lunes, 16 mayo 2022

Pharmamar: el quiero y no puedo del Ibex 35

Pharmamar está firmando un año bursátil para el olvido. La que fuese una de las protagonistas del Ibex durante 2020, está viendo como el año de la recuperación económica está siendo el año del desplome bursátil. La realidad es que la compañía se ha visto envuelta en una espiral dónde la volatilidad del precio de sus acciones ha sido una constante. Además de esa volatilidad, la característica principal de la farmacéutica en Bolsa es la tendencia bajista

Hace una semana, Pharmamar publicaba sus cuentas trimestrales. A pesar de atribuirse un beneficio neto de 54,7 millones de euros, y alcanzar los 119 millones de euros en ingresos, los inversores no han confiado en la compañía. La realidad es que las cuentas del tercer trimestre de la compañía farmacéutica no han logrado auparles en Bolsa. 

De hecho, el pasado viernes 29 abrían con acciones con un precio de 71,44 euros, para abrir el lunes siguiente con 67,20 euros por título. Desde Pharmamar comunicaron a la CNMV que “no tiene conocimiento de absolutamente ninguna razón desde el punto de vista de fundamentales de la compañía ni noticias sobre el grupo Pharmamar que pudieran justificar esta caída del valor de las acciones”. La compañía presidida por José María Fernández Sousa Faro muestra su incredulidad ante el descenso que están experimentado en el mercado de valores. 

DESCENSO DE MÁS DEL 49% CON RESPECTO AL AÑO PASADO

Viendo la trayectoria anual en Bolsa de Pharmamar, la compañía se devaluado en un 49,56%. Desde inicios de año, la compañía ha retrocedido un 19,58%. En el último semestre, la farmacéutica con sede en Madrid ha descendido un 30,29%. Y en este último mes, la empresa se anota una bajada del 13,45%. Esta es la realidad de una compañía que en febrero tenía acciones por valor de 119,40 euros, y actualmente valen algo más de 61 euros. 

VANGUARD Y BLACKROCK HAN AUMENTADO SU POSICIÓN ESTE AÑO RESPECTO AL CIERRE DE 2020

Estos datos evidencian el mal año bursátil de Pharmamar, a pesar de ser una empresa que cuenta con una buena cartera de negocios, y pertenece a un sector defensivo como es el farmacéutico. Esto es un punto importante, ya que el farmacéutico, antes de la Covid 19, era el sector que encarrilaba al Ibex, y de momento, sigue respondiendo. Se trata de un sector necesario para la sociedad, y por ello siempre va a tener una demanda estable. Es difícil de entender como Pharmamar, a la que muchos analistas la consideran la piedra angular del sector en España, se ha deteriorado en el mercado de valores de esta manera.

PHARMAMAR, LA PANDEMIA ESTÁ ACABANDO 

Las comparaciones son odiosas, y en el caso de Pharmamar, puede ser un factor clave a la hora de entender este descenso. En 2020, la compañía se anotó un año bursátil excelente. Naturalmente, la pandemia de la Covid benefició enormemente a las farmacéuticas, quienes vieron cómo sus ingresos se elevaban a niveles récord. La compañía de Fernández Sousa no fue una excepción, y durante el tercer trimestre del pasado año, el precio de los títulos de la compañía era de 134,20 euros, máximo histórico.

La actualidad es que las farmacéuticas siguen siendo una buena opción para invertir, pero están lejos de los números que obtuvieron el pasado año. El mercado se ha estabilizado a causa de la vuelta a la normalidad. La pandemia está llegando a su fin, y las farmacéuticas están volcándose en otros mercados. 

Presidente de Pharmamar
José Fernández Sousa, presidente de Pharmamar

PHARMAMAR CUMPLE CON LAS VALORACIONES BAJISTAS 

La volatilidad y la tendencia descendente de la empresa en Bolsa ha llamado la atención de los accionistas mayoritarios de Pharmamar. Algunos como Vanguard o Blackrock han incrementado su posición este año respecto al cierre de 2020. Otros como Goldman Sachs no están por la labor, y han decidido dejar de apostar por la farmacéutica

Con la presentación de resultados trimestrales, las casas de análisis dieron sus valoraciones acerca de la empresa. Muchas de ellas como Oddo o Alantra recortaron el precio de la acción de la compañía. Pharmamar ha visto como las previsiones a la baja de las casas de análisis se cumplían. 

El farmaceútico sigue siendo un buen sector en el que invertir. Se trata de un mercado estable y que, a largo plazo, puede ser rentable. El caso concreto de Pharmamar es más complicado. Ni ellos mismo saben porque no remontan en Bolsa a pesar de mantener su presencia en el mercado. Algo que ha caracterizado a la compañía durante este año son las ventanas cortas, las cuáles benefician a Pharmamar. Veremos si la farmacéutica logra remontar en este último trimestre, o, por el contrario, terminan firmando un año bursátil alejado de las expectativas de la empresa. 

Relacionados