jueves, 09 diciembre 2021

Siemens caerá un -18% adicional en el corto plazo

El pasado viernes Siemens Gamesa presentó resultados financieros los cuales el mercado ya había descontado desde hace más de una semana con una desvalorización del -23% dado que Siemens durante el último semestre, realizó varias actualizaciones y previsiones sobre sus objetivos lo que era un preámbulo de los resultados negativos esperados.

Evidentemente, Siemens Gamesa registró pérdidas de 627 millones de euros, sin embargo, aunque esto representa un resultado negativo, la realidad es que significa al mismo tiempo una disminución equivalente al 31,7% frente a los datos negativos del ejercicio anterior los cuales fueron de 918 millones de euros. Las ventas registradas alcanzaron los 10.198 millones de euros lo que corresponde a un incremento del 7,5% frente al ejercicio anterior. Resultado que ha sido apoyado gracias al buen desempeño que tuvieron las unidades de negocio offshore y servicios con un 16% y 9% respectivamente.

Es claro para la compañía como para el mercado en general, que el elevado costo de la materia prima y del transporte son los factores principales que impactaron la rentabilidad del año fiscal por lo cual la empresa tuvo que realizar provisiones a algunos de sus contratos riesgosos. Adicional a eso parece que el lanzamiento de la plataforma 5.X de Siemens Gamesa, está generando sobrecostes que la compañía no estimaba los cuales están repercutiendo directamente en los beneficios futuros. Esto se debe prever con detalle ya que al mismo tiempo la compañía firmó contratos en el año por 32.542 millones de euros.

Desde finales de octubre el precio de la acción de Siemens Gamesa se desvalorizó cerca de un -23% alcanzando niveles de 18,34 euros por acción los cuales no visitaba desde mediados de 2020. Sin embargo, si detallamos el gráfico de marco diario, podemos ver claramente un movimiento bajista desde enero de 2021 el cual se desarrolla bajo la estructura de un canal descendiente que realiza nuevos mínimos y máximos decrecientes.

Es muy probable que el precio continúe su movimiento a la baja buscando como objetivo el nivel inferior del canal bajista en inmediaciones de los 17,2 euros por acción lo que corresponde a uno de los soportes más importantes de gráfico macro mensual de febrero de 2020 así como de su precio de debut en bolsa de mediados de 2017.

Evidentemente, el precio ha de generar un movimiento de retroceso a modo de pullback impulsado por el índice de fuerza relativa que está en niveles de sobreventa. Este movimiento llevará el precio nuevamente a los 21,02 euros del 19 de julio de 2021, que corresponde a la siguiente resistencia fuerte la cual es confirmada el 20 de septiembre. Si el precio respeta dicha resistencia, muy probablemente irá a buscar los objetivos en 17,20 euros lo cual equivale a un 18% de rentabilidad en el corto plazo.

Relacionados