miércoles, 29 junio 2022

Atresmedia recupera a la baja el dividendo, pero sin señal de entrada

Atresmedia ha recuperado a la baja el dividendo tras suspender la retribución a los accionistas el pasado año debido a la pandemia. En 2019, la firma audiovisual abonó 0,2 euros brutos por acción, frente a los 0,18 euros brutos propuestos, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según las cifras, Atresmedia repartirá esta cantidad a cada una de las 225.732.800 acciones del grupo. Cabe destacar, que los derechos de los 554.376 acciones propias se han repartido proporcionalmente al resto de títulos. Con estos números, el grupo repartiría más de 40,6 millones de euros, prácticamente la mitad del beneficio cosechado en los primeros nueve meses de este año.

Planeta, con el 41,69% del capital, y la germana Bertelsmann, con el 19,66% del grupo, son las principales beneficiarias de este dividendo. En concreto, el grupo editorial con sede en Cataluña se embolsaría cerca de 17 millones de euros, mientras que la alemana percibiría casi ocho millones de euros.

La intención de Silvio González, consejero delegado de la firma cotizada, es volver a recuperar la “antigua política de remunerar el 80% del beneficio neto“, según aseguró a los analistas. Por el momento, la remuneración se queda en la mitad con este dividendo. Para ello, debería implementar una nueva retribución de unos 20 millones de euros para cumplir este año. Si alcanzara este nivel, Atresmedia presentaría la mayor rentabilidad por dividendo de la Bolsa española, superando el 10%.

PLANETA Y BERTELSMANN COBRARÁN 25 MILLONES CON EL DIVIDENDO DE ATRESMEDIA

Para cobrar este dividendo, los accionistas tendrán que poseer las acciones antes del 13 de diciembre, mientras que el pago se realizará el 16 de ese mismo mes.

La recuperación del dividendo se ha anunciado tan sólo un mes después de rendir cuentas a sus accionistas. Atresmedia registró un beneficio de casi 80 millones de euros entre enero y septiembre, duplicando los resultados del mismo periodo del pasado 2020, cuando la pandemia azotó las cuentas, y prácticamente en tablas respecto a las cifras de 2019.

La recuperación del mercado publicitario es el principal factor en este beneficio. Entre enero y septiembre, el grupo dueño de Antena 3 y La Sexta ingresó un total de 664,9 millones de euros, una caída del 9% respecto a los 723,7 millones de euros cosechados en 2019. Asimismo, esta cifra está aún lejos de la facturación registrada en 2018, con un consumo televisivo a la baja debido a la irrupción de las plataformas de streaming para series y películas, como Netflix y Amazon Prime, así como el auge de las plataformas de vídeo, como Twitch y Youtube.

Atresmedia registró un Ebitda de 120,3 millones de euros en los primeros tres trimestres del año, un ascenso del 64,4% respecto al mismo periodo de hace un año. De esta forma, el margen sobre los ingresos netos alcanzó el 18,1%. La contención de costes y una “eficiente política comercial“, así como la diversificación del negocio han podido minimizar los efectos de la pandemia, y poder plantar batalla directa a la competencia. De hecho, este mismo jueves, Atresmedia anunciaba la compra de la web diariomotor.

CAÍDAS EN ATRESMEDIA DEL 83% DESDE MÁXIMOS Y SUBIDAS DEL 24% EN EL AÑO

El anuncio de la vuelta al dividendo se ha hecho apenas un mes después de que el consejero delegado del grupo audiovisual, Silvio González, abriera esta posibilidad. Eso sí, advirtió que tenían que mantenerse las condiciones en el mercado publicitario. El grupo ha cerrado la sesión de este jueves prácticamente en tablas, con una suave caída del 0,1%, para situarse en los 3,58 euros por título. Desde enero, la recuperación del valor es del 23,8%. Desde los máximos de 2017, las pérdidas son acentuadas, del 31%, mientras que aún son más abultadas si se comparan con sus máximos históricos, en 2007, con un fuerte retroceso del 83%.

Gráfico diario de Atresmedia. Fuente: IG Markets para INVERSION.ES

Según ha indicado Diego Morín, analista de IG Markets, a preguntas de INVERSION, Atresmedia ha vuelto a “toparse con la directriz bajista de medio plazo, que viene uniendo los últimos máximos decrecientes desde los máximos anuales, marcados el pasado mes de mayo”.

Los títulos de la compañía no consiguen romper la resistencia de los 3,9 euros, aunque siguen sosteniendo el soporte psicológico de los 3,4 euros

Desde entonces, “los títulos de la compañía no consiguen romper la resistencia de los 3,9 euros, aunque siguen sosteniendo el soporte psicológico de los 3,4 euros”. En esta zona de los 3,4 euros es donde entra la demanda. Como recomendación, ha aconsejado mantenerse fuera del valor hasta ver una “clara” ruptura por encima de esos 3,9 euros.

MEDIASET, LEJOS DE RESISTENCIAS

En una situación similar se encuentra la otra gran competidora del mercado español. Mediaset cotiza en la zona de los 4,5 euros por título, dibujando también máximos decrecientes desde sus máximos, registrados el pasado mes de mayo.

Gráfico diario de Mediaset. Fuente: IG Markets para INVERSION.ES

Ahora bien, el grupo controlado por Paolo Vasile en España “se enfrenta al soporte crítico de los 4,40 euros, una zona que fue testeada el pasado mes de octubre y a principios de noviembre“, ha destacado Morín. En este sentido, ha indicado que si “la demanda no consigue eliminar a la oferta, podríamos ver un nuevo retroceso al soporte de los 4,15 euros”.

Por la parte alta, se queda algo lejos el nivel de los 4,70 euros. Si Mediaset consigue romper esta zona de resistencia “podría extender subidas hacia la barrera de los 5 euros”. Sin embargo, como en Atresmedia, ha recomendado mantenerse al margen del valor hasta no dibujar un “rumbo claro”.

NETFLIX, DE MÁXIMOS HISTÓRICOS A MÁXIMOS HISTÓRICOS

Siguiendo la estela de la principal competidora de estos dos grandes grupos, Morín ha destacado la solidez de Netflix, que presenta un “ascenso sin precedentes desde principios de 2013, superando año tras año máximos históricos”.

Gráfico diario de Netflix. Fuente: IG Markets para INVERSION.ES

Según el gráfico diario del analista de IG Markets, “vemos cómo desde comienzos del año 2020 y pese a la situación vivida en el mes de marzo con el coronavirus, los buenos resultados obtenidos provocaron que las acciones generaran un impulso por encima de los 400 dólares por título, adentrándose nuevamente por encima de la directriz alcista“.

Poco después, “las acciones rompieron en el mes de julio del año 2020 el nivel de resistencia de los 484 dólares, nivel que testeo entre los meses de abril y mayo”. Desde entonces, la acción de Netflix ha cotizado en un amplio rango lateral, entre los 466 y 570 dólares, siendo este último una resistencia bastante sólida en la cotización de la empresa americana.

Finalmente, el precio de los títulos de Netflix acumulan un ascenso anual superior al 25%, “una vez que consiguió romper el amplio rango lateral en el que se encontraba desde julio de 2020”. En la jornada de este martes volvió a registrar nuevos máximos históricos. Al contrario que Atresmedia y Mediaset, para entrar en Netflix hay que esperar algún retroceso debido a la complicación que presenta entrar en zona de máximos por la posibilidad de producirse correcciones técnicas en el valor. El soporte se encuentra en los 650 dólares.

Relacionados