domingo, 02 octubre 2022

Así son las inversiones de los cracks de la NBA donde LeBron también es el Rey

La NBA es un universo, podría decirse, peculiar. De cara al público todo parece tan glamuroso como reluciente, al más puro estilo americano. Pero por dentro, es una competición difícil en la que cerca de 400 personalidades con mucho amor propio, y solo son los jugadores, chocan continuamente. Hasta el punto, de que a nadie le debería extrañar que si hay un tipo de inversión generalizada en la liga es la de coleccionar jugadas de ellos mismos. La fórmula se llama NBA Top Shot y cuenta con inversores de la talla de Michael Jordan, Kevint Durant e incluso el bueno de Alex Caruso.

Esos son algunos de los nombres de una lista casi interminable que han apostado por la firma. Una compañía, además, que no para de crecer. Hasta el punto, de que en marzo, tras la ronda de financiación que protagonizaron un número extenso de jugadores, su valor alcanzó los 2.600 millones de dólares. Un mes antes, en febrero, se produjo un pico en las ventas de estos productos, un pack que incluye el vídeo de la jugada y unas cartas, con 22 millones de transacciones. Desde entonces, la fiebre parece haber remitido.

Pero eso no significa que la apuesta de Jordan, Durant o los no mencionados Kyle Lowry, Andre Iguodala, Spencer Dinwiddie o Andre Drummond (la lista sigue siendo más amplia) haya sido un fracaso. De hecho, NBA Top Shot tiene dos características que lo convierten en un valor seguro. La primera es que tiene la capacidad de ir creciendo hacía delante y hacía detrás. Recientemente, sacó un pack bajo el nombre de “Run it Back 05-06” que se centran en la temporada que vio coronarse a Miami Heat con Shaquille O’Neal y Dwayne Wade. Pero también se van creando con los jugadores actuales, sin cerrarse el ciclo temporal.

EL MUNDO CRYPTO SE APODERA DE LA NBA

La segunda es que está basada en tecnología blockchain a través de lo que se conoce como ‘non-fungible tokens’ (NFT) que tan de moda están últimamente. Los artículos se mueven por demanda y el precio, en algunos casos se ha acercado a los 50.000 dólares, se marca por la oferta limitada impuesta por la compañía. Al final, la compañía lo gestiona como una colección de cromos en la que a medida que hay menos de un tipo, es más difícil encontrarlos, se vuelven más valiosos. Obviamente, se trata de aquellas jugadas icónicas que han quedado para la historia.

NBA Top Shot no es la única relación de muchas estrellas de la NBA con el mundo cripto. Sin ir más lejos, uno de los estadios más legendarios de la liga, el Staples Center (antes llamado Fórum de Inglewood) de Los Ángeles, mudará su nombre por el de Crypto.com en uno de los acuerdos más importante de la historia. Pese a que los detalles no han trascendido se ha filtrado que la cifra a pagar se acerca a los 700 millones de dólares, unos 620 millones de euros, y que durará durante 20 años.

Crypto.com es una plataforma de intercambio de criptomonedas con sede en Singapur. La empresa fundada en 2016 prosigue de esta forma con su política de inversiones en el mundo del deporte. La plataforma ha firmado acuerdos de patrocinio con la Fórmula 1, la Serie A de Italia, el Paris Saint Germain, los Montreal Canadiens de la NHL, la empresa de artes marciales mixtas, UFC, y además luce su logotipo en la camiseta de los Sixers de Filadelfia.

KEVINT DURANT: “EMOCIONADO” POR LA MARIHUANA

Aunque las cripto no son la única ‘moda’ a la que se ha sumado la NBA. Otra que está cambiando la competición y haciendo más rico a alguno de los jugadores es la marihuana. El mundo parece encaminado a normalizar el consumo de dicha sustancia, de hecho, cada vez son más los países que de una u otra forma están legalizando su comercio. La NBA también está aportando su granito de arena. Así, hace casi un año, diciembre de 2020, la propia liga junto a la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto (NBPA) acordaron que no se realizarían más pruebas aleatorias de detección de marihuana.

Ese mismo día, la Cámara de Representantes de Estados Unidos votaba también a favor de legalizarla. La adopción de dicha decisión abrió un enorme comercio al que saltaron muchas compañías. La ocasión ideal para incrementar su apuesta por ese negocio pensaría Durant. De hecho, la estrella de los Nets anunció una alianza con Thirty Five Ventures, el vehículo de inversión de su socio y amigo Rich Kleiman, para entrar en Weedmaps, una plataforma en la que se puede comprar cannabis. Incluso, la superestrella lanzó un vídeo en el que decía sentirse “emocionado”, tras firmar el acuerdo.

Pero el fervor inversor de Durant va mucho más allá. Además, tiene mucho talento para sus elecciones. Anteriormente, la estrella de los Nets multiplicó por 15 una inversión de un millón de euros en la firma de servicio de reparto de comida, Postmates, cuando Uber decidió comprarla posteriormente. Además, también es uno de los accionistas minoritarios del Philadelphia Unión, un club de fútbol, con una participación que pondría rondar el 5%. Una operación que revela, principalmente, que además de invertir y jugar muy bien al baloncesto, también le encanta el futbol.

LEBRON Y BRYANT (DEP) JUEGAN EN OTRA LIGA

El buen hacer de Durant está eclipsado, sin embargo, por la inmensa pericia inversora de Lebron James. La estrella de la NBA no solo es uno de los mejores jugadores de toda la historia, sino que también es uno de los más ricos. De hecho, Forbes estimó su fortuna en más de 88.000 millones de dólares. Un patrimonio que ha logrado no solo por su éxito en el baloncesto, sino también al acumular apuesta ganadoras. La más popular fue como multiplicó por cinco su inversión en el Liverpool, aunque suma más apuestas deportivas: es propietario de los Boston Red Sox o posee los derechos de Roush Fenway Racing, escudería de NASCAR.

Lebron también es un gran amante del vino, hasta el punto de que mantiene muchas inversiones en viñedos y bodegas de renombre. Aunque ha ido a más al lanzar no hace mucho su propia enseña para entrar en un sector del que se considera un “enamorado”.

Una de las características de las inversiones de los jugadores de la NBA es que suele ejecutarse como ‘Bussines Angel’ o inversores de empresas en crecimiento que todavía no cotizan en Bolsa. La idea es buscar empresas, como Postmates, que después reporten grandes ganancias. En esa fórmula de inversión el mejor ha sido el difunto Kobe Bryant. El legendario jugador de Lakers estableció en 2016 un fondo junto a Jeff Stibel.

Entre ambos lanzaron el vehículo de inversión llamado Bryant Stibel que a día de hoy cuenta con tres estrategias: Bryant Stibel Growth Equity, Bryant Stibel Ventures y Bryant Stibel Value en las que administran más de 2.000 millones de dólares. Hasta el año pasado, Bryant Stibel había invertido en 28 empresas, con tres de ellas, Dell Technologies, Alibaba y National Vision, cotizando en bolsa. Unas apuestas que a día de hoy han reportado grandes ganancias. Y es que desde donde esté, Bryant sigue ganando una y otra vez.

Relacionados