jueves, 09 diciembre 2021

Ebro Foods propondrá a la junta la distribución de un dividendo extraordinario en metálico de 0,57 euros

El consejo de administración de Ebro Foods ha acordado por unanimidad proponer a la junta general extraordinaria de accionistas la aprobación de la distribución de un dividendo extraordinario. Esta se celebrará el 15 de diciembre. El dividendo será en metálico y de un valor de 0,57 euros brutos por acción en circulación. El grupo ya había confirmado hace unas semanas ante los analistas que, tras las ventas de varias áreas del negocio este 2021, preparaba un dividendo extraordinario menor que el último repartido a cargo del ejercicio anterior.

Dicha retribución, que se pagará en efectivo y con cargo a reservas de libre disposición, se materializará en un solo pago. Además, se aplicarán las retenciones que legalmente procedan, el próximo 22 de diciembre.

La historia de Ebro Foods se ha forjado a través de compras y desinversiones. La empresa ha pasado de ser una azucarera a centrarse solo en los segmentos de arroz y pasta, en los que es primer y segundo fabricante mundial, respectivamente. Hoy en día, la compañía utiliza el crecimiento inorgánico para llegar a nuevos mercados y líneas de negocio. La compañía surgió en el año 2000 de la fusión de Azucarera Ebro Agrícolas (azúcar) y Puleva (lácteos). Con sede social en Madrid, era también el primer grupo azucarero de España y la primera compañía en comercialización de productos lácteos de valor añadido.

115 MILLONES HASTA SEPTIEMBRE

Ebro Foods elevó su beneficio neto un 5,8% en los nueve primeros meses del año, hasta alcanzar los 155,2 millones de euros. Esto se debe principalmente al impulso por la plusvalía neta de las ventas de activos realizadas en el periodo, que ascendieron a 30 millones de euros, y ha alertado de la “imparable subida” de los costes. De cara al cierre de 2021, y aislando el extraordinario 2020 por el impacto positivo de la pandemia, las previsiones apuntan a un crecimiento por encima del 10% respecto a los resultados obtenidos en 2019.

elevó su beneficio neto un 5,8% en los nueve primeros meses del año, hasta alcanzar los 155,2 millones de euros

Las ventas del fabricante de Garofalo y SOS se redujeron un 3,5%, hasta situarse en los 2.082,8 millones de euros. La compañía ha precisado que de nuevo la comparativa con el ejercicio anterior está distorsionada. La razón es el acopio de las compras compulsivas realizadas por los consumidores en 2020 por el coronavirus.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado, tras afrontar una inflación de costes de 83 millones de euros, se situó en 262,5 millones de euros. Esto se traduce en apenas un 1,6% inferior al obtenido en el tercer trimestre del ejercicio anterior.

De esta forma, la deuda neta del grupo Ebro Foods a septiembre se sitúa en los 904,1 millones de euros, 46,7 millones de euros menos que a cierre del ejercicio 2020.

Relacionados