martes, 05 julio 2022

COP26: China y Estados Unidos se comprometen a colaborar en la lucha contra el cambio climático

spot_img

Llega la recta final de la cumbre del clima, después de casi dos semanas de reuniones infinitas y manifestaciones día sí y día también a las puertas de la COP26. El pasado miércoles se publicó el primer borrador de un acuerdo general. Esto es una especie de lista de deseos elaborada por la presidencia de la COP y su versión final ha sido negociada entre los delegados nacionales en estos últimos días. Dependiendo de a quién le preguntes, es o “ambicioso”, o un “fracaso total”. 

Glasgow ha sido testigo de grandes promesas, desde acuerdos sobre metano, carbón o financiación verde, hasta la sorpresa de la unión inédita de China y Estados Unidos, que prometen reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, como el resto de compromisos de esta cumbre, aún no han dicho de qué manera piensan hacerlo. A unas horas para que terminen las negociaciones, parece que los líderes abandonarán Glasgow sin una hoja de ruta definitiva para acabar con el cambio climático. 

COMPROMISO CON LOS 1,5º PERO POCO RESPALDO

La presidencia de la cumbre del clima de Glasgow, busca la forma en la que instar a los países a endurecer sus planes de recorte de emisiones de forma inmediata. En el borrador se insta a las naciones a revisar y endurecer sus planes de recorte de emisiones de efecto invernadero para finales de 2022 con un lenguaje mucho más fuerte

Por otra parte, también solicita a los gobiernos que “aceleren la eliminación gradual del carbón y los subsidios a los combustibles fósiles”. Esta es una novedad importante, ya que hasta el momento ningún acuerdo de la COP ha mencionado específicamente los combustibles fósiles. Sin embargo, no existe ninguna garantía de que lo escrito en el borrador sobreviva a las últimas horas de negociaciones. 

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ha reconocido que las negociaciones sobre el clima se están volviendo más duras a medida que las delegaciones cierran el acuerdo final. “Ahora es el momento de que todos se réunan y muestren la determinación necesario para superar los bloqueos”, dijo durante un discurso en la conferencia.

FRACASO EN EL ACUERDO DE AUTOMÓVILES

La cumbre de las Naciones Unidas también colocó en el punto de mira al sector del automóvil, uno de los que más trabajo tiene por delante para reducir emisiones. Y aunque algunos de los principales actores de esta industria se enfrascaron de lleno en la idea de que la COP26 podría ser el comienzo del fin de la era de los motores de combustión, nada más lejos de la realidad.

Reino Unido pretendía que los gobiernos, fabricantes e inversores prometieran “trabajar para que todas las ventas de automóviles y camionetas nuevas tengan cero emisiones a nivel mundial para 2040 y, a más tardar, 2035 en los principales mercados”. Sin embargo, la propuesta no fue firmada por varias empresas y países esenciales. Alemania, China, Japón o Estados Unidos no firmaron la declaración. Por su parte, BMW, Volkswagen o Toyota tampoco estuvieron de acuerdo. 

A unas horas para que terminen las negociaciones, parece que los líderes abandonarán Glasgow sin una hoja de ruta definitiva para acabar con el cambio climático

COLABORACIÓN ENTRE CHINA Y ESTADOS UNIDOS

China y Estados Unidos, para sorpresa de muchos, han firmado este miércoles la paz climática, tras algunos roces entre las dos principales potencias del mundo. Los jefes de las delegaciones de ambas naciones en las negociaciones de la ONU han presentado una declaración conjunta en la que se comprometen a trabajar para acelerar durante esta década la lucha contra el cambio climático. Entre los puntos clave de dicho acuerdo está el compromiso del país asiático de presentar durante el próximo año un plan integral de reducción de sus emisiones de metano.

Ambos países acumulan en estos momentos cerca del 40% de las emisiones mundiales: China el 27% y Estados Unidos el 11%. Y sus promesas de recorte para esta década son muy diferentes. EE UU, con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, se ha comprometido a reducir a prácticamente la mitad sus emisiones en 2030. China, sin embargo, de momento solo mantiene el compromiso de alcanzar su pico de emisiones antes de 2030 y a partir de ese momento reducirlas. La declaración sirve también para sellar esa paz climática entre ambas potencias. En su paso por la cumbre de Glasgow, el presidente Joe Biden deslizó una crítica contra los presidentes de China y Rusia, que decidieron no participar en la apertura de la COP26 de forma presencial.

Relacionados