jueves, 11 agosto 2022

El comercio textil crece en octubre y confía en seguir recuperando en la campaña de Navidad

spot_img

La moda avanza en su recuperación. En octubre, las ventas del comercio minorista de ropa, complementos y textil hogar en España aumentaron un 6,3% respecto al mismo período de 2020. Encadena así su segundo mes de subida consecutivo, según los datos ofrecidos por la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex).

En concreto, el sector suma dos meses con incrementos tras crecer un 8% en septiembre, pero el acumulado anual se anota un descenso del 16,8% respecto a 2020 y de un 35,7% en lo que va de año respecto a 2019, año anterior a la crisis sanitaria derivada del coronavirus.

La moda está muy lejos de recuperar los niveles anteriores a la crisis. En 2020, el sector fue uno de los más afectados por las restricciones no sólo a su actividad directa, sino también por las impuestas al trabajo presencial y la vida social, que son una de las principales ocasiones de uso de la ropa. En este contexto, el comercio de moda terminó el año de la pandemia con un desplome histórico de ventas del 39,8%.

Solo en 2020, la pandemia provocó el cierre de una de cada cuatro tiendas textiles en España. A cierre del año pasado estaban operativas 47.101 tiendas, una pérdida de 15.000 establecimientos respecto al cierre de 2019. Esto también impactó en el empleo, con una pérdida del 13% de los trabajadores del sector sin contar los que estaban en ERTE. En total, los establecimientos textiles sumaban 1722.432 empleados, casi 27.000 menos.

LA SITUACIÓN SIGUE SIENDO PREOCUPANTE

El presidente de la patronal, Eduardo Zamácola, ha señalado que el incremento de las ventas en octubre es un “dato positivo” aunque ha precisado que hay que poner el contexto de que en 2020 las ventas se desplomaron un 37,3% por lo que la base comparable es muy baja. “Es el segundo mes consecutivo con incremento de ventas, dato positivo y que nos da más confianza de cara a la campaña de Navidad”, ha señalado.

Zamácola reconoce que la situación del textil “sigue siendo preocupante”, aunque es optimista de cara a este final de año. “Vemos un poco de alegría en los clientes, al mejorar los índices de la pandemia, eliminación de restricciones, la vacunación, lo que se va traduciendo poco a poco en ventas”, ha explicado. “Por ello, queremos seguir siendo optimistas de cara a los dos meses que quedan de año y confiamos en que la campaña de Navidad sea buena y se puedan ir recuperando las ventas”, ha subrayado.

Relacionados