jueves, 01 diciembre 2022

El rival sostenible de Google lanza un fondo de capital riesgo para abordar la crisis climática

spot_img

Ecosia es una de las compañías que tratan de hacer frente al monopolio que ostenta Google en todo el mundo. Su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente ha logrado captar la atención de millones de personas que prefieren navegar por Internet a través de este motor de búsqueda, que destina gran parte de los ingresos publicitarios para plantar árboles. Ahora ha lanzado un fondo para respaldar económicamente a las empresas de tecnología que abordanla crisis climática.

El rival sostenible de Google ha puesto en marcha un fondo de capital riesgo de 350 millones de euros denominado World Fund (Fondo Mundial). La idea de la compañía alemana es invertir en las próximas generaciones de emprendedores que apuesten por abordar el problema medioambiental, tal y como ha señalado el director de Ecosia Christian Kroll al medio estadounidense CNBC. De esta manera, ha asegurado que medirá el éxito de este proyecto en los «rendimientos climáticos», además de los financieros.

Ecosia cuenta con 15 millones de usuarios activos mensuales y espera lograr unos ingresos anuales de 25 millones de euros en 2021. Aunque cada vez más gente apuesta por motores de búsqueda alternativos como este, todavía Google es el dominador del mercado con miles de millones de usuarios.

Ecosia ha plantado un total de 136 millones de árboles hasta la fecha, una iniciativa que, aunque bien intencionada y positiva con el medio ambiente, no deja de ser un gesto insuficiente. Es por ello que ahora se ha puesto en marcha para lanzar el Fondo Mundial gracias a la colaboración de agentes públicos y privados. De hecho, más de la mitad del financiamiento para el fondo de capital riesgo ya ha sido comprometido por empresarios y grandes instituciones.

EL MÁS GRANDE DE EUROPA

En este sentido, desde Ecosia esperan que la creación de este ‘private equity’ que recaude capital de fuentes alternativas ayude a reducir el problema climático. El Fondo Mundial se utilizará para respaldar unas 40 empresas que se encuentren en etapa inicial y en etapa de crecimiento, pero estas deben cumplir unos requisitos que concuerden con el compromiso de sostenibilidad del proyecto.

Así, todas las empresas en las que invierta el fondo deben contribuir a una reducción significativa de las emisiones de dióxido de carbono. Específicamente, el Fondo solo invertirá en empresas que tengan el potencial de eliminar 100 megatones de dióxido de carbono cada año de la atmósfera. También buscará respaldar a aquellas empresas ubicadas en los sectores de la alimentación, agricultura, transporte o el ‘buid environment’ entre otros.

El fondo lanzado por Ecosia es el más grande en su ámbito en Europa, mientras que el más grande del mundo es Breakthrough Ventures, que pertenece al cofundador de Microsoft Bill Gates y cuyo capital asciende a 2.000 millones de dólares (unos 1.700 millones de euros).

SE DISPARA LA INVERSIÓN EN TECNOLOGÍA CLIMÁTICA

La iniciativa de Ecosia refleja la tendencia en el mundo de la inversión por la apuesta de empresas emergentes basadas en tecnología climática, es decir, en empresas que aborden uno o más de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. De este modo lo refleja también el último informe realizado por el proveedor de datos de startups Dealroom y la agencia de comercio internacional, inversión y promoción de Londres London & Partners.

Según este informe, el sector ha recaudado 32.000 millones de dólares (27.500 millones de euros) en 2021, una cifra récord que supone casi cinco veces más que lo que se invirtió en 2016. Así, la investigación publicada el pasado martes muestra que la inversión global de capital riesgo en tecnología climática se ha disparado de 6.600 millones en 2016 a los 32.300 millones de este año.

De igual manera, el informe de Dealroom señala que Europa es ahora la región con un crecimiento más rápido en este tipo de empresas, donde la inversión ha aumentado siete veces desde 2016. En consonancia con todos estos datos, el director ejecutivo de Blackrock, Larry Fink, también señaló a principios de esta semana que las próximas compañías consideradas como unicornios estarán en tecnología climática.

Relacionados