miércoles, 30 noviembre 2022

Los resultados Q3 de Meliá impulsarán su acción un 14%

En esta etapa del año se hacen sumamente importantes los resultados que las compañías presentan respecto del tercer trimestre, en especial, cuando las comparaciones se basan con respecto al año anterior, que para este caso y por culpa del COVID-19, fue un año nefasto. Meliá Hotels International no es una excepción y lo que fue en el año 2020 las pérdidas acumuladas fueron históricas.

Una vez se procede a la vacunación mundial y al levantamiento de las restricciones sobre movilidad, las empresas del sector hotelero comienzan una pronta recuperación que reduce porcentualmente las pérdidas en 2021. Meliá registró un resultado negativo equivalente a 151,2 millones de euros para el primer semestre de 2021. Esto le representó una reducción de las pérdidas cercana al 58% en comparación con los 358 millones de euros de pérdida frente al mismo periodo de 2020.

El próximo 4 de noviembre conoceremos dichos resultados donde el mercado, aparte del incremento en los ingresos, espera al mismo tiempo una recuperación de las pérdidas, pero muy importante, que su beneficio por acción se aleje de los números rojos que se encuentran en los -0,4354.

Con la llegada de la temporada de verano la reactivación de las empresas hoteleras tomó un impulso sin precedentes, pero de momento parece no ser suficiente para que las acciones de Meliá trabajen por encima de los niveles previos a la pandemia ubicados arriba de los 7,3 euros por acción.

El pasado mes de septiembre compartíamos un artículo a través de nuestra web inversión.es, donde realizábamos una operación de compra la cual estuvo muy cerca de llegar al objetivo más cercano justamente en los altos de junio por niveles de 7,2 euros. El precio de la acción alcanzó los 7,08 euros desde donde realiza un retroceso nuevamente a las áreas de compra donde se encuentra actualmente. Este retroceso parece ser que está relacionado a los altos costes de la energía que afecta en gran proporción la recuperación que Meliá viene trayendo, por lo cual se hace imprescindible unos buenos resultados trimestrales.

imagen 37 Inversion.es

De ser así, el precio de la acción podrá impactar nuevamente a los altos esperados como primer objetivo ubicados en los 7,29 euros por acción. Sin embargo, desde el punto de vista técnico, es importante que el precio respete el soporte más cercano en inmediaciones de los 6,13 euros por acción donde se encuentra trabajando actualmente. Pero adicional a ello, el precio debe realizar la ruptura al alza de la media móvil exponencial de 50 periodos y al mismo tiempo ubicarse por encima de los 6,37 euros equivalentes a la base del truco que genera el patrón alcista psicológico sobre línea tendencial y punto medio de canal alcista para gráfico de marco diario.

Este patrón ya ha realizado lo que conocemos como short covering de manera tal que nos da un primer indicio de punto de giro al alza. Una vez realizada la ruptura de la media móvil y retestee el área de compras en niveles de 6,34 euros, estaríamos en posición de compra apoyados del índice de fuerza relativa que se encuentra en niveles extremos de sobreventa. De acuerdo con unos positivos resultados trimestrales de parte de Meliá nos otorgaría un nada despreciable 14% de rentabilidad en el corto plazo.

Relacionados