jueves, 19 mayo 2022

Delitbee, el comparador de ‘food delivery’ que crece al calor de la incubadora de Juan Roig

spot_img

Desde el comienzo de la pandemia por covid-19 la tendencia de los consumidores hacia las compras online y los pedidos de comida a domicilio ha aumentado de manera considerable. Una situación que ha acrecentado la competencia en el sector delivery, donde cada vez más empresas luchan por hacerse un hueco en el mercado. En mitad de esta guerra por hacerse con el control de la comida rápida, donde los clientes tienen para elegir diferentes plataformas como Glovo, Just Eat o Deliveroo, están surgiendo aplicaciones que pretenden ofrecer un servicio para comparar las mejores opciones y, por lo tanto, ahorrar en cada pedido.

Una de ellas es Delitbee, marketplace que ofrece a los usuarios de ‘food delivery’ la manera de buscar cuál es la mejor opción para hacer su pedido a domicilio. Con poco más de un año de vida, la startup valenciana ya ha captado medio millón de euros en diferentes rondas de financiación, la última hace apenas una semana. Liderada por TheVentureCity, la ronda dotó a la compañía de 400.000 euros con los que pretenden seguir creciendo a través de ampliaciones en el equipo de ingeniería, captando más restaurantes y desarrollando la funcionalidad «estrella» de la app, para que el usuario pueda pedir directamente al e-commerce del restaurante.

En esta ronda también participó Ebro Ventures y ‘bussines angels’ como Tom Horsey, Jesús Alonso Gallo o Fernando Clariana (Grupo Intercom). Es la segunda que consiguen en lo que va de año, tras haber recibido 100.000 euros por parte de Cupido Capital y Tom Horsey el pasado febrero. La intención es seguir creciendo y seguir captando más capital por medio de otras rondas de financiación, así como de lograr un préstamo de Enisa, la empresa pública que financia proyectos de emprendimiento para pequeñas y medianas empresas.

«Lo que queremos es crear un producto a través del cual el usuario pueda realizar pedidos sin necesidad de salir de la aplicación», explica Pau Vivas, CEO de Delitbee, a inversion.es. Por el momento, la startup (que opera ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Málaga y Sevilla) tiene en su app la opción de comparar los precios de cada pedido en las diferentes plataformas en los más de 50.000 restaurantes que tienen integrados, pero a la hora de realizar el pedido la herramienta te redirige a ellas. En este sentido Vivas destaca que «nuestro objetivo es estar para finales de año y principios de 2022 trabajando en España con este producto para poder pedir directamente desde Delitbee».

DE GLOVO A LANZADERA

Pau Vivas no es ajeno al sector, sino que lleva ocho años trabajando en el mundo del delivery. Montó su propia startup, Rest-Eat, y a los dos años fue adquirida por Glovo, momento en el que pasó a trabajar para la compañía fundada por Oscar Pierre. Allí estuvo durante cuatro años, dos de los cuales los ejerció como responsable del lanzamiento de la compañía en nuevas ciudades de Latinoamérica. Tras su periplo en Glovo, Vivas pasó por Mr. Jeff, la startup que presta servicios de lavandería a domicilio, de la que salió por la mala situación financiera de la empresa a raíz de la crisis del covid-19.

De los conocimientos adquiridos en su experiencia laboral en Glovo le surgió la idea, que se propuso hacer realidad viendo el auge de servicios de comida a domicilio en el año de pandemia. Para ello, se juntó con los también cofundadores de Delitbee, Fernando Marín, con amplia experiencia en diseño de producto, y con el ingeniero de software Eli Kohen, que provenía de Skyskanner, el famoso comparador de vuelos, hoteles y alquiler de coches. De hecho, los cofundadores de la startup valenciana la han apodado como «el Skyskanner de la comida a domicilio«.

Tras la creación del proyecto, Vivas y sus socios decidieron que la mejor manera para crecer y poder desarrollar el potencial de su app era dentro de Lanzadera, la aceleradora de startups de Juan Roig, dueño de Mercadona. Se trata de un entorno de desarrollo empresarial para emprendedores situado en la Marina de Valencia con el que el magnate de los supermercados da acogida cada año a cientos de empresas. En 2020 Delitbee entró en el programa ‘Start’, de iniciación, y desde mayo de este año se encuentran en la fase ‘Traction’, «una fase de incubación o semilla, pero donde ya empiezas a obtener buenas métricas», señala Vivas.

Es una oportunidad para crecer dentro de un espacio que ofrece contactos, un seguimiento de la evolución, mentorías y lo más importante: opciones de financiación. «Una de las cosas que más valoramos de este entorno es la capacidad de networking entre startups nacionales e internacionales y las sinergias que se dan allí», indica el empresario. Tras estas primeras fases, luego la compañía que vaya avanzando y presente un modelo de negocio consolidado se introduce en a la fase ‘Growth’. La última etapa es la denominada fase ‘Scale Up’, donde se encuentran aquellas startups que han crecido mucho, cuyo negocio de modelo está probado y es rentable.

«PROBLEMA DE REPARTO DEL PASTEL»

Entre los hábitos de consumo que Delitbee dice haber detectado en el mercado del delivery, se encuentra la preferencia del usuario por pedir al restaurante en lugar de por otras plataformas. «Hemos descubierto que un porcentaje muy alto de usuarios, entre el 60% y el 70%, prefieren pedir directamente al propio delivery del restaurante que a plataformas como Glovo, Uber o Just Eat», asegura Pau Vivas. En este sentido, el CEO señala que «nosotros somos capaces de reunir a los usuarios de cualquier plataforma y hacer que los e-commerce de los restaurantes sean más visibles para ayudar al restaurante a tener un canal de ventas fluido».

Y es que a raíz de la pandemia, cada vez son más restaurantes los que se están digitalizando y desarrollando su propio negocio de delivery. «Hay un claro problema en cómo se reparte el pastel dentro del sector delivery. Muchos restaurantes con los que hablamos se están dando cuenta de que no quieren que su negocio de delivery dependa de un ‘player’ como Glovo, que se puedan llevar hasta un 30% de comisión, y quieren generar más por su propio canal de ventas», continúa Vivas.

Esta situación provoca que los negocios de restauración no consigan fidelizar clientes a través de su propio servicio de reparto, además de tener que subir los precios de la carta para compensar por las comisiones que les cobran algunas plataformas. «Al final lo que queremos es que el restaurante tenga una solución 360, no queremos ser un canal de ventas más para ellos, sino trabajar de la mano del hostelero», explica el empresario.

En cuanto al consumidor, Delitbee asegura un ahorro de entre 3 y 6 euros por pedido, aunque «hay que tener en cuenta que no solo es por pedido, porque hay mucha gente que pide habitualmente comida a domicilio, de hecho un ‘heavy user’ que llamamos nosotros pide entre cuatro y seis veces por semana. Por lo que vamos a trabajar para implementar en el perfil de usuario un contador del dinero que se está ahorrando”.

Los inversores han visto potencial en esta startup que sigue creciendo al calor de la incubadora de Juan Roig. Las aspiraciones de Delitbee son establecer la funcionalidad estrella de su producto en los próximos meses en España, aunque mirando a una posible internacionalización si el proyecto funciona. «De momento nos centramos en España, pero queremos que sea un proyecto global. Si tengo que apostar por alguna zona en concreto sería Latinoamérica, pero todo dependerá de las oportunidades que vayan saliendo en cada momento”, concluye Pau Vivas.

Relacionados