lunes, 16 mayo 2022

Unilever, sin comprador para Timotei, se la juega en su soporte clave

spot_img

Unilever ha admitido la falta de interés por su negocio de productos de belleza y cuidado personal, entre los que se encuentran sus marcas Dove, QTips, Timotei, Monsavon o Impulse, entre otras. La búsqueda de un comprador para este segmento, que le reporta unos 600 millones de euros en ventas, es tan sólo entre el 1% y 2% de su total.

«Hay falta de interés«, según aseguró Dow Jones en un informe la pasada semana. La firma de análisis Berenberg ha puesto en vigilancia el valor debido a la falta de interés en las marcas de esta categoría dirigida al consumo de masas. No obstante, ha señalado que la no materialización de esta venta no incidiría en las perspectivas de crecimiento orgánico del gigante del cuidado personal.

Gráfico semanal de Unilever. Fte: Diego Morín, IG Markets

Por otro lado, Unilever ha comunicado su intención de incrementar precios ante la subida de la inflación, que «está siendo un problema para muchas empresas, a lo que debemos de sumarle los problemas en las cadenas de suministro», según ha afirmado Diego Morín, analista de IG Markets a preguntas de INVERSIÓN.es. A su juicio, estos cuellos de botella están creando una «mayor incertidumbre entre los inversores».

SUBIR PRECIOS PARA PALIAR LOS EFECTOS DE LA INFLACIÓN

Y es que, las empresas están viendo riesgos en los márgenes de beneficio debido al mantenimiento de la política monetaria por parte de los bancos centrales, que a su vez, están aumentando los «costes de producción«. «Por ello, Unilever, líder del sector, ha sido una de las empresas de la industria que han decidido subir los precios debido a la situación de la inflación, ya que se espera que el próximo año continúe con incremento de costes«, ha destacado.

Desde el punto de vista del análisis técnico, «los títulos de Unilever se encuentran sobre el soporte psicológico de las 3.700 libras esterlinas», una zona que ha respetado desde el año 2018, por lo que nos enfrentamos a una zona de relevancia para los inversores.

Asimismo, «los títulos de la entidad británica -según Morín-vienen realizando máximos decrecientes desde el récord obtenido en septiembre de 2019, sin poder realizar ninguna rotura de la directriz bajista«. Según ha indicado, Unilever no encuentra aún la posibilidad de realizar un giro alcista interesante porque sus acciones cotizan por debajo de la media de 200 sesiones, incluso con la media de 50 manteniéndose por debajo de la misma.

De esta forma, Unilever podría continuar su goteo a a la baja, camino a la devolución de la totalidad de la subida desde finales de febrero.

ZONA DE RESISTENCIA IMPORTANTE: LAS 4.178 LIBRAS

En este sentido, ha aconsejado esperar la superación y consolidación del nivel de las 4.178 libras, «una zona de resistencia importante en los últimos meses, por tanto, si el volumen comprador se acerca a dicho nivel, podríamos ver extensiones hacia los máximos de agosto de 2020, ubicados en torno a las 4800 libras». No obstante, si la demanda continúa «retirándose» ante la presión de la oferta, podríamos ver un testeo de los mínimos anuales.

El conglomerado líder en su sector ha asegurado que el impacto en los costes de las materias primas, la logística y la fuerza laboral le obligan a tomar la drástica medida de incrementar precios. Todo ello, tras superar las estimaciones en la publicación de sus resultados para todo el año fiscal. Asimismo, no ha descartado incrementar los precios si continúa el ritmo de crecimiento de los costes. El incremento de los precios de Unilever ha sido del 4,1%.

Las subidas han afectado a casi todas las marcas más conocidas de Unilever, como Mimosín, Skip, Cif y Soft. TRESemmé Timotei, Axe, Rexona, Signal y Dove, entre otras, lo son en higiene personal. En cuanto a la alimentación, Maizena, Frigo, Knorr, Ligeresa y Lipton también se podrían ver afectadas.

Knorr y Dove, por ejemplo, dispararon sus precios un 8%, mientras que Hellmann’s lo hizo en un 10%. Los helados Magnum se incrementaron en un 1% en plena primavera en Latinoamérica.

UNILEVER DISPARA LA INVERSIÓN PUBLICITARIA

Otros fabricantes, como Nestlè, también han incrementado los precios en un 1,6% en los últimos nueve meses. Procter & Gamble, por su parte, también han aumentado los precios de productos de aseo, belleza y dental debido a los disparados costes.

Según las propias perspectivas de la compañía Unilever, la inflación continuará alta durante el próximo año. «La inflación máxima será en la primera mitad de 2022 y se moderará a medida que avancemos hacia la segunda mitad del año que viene», según ha asegurado el consejero delegado, Alan Joper, en una entrevista a Bloomberg.

Tras la subida de precios y evitar la huida de los consumidores hacia otros productos, Unilever va a invertir cerca de 7.000 millones de euros en marketing y publicidad durante el próximo año. Su principal vía para anunciarse no será únicamente en medios convencionales, como la televisión, sino también en las plataformas de streming y en las plataformas de videojuegos, que registran un fuerte empuje, como Fornite y Animal Crossing, dos videojuegos online que arrasan en el mercado.

Relacionados