jueves, 09 diciembre 2021

Amper presenta buenos resultados pero su acción sigue dormida

Amper ha presentado este miércoles los resultados correspondientes al tercer trimestre. Cuando presentó el 23 de septiembre los resultados del primero haciendo alarde de un incremento en los ingresos, el mercado no confió lo suficiente en la multinacional española. Y es que aquellos resultados no estaban a la altura de los pre pandémicos. 

La compañía al mando de Pedro Moronés ha registrado en este nuevo informe un beneficio atribuido de 106.000 euros, en contraste con las pérdidas de 1,18 millones del año anterior, en nueve meses en los que ha ingresado 210,9 millones de euros, más que en todo el 2020. La facturación se ha disparado un 63% en comparación con el primer trimestre. Entre las razones de este crecimiento se encuentran la consolidación en las cuentas de las adquisiciones de 2020, un mayor foco en mercados en crecimiento y el menor impacto del coronavirus a la actividad del grupo.

Su plan estratégico a tres años cuyo objetivo es llegar a los 700 millones de euros de facturación y 100 millones de euros de Ebitda en 2024

Esto puede dar un halo de esperanza a los accionistas. No obstante, habrá que esperar a ver cómo reacciona la acción, que en el día de ayer cerró por debajo de la media móvil, para saber si son buenas noticias. 

UNA LUCHA DIARIA

Hay muchas empresas que han arrastrado mala fama durante años, y ésta es muy difícil de borrar. Solo hace falta indagar un poco por los distintos foros como PcBolsa o Rankia para darse cuenta de que para muchos usuarios, Amper ha sido durante años el ‘chicharro’ por excelencia de la bolsa española. Sin embargo, teniendo en cuenta el contexto del último año y medio, estos datos obtenidos son para sacar pecho.

El grupo ha generado caja por seis millones de euros hasta septiembre, pese a los mayores gastos financieros por las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y el coste de amortización derivado de las adquisiciones. La empresa además, cuenta con 319 millones de euros en proyectos en cartera, un 5,9% más que en el mismo período del año pasado.

Amper lucha día a día para salir de la coyuntura con lo cual se ha hecho a varios importantes contratos como el acuerdo con Enel Green Power para la construcción de importantes parques de energía fotovoltaica en España. También sabemos de los contratos con Navantia, con Iberdrola o con el Ministerio de Defensa, por valor cercano a los 100 millones de euros, razón que le ha permitido a la acción de Amper una valorización cercana al 19% desde agosto hasta hoy. Además, se ha hecho con el suministro de equipos para el despliegue de red ADSL y FTTH en España y Latinoamérica para Telefónica o el despliegue de fibra oscura 5G para Correos, adjudicado a una UTE de la que tiene el 70%.

MANTENERSE A LA ESPERA

La empresa presidida por el ex ministro de Defensa Pedro Morenés tiene claro sus objetivos. Con estos resultados, estima que alcanzará 262 millones de euros en ventas y un Ebitda de 23,6 millones de euros como parte de su plan estratégico a tres años cuyo objetivo es llegar a los 700 millones de euros de facturación y 100 millones de euros de Ebitda en 2024. 

La compañía ha experimentado fuertes caídas en las últimas sesiones. Ahora se encuentra en una zona clave para mantener la tendencia alcista que podría haber comenzado hace unos meses atrás. A principios de noviembre tenía muy buena pinta. Se registraron unas subidas muy importantes al superar la resistencia de los 0,21. Sin embargo, el volumen se secó totalmente y comenzó a bajar de nuevo. Según los analistas de Investing, “de momento todo está en su sitio y no deberían saltar las alarmas, pero mucho cuidado porque si no se consigue superar de nuevo esta zona las caídas pueden ser muy importantes”.

Relacionados