jueves, 09 diciembre 2021

Iberdrola enfrenta su semana grande ante su poderosa resistencia

Iberdrola encara en los próximos días su semana más importante del año. Por un lado, se conocerá el nuevo plan del Gobierno para las eléctricas y una hipotética rebaja del precio de la luz, medidas que se anunciarán este martes y que entrarían en vigor, previsiblemente, el próximo miércoles. Por otro lado, el mercado se concentrará completamente en este gigante, junto a la gran banca española, el próximo jueves. Ese día dará a conocer sus resultados trimestrales, en plenos máximos en el precio de la luz.

La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán mantiene un duro enfrentamiento con el Gobierno de Pedro Sánchez en esta crisis energética sin precedentes en España y gran parte del mundo. Los costes de la energía están tensionando todos los mercados y disparando los precios de materias primas y alimentos básicos, una situación que se une a los cuellos de botella de Asia y Reino Unido, donde comienzan a escasear algunos productos. Con este repunte de precios, el petróleo se ha revalorizado, mermando aún más el bolsillo de los consumidores.

El Ejecutivo ha declarado una guerra abierta y casi sin cuartel contra las eléctricas. Las señala como las principales culpables de los elevados precios energéticos. Entre otras, el Ejecutivo ha aplicado diferentes medidas intervencionistas que atentan directamente contra los beneficios de este sector, generando una fuerte inestabilidad e inseguridad jurídica.

IBERDROLA, UN 19% AL ALZA FRENTE A UNA CAÍDA POTENCIAL DEL 11%

Estas fuertes imposiciones se han traducido en un importante desplome en Bolsa. El precio de las acciones de Iberdrola ha descendido un 17% en el mes de septiembre y es una de las peores del Ibex 35 durante este año. Desde enero, el precio de los títulos ha caído casi un 19%. En respuesta a la decisión del Gobierno, la compañía eléctrica ha adoptado drásticas medidas, como eliminar a España de su plan de inversión. El anuncio de una inversión de 7.000 millones de euros en Reino Unido dejó fríos a los políticos.

Iberdrola, no obstante, se está sacudiendo de estas caídas en este mes de octubre. Con la luz marcando precios altos cada jornada, la eléctrica ha recuperado más de un 11%, ha recordado Roberto Rojas, analista de Admiral Markets. No obstante, desde enero ha registrado una caída desde los 11,675 euros a los 9,68 euros por acción. Todo, “tras haber marcado mínimos anuales el pasado mes de septiembre en torno a los 8,6 euros por acción“.

Gráfico bursátil de Iberdrola
Gráfico bursátil de Iberdrola

A nivel técnico, el gráfico de Iberdrola dibuja un “fuerte retroceso del último impulso bajista“, ha destacado Rojas. En este sentido, el precio de las acciones de la eléctrica de Ignacio Sánchez Galán se enfrenta a “su nivel de retroceso de Fibonacci del 61,8% tras superar al alza a sus medias móviles de corto y medio plazo de 18 y 40 sesiones”.

EL BENEFICIO DE ENERO A SEPTIEMBRE PODRÍA ROMPER RESISTENCIAS O PERFORAR SOPORTES

Estas líneas se visualizan en el gráfico en blanco y naranja, respectivamente, mientras que la roja muestra la evolución de la media de 200 sesiones. De esta forma, este impulso alcista desde los mínimos anuales está provocando “un cruce al alza de su indicador MACD de la línea de 0 y la entrada en niveles de sobrecompra de su indicador estocástico“, ha considerado Rojas. Este cruce muestra “fortaleza” en este impulso, aunque tal y como podemos observar en el gráfico el precio actualmente tiene varios niveles de resistencia importantes.

Por el momento, Iberdrola se encuentra ante las resistencias del 61,8% de Fibonacci y el soporte del 50% de este movimiento. Romper al alza o a la baja dependerá de los resultados del próximo miércoles. “Un resultado mejor de los esperado podría provocar una ruptura alcista, mientras que unos resultados negativos podrían provocar un nuevo descenso en busca de su media móvil de 18 periodos”, ha considerado Rojas.

BERENBERG ha aconsejado mantener las acciones de Iberdrola tras incrementar el precio objetivo

Las ganancias estimadas para Iberdrola son de 7.810 millones, unos 0,1535 euros por acción. Asimismo, se especula con una posible salida a Bolsa de su negocio de energía eólica marina tras su reorganización en Estados Unidos, “obteniendo así una mayor liquidez“.

La firma de análisis alemana Berenberg, por su parte, ha aconsejado “mantener” las acciones de Iberdrola, tras incrementar el precio objetivo en un 11%, hasta los 10 euros por título. En dicho informe ha tenido en cuenta “las preocupaciones sobre el entorno regulatorio español” e “incorporado los efectos del impuesto al carbono”.

BERENBERG APUESTA POR IBERDROLA

Es decir, uno de los peores escenarios posibles para Iberdrola. Aún así, Berenberg estima que el precio para Iberdrola se situaría en un amplio rango, entre los 8,7 y los 11,5 euros por título. Es decir, un potencial de caída del 11% o una subida del 19%. No obstante, ha advertido que la subida dependerá de la eliminación de los derechos del CO2 en España.

Berenberg ha indicado que la mayor parte de las medidas adoptadas por el Gobierno en materia energética “se centran en gran medida en el uso de medidas fiscales”, como exenciones y el reciclaje de los ingresos de las subastas. También ha señalado que se ha apoyado en los contratos PPA -compraventa de electricidad a largo plazo- y en las subastas, aunque en las últimas no han participado ninguna de las grandes participantes, como Endesa, la propia Iberdrola y el fondo KKR.

Las medidas del Gobierno le podrían costar el 3% de sus ingresos en 2022, ha afirmado la firma alemana. En su estimación, espera que el precio de los derechos de CO2 se sitúen en los 110 euros por tonelada. En este sentido, el hachazo a Iberdrola le podría costar 0,3 euros por título, el 3% respecto al precio objetivo fijado.

Para la firma alemana, Iberdrola ha mostrado cifras muy positivas, como un “crecimiento decente” y una combinación de activos para afrontar con solvencia su futuro en el sector. Aún así, ha destacado uno de los puntos clave para su negocio: la intervención política en el mercado eléctrico, como también lo es la consolidación de su negocio de redes y la consolidación de las compras en Estados Unidos.

Relacionados