jueves, 19 mayo 2022

Solaria vuelve a la realidad tras un octubre de remontada

La renovable sigue siendo uno de los peores valores del Ibex 35 en lo que va de año, perdiendo más de un 30% de su valor desde enero. Después de un octubre en el que sus acciones se dispararon casi un 27% gracias a la subasta de energías renovables del gobierno, Solaria vuelve a la realidad y desciende a los 16 euros, por debajo de los 17,5 euros con los que comenzó noviembre. Los bajistas han reforzado sus ataques contra la compañía, siendo la cotizada del Ibex que cuenta con más ‘hedge found’ en su capital social.

Solaria finalizó octubre disparada en el selectivo español gracias al impulso que obtuvo de la subasta de energías renovables lanzada por el Ministerio para la Transición Ecológica. El gobierno sacó al mercado hasta 3.300 megavatios (MW) de energía eólica y fotovoltaica con la intención “reducir directamente el precio de la electricidad”. Las compañías del sector se vieron recompensadas por los inversores y las acciones de Solaria llegó a registrar subidas solo en esa semana de más de un 13%.

Sin embargo, el gran rebote que protagonizó el mes pasado se ha esfumado en las primeras semanas de noviembre. La firma presidida por Enrique Díaz-Tejeiro acumula en este período un descenso en bolsa del 7% y sus títulos aún quedan lejos de los 18 euros que no tocan desde el pasado abril. La confianza en que la remontada se mantenga en el tiempo parece haber desaparecido y la realidad es que las dudas sobre la mejora del valor en los meses finales de 2021 sobrevuelan a la renovable.

MÁS BAJISTAS EN NOVIEMBRE

Los que parecen tener claro que apostar en contra de la compañía sigue saliendo rentable son los fondos de inversión que presionan a Solaria desde que comenzó el año. Con cuatro ‘hedge founds’ en su capital social, es la cotizada del Ibex 35 con más bajistas. La firma francesa Capital Fund Management ostenta un 0,51%, posición que elevó el pasado 4 de noviembre desde el 0,475 que tenía el 29 de octubre. Un refuerzo en el ataque a la renovable, que no es el único en hacerse público en los pocos días que llevamos de mes.

De esta manera, el otro gran fondo de inversión que ha aumentado su posición en corto en el capital social de Solaria ha sido el archiconocido por las cotizadas del Ibex Marshall Wace. El ‘hedge found’ londinense ha pasado de tener el 0,49% el 29 de octubre a elevar hasta en dos ocasiones su posición hasta el 0,6% registrado por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) el pasado 5 de noviembre.

Y, mientras estos dos fondos han elevado sus posiciones y la firma Helikon Investments Limited ha salido en octubre de los registros, el 3 de noviembre afloró otro bajista dentro de la compañía. Se trata del fondo de cobertura Sandbar Asset Management, que ostenta una posición del 0,55% contra Solaria. Por su parte, el bajista con mayor porcentaje en corto, Odey Asset Management, mantiene desde agosto el 1,8% en el capital social de Solaria.

ANALISTAS DIVIDIDOS

En cuanto a la confianza en la revalorización de los títulos de Solaria, las firmas de análisis han evaluado a la mulltinacional de energía solar fotovoltaica de manera diferente en los últimos meses. En ptiembre el gigante Goldman Sachs rebajó su potencial en un 25%, pasando de los 25,5 a los 19 euros por acción y desaconsejando comprar acciones. En esta línea se han posicionado también las firmas BNP Paribas o Intermoney en las últimas revisiones realizadas sobre la renovable española. Así, los analistas de ambas entidades sitúan el precio objetivo de sus títulos por debajo de los 13 euros para el próximo año.

Por su parte, Berenberg revisó la calificación de Solaria el pasado octubre y, aunque recomendó comprar acciones de la entidad, rebajó el precio objetivo a los 20 euros por acción frente a los 26 anteriores. También rebajó las expectativas de ganancias por acción en un 2% para 2021, en un 13% para el 2022 y en un 17% para el 2023. El motivo principal es el crecimiento más lento de lo esperado en la capacidad instalada de sus plantas fotovoltaicas.

En la parte positiva se encuentran firmas como Alantra o JB Capital, que, al igual que Berenberg, han apostado por la compra de títulos de la cotizada en sus últimos análisis. En este sentido, el precio objetivo marcado por sus expertos para las acciones de Solaria se sitúa por encima de los 20 euros, llegando a los 22 en el caso de JB Capital. También en este espectro del análisis se encuentran los bancos españoles Santander y Sabadell, cuyas últimas revisiones recomiendan comprar y marcan precios objetivos por encima de los 23 y los 21 euros respectivamente.

Relacionados