lunes, 16 mayo 2022

Intercity: una salida a Bolsa que rompe con la opacidad del fútbol español

El Intercity ya es el primer club de fútbol que cotiza en España, una operación que su presidente, Salvador Martí, considera «histórica». El club ha abierto un nuevo frente en la financiación deportiva española. Hasta ahora, ningún club de fútbol había dado el salto al mercado de valores. Ha sido el club alicantino el primero en imponer un «modelo de financiación disruptivo«, basado en la transparencia, tal y como apunta su presidente. Lo hace bajo el ticker de «CITY», y ha comenzado a cotizar con una acción por valor de 1,20 euros. 

Los inversores disponen de 4 millones y medio de acciones, las cuales servirán para que «los aficionados sean participes de las decisiones del club«, apunta Salvador Martí. De esta forma, el Intercity, a parte de ser un club de fútbol, pasa a ser una compañía cotizada.

La compañía salta al BME Growth, con «muchísimas expectativas», aunque sin unas previsiones marcadas a corto plazo, ya que no tienen ninguna referencia en el mercado de valores español. Ser el primer club de fútbol que pasa a cotizar en el mercado de valores (en España), como poco, llama la atención de los inversores, sean o no aficionados del club. «Tenemos a mucha gente que ha llamado interesándose por el proyecto», afirmaba Salvador Martí.

EL INTERCITY PUEDE MARCAR EL CAMINO DE LOS CLUBES ESPAÑOLES

Lo que podemos dar por seguro es que un modelo de financiación totalmente distinto dentro del fútbol español. Hasta ahora, los clubes españoles, bien eran de los socios como son Barça o Real Madrid, o de un empresario o empresa potente que adquirió una parte importante de un club. En el panorama internacional, se ha hecho popular la presencia de magnates rusos o jeques árabes que compran un determinado club y impulsa económicamente.

Intercity
Entrada Bolsa de Madrid – Debut de Intercity

El caso del Intercity es totalmente nuevo en nuestro país. «La ventaja de ser un club cotizado es que cualquiera puede entrar», explica su presidente. Y es verdad, ya que cualquier aficionado del Intercity, o un inversor apasionado del fútbol, puede entrar en al accionariado del club, e intervenir en la toma de decisiones del equipo. «Los accionistas tienen la financiación y la liquidez que quieran para acometer cualquier proyecto. Desde la construcción de un nuevo campo de fútbol, un aumento en el presupuesto de la próxima temporada, fichar a grandes jugadores…», explica Salvador Martí. 

La presencia de capital externo hace que Intercity tenga «una ventaja de financiación adicional», aseguran desde el club. Aunque también asumen el riesgo de que entren accionistas no deseados.

UN MODELO TRANSPARENTE 

Intercity, de esta manera, rompe con la opacidad que tanto caracteriza a los clubes de fútbol. Los clubes, a pesar de hacer asambleas de compromisarios o socios, no tiene porque desvelar sus cuentas trimestrales, semestrales o anuales. Intercity, al ser una compañía cotizada, debe hacer públicas sus cuentas cada semestre, e informar a sus accionistas de cualquier hecho relevante que ocurra en el entorno del club. Se puede decir que Intercity debe dar detalles de cualquier movimiento económico

Salvador Martí considera que es un modelo de financiación transparente. «Es un ascenso de categoría, sobre todo en transparencia. Hemos pasado de ser un club privado, a uno público», apunta el mandatario. 

EL PRECIO DE LA ACCIÓN SERÁ DIRECTAMENTE PROPORCIONAL A LA CLASIFICACIÓN DEL EQUIPO

INTERCITY SUBIRÁ EN BOLSA SI GANA

En cuanto a las previsiones bursátiles, desde el club no se marcan un nuevo objetivo a corto plazo. Intercity ha sido pionero, son los únicos que han dado el salto al mercado de valores en España, y, por lo tanto, no tienen ninguna referencia. Por lo pronto, Salvador Martí considera que el precio de la acción «será directamente proporcional a la clasificación del equipo«. De momento, el club no cuenta con una exposición mediática grande. Es decir, no tienen recursos potentes ni a nivel televisivo ni de merchandising, por lo que la opinión del mandatario parece que es la que más de ajusta a la lógica. «Si el equipo está en puestos de playoff, las expectativas serán altas y la acción subirá. Será apasionante», añade Martí.

POTENCIAR LA ECONOMÍA PARA MEJORAR DEPORTIVAMENTE 

Intercity perseguía el salto al mercado de valores desde su fundación en 2017. El BME acoge a aquellas empresas con un potencial económico. Las compañías, a la hora de entrar en el mercado de valores, pueden perseguir bien una mayor exposición mediática, reforzar su imagen y situarse en el mapa, o, por otro lado, captar capital externo para tener mayor margen de maniobra.

LA INYECCIÓN DE CAPITAL PUEDER PERMITIR FICHAR A GRANDES JUGADORES, CONSTRUIR UN ESTADIO…

Salvador Martí despeja las dudas sobre esto, y explica que Intercity salta al BME por el nivel económico. Estar en el mercado de valores «puede hacer que la gente inyecte capital en el club, y así podamos fichar a grandes jugadores, y, además, permite al inversor vender sus acciones cuando exista revalorización», explica el presidente. Por lo tanto, es una salida a Bolsa que busca beneficios meramente deportivos.

Intercity ya es un club histórico, al menos desde el punto de vista bursátil. El club alicantino ha roto con la imagen opaca que los clubes de fútbol transmiten en numerosas ocasiones, y, además, se convierten en el primer club español que establece un modelo de financiación que puede solventar todos los problemas económicos que la pandemia ha generado. Estaremos atentos si otros clubes de fútbol españoles se suben al barco de la cotización.

Relacionados