sábado, 25 junio 2022

Endesa se conecta al mercado tras superar su nivel más psicológico

Endesa vuelve a conectar con los inversores. El nuevo plan estratégico y el reparto del 70% del beneficio en forma de dividendos han despejado las dudas sobre el valor, que caía más de un 10% desde enero. Con el nuevo impulso comprador, Endesa ha reconquistado niveles no vistos desde septiembre y alejarse al fin de los mínimos anuales.

Entre los puntos más importantes para los inversores del plan de Endesa se encuentra el abandono de su negocio del gas en España y Portugal. “Se tercia ambicioso, pero coherente con las imposiciones de la Unión Europea sobre la descarbonización, dirigiéndose prácticamente hacia la energía limpia y renovable“, ha asegurado Diego Morín, analista de IG Markets, a preguntas de INVERSION.

Según recuerda Morín, el plan de Enel, el mayor accionista de la eléctrica española, para Endesa pasa por la eliminación de este negocio en la Península Ibérica. Enel ha asegurado que es “una locura depender plenamente del gas y cuanto antes se salga, será mejor para la entidad”.

ENDESA, A MERCED DE LOS RECURSOS NATURALES

No obstante, el plan tiene algunas reticencias. El ‘pero’ se centra en el enfoque hacia la energía limpia, “después de todos los vaivenes que ha tenido el sector, sobre todo por la aceleración del proceso de descarbonización impuesto por los Gobiernos”, ha indicado. En este sentido, ha considerado que Endesa se encontrará en una situación “a merced de los recursos naturales y sobre todo, de la no explotación de los mismos”.

Endesa ha incrementado la inversión en un 22% hasta 2030. En total, 31.000 millones de euros en los próximos nueve años. No obstante, la inversión prevista por Enel reduce el ‘cápex’ bruto en 400 millones, hasta los 7.500 millones, respecto al anterior plan.

Además, la eléctrica española desmantelará las centrales térmicas, cerrando así sus cinco plantas de ciclo combinado instaladas en España con el horizonte 2030. Por otro lado, dará un fuerte impulso al desarrollo de las renovables, con la instalación de 16 gigavatios en ese mismo año, triplicando así su potencia instalada ahora en este tipo de energías.

Endesa reconquista un nivel de importante y psicológico para el mercado

En otro orden de cosas, Endesa se desconectará completamente del carbón en 2027 y dejará de comercializar gas en 2040. Asimismo, las expectativas sobre el beneficio son elevadas. Endesa prevé ganar un 18% en 2024, hasta los 2.000 millones de euros, con un incremento del Ebitda en ese mismo porcentaje, hasta obtener los 4.700 millones.

ENDESA RECUPERA TODA LA CAÍDA DESDE SEPTIEMBRE

Con todas las previsiones de la eléctrica encima de la mesa, Morín ha destacado la importancia de la reconquista de “un nivel de importante y psicológico para el mercado”. Se trata de los 20 euros por acción, una “cota perdida en septiembre después de las medidas adoptadas por el Gobierno” de Pedro Sánchez.

“Si consigue cerrar por encima de dicha resistencia, el próximo objetivo se ubica en torno a los 21,50 euros“, ha indicado el analista de IG Markets. Estos 21,5 euros son la próxima resistencia a la que tendrá que enfrentarse Endesa para continuar la recuperación. La subida potencial desde los niveles de cierre de este jueves es del 5,6%.

Por su parte, “la primera zona de soporte interesante en el valor se ubica alrededor de los 19 euros por título, un nivel que le sirvió a los operadores para hacer un nuevo suelo, después de ascender más de un 11% desde los mínimos anuales”. Endesa se sitúa ahora mismo un 7,4% por encima de este nivel.

De esta forma, entrar en el valor en este momento es una decisión importante. De cara al medio plazo, si Endesa no consiguiera romper la resistencia, se dirigiría hacia esos 19 euros. La cartera se resentiría en un 11%. Por tanto, los expertos, consideran que hay que tener ahora paciencia si se está fuera para entrar una vez consolide el movimiento, dejando escapar algunos céntimos en la posición pero tratar de asegurar la inversión, con stop loss -nivel de pérdidas- ajustados.

ENDESA SALE DE MÍNIMOS CON FUERZA Y AFRONTA SUS RESITENCIAS

Endesa ha salido, por el momento, de la zona de los mínimos anuales. El precio de las acciones se han revalorizado en un 18,2% desde los 17,28 euros registrados el pasado 1 de octubre.

En cuanto al dividendo, la eléctrica presidida por José Bogas repartirá en dividendos unos 5.350 millones en los próximos cuatro años. Cabe destacar, que ha disminuido esta distribución desde el 80% de 2021 y desde el 100% de años anteriores. La decisión es un cambio completo en la política de dividendos, que impide así a la italiana Enel engordar sus cuentas a costa de la española.

De esta forma, los accionistas pasarán de percibir 1,3 euros por título a 1,2 en 2022, según ha dado a conocer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No obstante, con el ascenso de los beneficios, Endesa volverá a recuperar los 1,3 euros en 2023 y 2024. Por otra parte, los inversores percibirán otros 0,5 euros por un dividendo complementario el próximo enero.

LA DEUDA SUBIRÁ DE CARA AL 2024

Otro de los puntos importantes del plan es el endeudamiento. Endesa aumentará esta ratio en el próximo trienio. De cara al 2021, la eléctrica ha adelantado que cerrará con un endeudamiento bruto entre 9.500 y 10.500 millones, un 26% más respecto a 2020. No obstante, dependerá de varios factores, algunos de ellos ajenos a la compañía, como las condiciones del mercado, la posible reforma fiscal y la regulación para contener el alza de la luz.

Asimismo, en los próximos meses, Endesa dará a conocer el impacto de la regulación en los próximos meses, previsiblemente en los resultados del cierre del ejercicio. Hasta ahora, los cálculos preliminares de la compañía arrojan un impacto de cerca de 1.000 millones. Además, la inversión y los dividendos del próximo 2022 se cubrirán prácticamente en su totalidad con el flujo de caja, incrementando la deuda en 300 millones y elevando la deuda hasta los 10.700 millones en 2024.

Relacionados