martes, 29 noviembre 2022

Ander Muelas (Endurance): “En 2022 tendremos muy buenas noticias en el sector naval”

Endurance Motive debutó en el BME Growth el pasado 8 de julio. Tres meses después su valor ha aumentado un 121,6%, aumentando la cotización de sus acciones desde los 1,85 a los 4,10 euros actuales. La empresa valenciana, fundada por los empresarios Ander Muelas y Carlos Navarro, está especializada en el desarrollo y ensamblaje de las celdas que componen las baterías de litio que utilizan multitud de vehículos eléctricos. La cotizada, que provee a empresas como Mitsubishi o Toyota, ya cuenta con un valor de capitalización de 35,15 millones de euros.

“La valoración de estos meses es muy positiva. Hemos conseguido mucha notoriedad para tener más posibilidades de vender nuestro producto y lograr más confianza en los inversores”, señala Ander Muelas a INVERSIÓN.es. El éxito del crecimiento de la empresa de baterías de litio se debe a la confianza y la transparencia con la que opera al estar en un entorno regulado que ha proporcionado llegar a más clientes y más grandes. «Hay otros clientes que hace un año no pensaban en nosotros o que nosotros pensábamos que iban a llegar más tarde, pero ya están acercándose».

Como muchas otras pequeñas compañías que dan el salto al BME, a Endurance se le ha abierto un abanico de posibilidades para ampliar capital, crecer y llegar a un mayor número de clientes. “Ahora estamos trabajando en un crecimiento más inorgánico, de búsqueda de compañías para adquirir y aumentar nuestro tamaño”, explica el consejero delegado de Endurance. Y, aunque el crecimiento exponencial de la compañía va por buen camino, aún es pronto para dar el salto al Mercado Continuo y empezar a competir a un nivel más elevado. «Estas cosas van llegando de forma natural, no hay una planificación. Son etapas que hay que cumplir y ahora mismo estamos en el kilómetro cinco de una maratón, por así decirlo. Seguro que llegará de forma natural, pero ahora solo pensamos en seguir creciendo y dar un buen servicio a nuestros clientes».

BUENAS NOTICIAS EN EL SECTOR NAVAL

Son tres los sectores principales donde opera la compañía valenciana, desde el desarrollo de este tipo de baterías para máquinas empleadas en intralogística (carretillas, elevadores mecánicos) hasta el sector naval, pasando por aplicaciones en movilidad urbana o micro movilidad. Aunque, de momento el grueso del negocio viene del primero, tal y como señala el empresario: “nuestros clientes son principalmente los concesionarios de las grandes marcas de intralogística, empresas grandes que apuestan por un tipo de batería para todos sus vehículos de manera global”.

Pero Muelas y Navarro ya están trabajando para el próximo año obtener buenas cifras de facturación procedentes del sector marino, que poco a poco se está electrificado y cambiando el plomo (más contaminante y menos eficaz) por el litio. “Tenemos las primeras baterías vendidas y vemos que aquí el horizonte es inmenso. Ya estamos funcionando en los primeros barcos, pero el grueso de ventas va a llegar a lo largo del segundo trimestre del año que viene. En 2022 tendremos muy buenas noticias en el sector naval”, asegura el CEO.

«PARA COMPETIR CON CHINA SE NECESITA APOYO INSTITUCIONAL»

Confían en que tanto la transición hacia el litio en este mercado, así como el mayor tamaño de las baterías empleadas en él ayuden a crecer su volumen de negocio. En cuanto al tercer segmento en el que opera, Endurance trabaja en el desarrollo de baterías para motocicletas, vehículos de reparto y minibús. Se trata de un segmenteo todavía en progresión, donde «la explosión de facturación va a llegar en dos años o dos años y medio«, según afirma Ander Muelas, que cree que para 2023 verán buenos resultados en este aspecto.

EXPANSIÓN INTERNACIONAL

Por el momento la intralogística es lo que ha llevado a Endurance a obtener buenos datos de facturación, cuyas previsión es multiplicar por dos las cifras del año anterior, en el que llegó a facturar 2,3 millones de euros. Buena cuenta de ello es el acuerdo que ha logrado con el principal operador de intralogística aeroportuaria en Francia para suministrar las baterías de litio para los camiones remolque que empujan a los aviones en las pistas de los aeropuertos. «Nuestro objetivo es ambicioso, pero con expectativas reales. En el sector intralogistico en España ya somos líderes y ahora estamos expandiéndonos por Italia, Francia, Alemania y Reino Unido«, explica el CEO.

Otro de los grandes proyectos en los que está inmersa Endurance Motive es el de la denominada gigafactoría que se va construir en Valencia. Una gran fábrica de baterías impulsada por el fabricante Power Electronics, donde participan 23 empresas agrupadas en la Alianza Valenciana de Baterías. A través de esta inversión, que supera los 2.000 millones de euros y que cuenta también con el apoyo y financiación de la Gneralitat Valenciana, se pretende tener un foco para competir con otras potencias mucho más avanzadas.

«Es un proyecto de calado estratégico nacional y europeo. En este momento, gran parte de la producción de celdas de litio vienen de China y Corea. Para competir con ellos se necesita apoyo institucional y de fondos como el Next Generation EU. Es necesario mirarlo de manera global y empezar a planificar desde Europa», asegura Muelas.

«NO HAY ESPECULACIÓN CON EL LITIO«

En cuanto al las críticas al mercado del litio por la especulación que afecta a los precios de esta materia prima, el empresario es tajante: «No hay especulación con el litio. Ni existe ni la estamos viendo. Además, hay que aclarar que una celda de batería solo lleva un 2% de litio, el resto son otros materiales como el cobre o el aluminio». En este sentido, cree que las mejoras en los procesos de fabricación harán que las celdas vayan bajando de precio en los progresicamente. «Todo indica que año tras año las celdas de litio vayan bajando de precio en torno a un 5% por las mejoras en estos procesos y por la crecación de más fábricas que den soporte a la demanda».

Pero no solo el precio de este metal provoca dificultades en este sector, sino que la crisis por la escasez de chips semiconductores es otro de los retos a los que se enfrentan. «Nosotros nos hemos movido rápido para no sufrir las consecuencias y tampoco tenemos un tamaño muy grande como para que nos afecte demasiado. Tenemos una relación muy cercana con los fabricantes de celdas y todos los acuerdos necesarios para tener asegurado el volumen de todo el año que viene y a un precio razonable», indica Ander Muelas.

Relacionados