lunes, 16 mayo 2022

Cuidado con Deoleo si pierde los 0,31

Los resultados presentados por Deoleo para los 9 meses del año 2021 a simple vista parecen ser buenos. El beneficio neto alcanzó 16 millones de euros y considerando el impacto extraordinario en 2021, Deoleo registró un beneficio neto que asciende a los 61 millones de euros en el mismo periodo. Al mismo tiempo, alcanzó los 38 millones de euros en ebitda, resultado que la compañía asegura estar en línea con los objetivos trazados para 2021.

La compañía redujo su deuda financiera en cerca de un 10% y mejoró la situación de generación de caja. Sin embargo, comparando el año 2020 de pandemia, el beneficio representa una reducción del -38% y el ebitda del -39%.

Si recordamos información pertinente sobre Deoleo, nos remitimos al 25 de junio de 2020 cuando la cotización de su acción en bolsa se reanudó después de estar suspendida por cerca de un mes. En ese plazo se ejecutó una reducción a cero del capital y reservas y una ampliación simultánea de 50 millones de euros con el fin de restablecer el equilibrio patrimonial de la empresa y el pago de deuda. En el momento de la suspensión de la acción en bolsa, el precio se lastró cerca de un -30% y un mes después, desde el precio de cierre al precio de apertura, la acción se revalorizó cerca de un 900% dejando a su paso un gap de un tamaño descomunal el cual por teoría técnica no sirve de asta de banderín como patrón de continuación alcista ya que la acción no registró precio.

Posterior a ese fuerte movimiento, el precio realiza nuevos máximos que inclusive deja a su paso una directriz alcista en gráfico de marco diario desde inicios de 2021 confirmada el 19 de julio y posteriormente el 22 de septiembre. Directriz que a la fecha presenta una primera ruptura la cual se encuentra trabajando sobre la media móvil exponencial de 250 periodos.

En este punto debemos prever varias cosas. La primera es que el precio a dejado un doble soporte, el primero de ellos del 16 de septiembre en niveles de 0,3340 euros y el segundo del 10 de julio de 2020 en 0,2890 euros. Esto significa que, si el precio realiza la ruptura de esta zona de soporte y al mismo tiempo de la media móvil exponencial de 250 periodos, probablemente vaya a buscar niveles del 25 de junio de 2020 cuando ingresa nuevamente a cotizar, es decir, en cercanías de los 0,1222 euros por acción con lo cual podría incluso tomar presión bajista a buscar los niveles mínimos históricos lo que supone más de un -60% de perdida en valor.

Por otro lado, si el precio retoma la senda alcista de marco diario y se ubica nuevamente sobre la media móvil exponencial de 50 periodos de corto plazo, podría entonces visitar los máximos históricos del 20 de abril de 2021 en niveles cercanos a 0,48 euros por acción. Operación que estaría apoyada del índice de fuerza relativa que se encuentra en niveles extremos de sobreventa.

Relacionados