jueves, 01 diciembre 2022

La digitalización dará a Prosegur el impulso a los 3 euros por acción

Prosegur es un referente de servicios globales de seguridad a nivel mundial que siempre será noticia. Últimamente conocimos de los avances tecnológicos por los que se ha inclinado la compañía para mejorar sus procesos y los resultados de sus actividades en los cuales ha incluido la integración y conexión en la nube de Azure, servicio prestado por Microsoft a través de Dynamics 365 for sales.

De esta forma, Prosegur avanzará y potenciará su estandarización comercial identificando las mejores prácticas de su negocio para replicarlas en cada zona de los 26 países donde tiene presencia. Con el plan de digitalización que ha adoptado Prosegur, la mayoría de sus labores están automatizadas logrando que más del 90% de los contratos sean firmados digitalmente incrementando la eficiencia en y seguridad en los servicios.

Estamos convencidos de que todo proceso de mejoramiento continuo impulsará a favor, el movimiento de la acción de la compañía en el largo plazo. Acordémonos que empresas como Prosegur, permiten adoptar inversiones que no son cíclicas sino constantes por la naturaleza de su negocio. Esto permite que este tipo de acciones, aunque tengan retrocesos considerables como los que sucedieron para Prosegur por causa de la pandemia, se mantengan firmes frente a cualquier crisis.

Aunque a Prosegur le ha costado retomar los niveles de la acción previos a la pandemia que se encontraban por los 3,8 euros por acción, vemos que en el mediano y largo plazo presenta la capacidad para alcanzarlos.

Muy tan importante como mostramos en gráfica de marco semanal, es que el precio está desarrollando un patrón alcista que, conjugado con niveles técnicos, podrían devolver el precio a los máximos de 2021 arriba de los 3 euros por acción como primer objetivo.

Si detallamos, encontramos una formación de truco que se desarrolla desde el 21 de diciembre hasta el 25 de enero/2021, la cual realiza un alto del truco y, posteriormente, una lateralización con lo cual desgasta al público. Seguido, realiza lo que conocemos como una asimetría que es simplemente el quiebre de la parte superior de la lateralización anterior y el regreso justo al nivel superior de dicha lateralización desde donde el precio ejercerá una presión bajista a modo de flush, es decir, un impacto a la baja.

Este movimiento alcanzará la base del truco, es decir, niveles cercanos a los 2,2 euros que confluyen con el 61,8 de retroceso de Fibonacci justo en lo que conocemos como regularidad de mercado, es decir, un área en que el precio, después de un largo periodo de crecimiento, genera un retroceso máximo hasta dicho nivel.

imagen 36 Inversion.es

Una vez el precio realice ese movimiento bajista, debemos confirmar que genere una ruptura del nivel de regularidad de mercado, posteriormente, recuperación y retesteo de dicho nivel donde será la confirmación de la compra que estaría en relación con la directriz alcista macro que se está formando, así como del índice de fuerza relativa que se encuentra en posición de compra.

Una vez más, el objetivo de este patrón se encuentra en 3,07, precio máximo de 2021 que confluye con un vértice del truco macro de abril de 2008 previo a las caídas por la crisis inmobiliaria. Esta operación otorgaría cerca del 36% de beneficio entre el mediano y largo plazo.

Relacionados