalorizó cerca del -36% hasta los 3,21 euros por acción cotizados el pasado 20 de septiembre. Es imprescindible notar que tenemos un soporte muy importante en gráfico de marco diario que se ubica en los 3,08 euros desde donde el precio debió haber rebotado.

Parece ser que la deficiencia en la producción mundial de microchips para el sector automotor ha sido afrontada y los compromisos a mediano plazo volvieron a tomar fuerza con el fin de cumplir los objetivos que la compañía tiene trazados para el cierre de 2021.

De esta forma, vemos que el precio ha realizado un importante truco, es decir, una V invertida sobre los 3,21 euros muy cercanos al soporte más importante del 8 de junio de 2020 desde donde ha realizado un punto de giro al alza y que, por ende, ha quebrado la última directriz bajista que se desarrolló el 15 de junio y se confirmó el 3 de septiembre de 2021.

De esta forma, podemos encontrar un patrón psicológico que representa una alta probabilidad de continuación alcista siempre y cuando cumpla los lineamientos que aquí presentamos.

Después de la realización del truco, V invertida, el precio hace un movimiento superior al vértice de ese truco y posteriormente, una lateralización la cual vemos desde el 8 de octubre hasta hoy, esta lateralización nos da dos opciones de operación ambas en camino alcista.

imagen 29 Inversion.es

La primera de ellas debería mostrar un nuevo movimiento alcista que quiebre los máximos de dicha lateralización y posteriormente los retestee preferiblemente por encima de las medias móviles exponenciales de 50 y 250 periodos para desde allí apoyarse e impulsar el precio a los targets ubicados en los 5 euros por acción. Este objetivo se considera un precio psicológico y al mismo tiempo es referencia del precio máximo anual. Adicional a ello, es una fuerte resistencia en gráfico de marco mensual que se demarca en abril y septiembre de 2017. Esta es una operación considerada entre el mediano y largo plazo que otorgaría un 30% de rentabilidad.

La segunda opción y que tiene bastante probabilidad, es que el precio desarrolle un movimiento a la baja de manera tal que visite el soporte en los 3,05 euros por acción los cuales deberá respetar para desde allí generar el mismo movimiento al alza. Consideramos de mucha viabilidad esta opción dado que el índice de fuerza relativa se encuentra trabajando desde hace prácticamente un mes en áreas extremas de sobrecompra, por lo cual consideramos natural un movimiento de retroceso. Esta segunda opción otorga una rentabilidad superior al 60% considera a largo plazo.

Relacionados