sábado, 26 noviembre 2022

Antonio Puente (Adolfo Domínguez): «Trabajamos para ser rentables lo antes posible»

El grupo Adolfo Domínguez sigue trabajando para volver a ser rentable. La pandemia afectó a su facturación e ingresos, motivo por el cual desde entonces han tomado una serie de medidas para volver a poner sus cuentas en positivo. Una de ellas fue la reducción de su plantilla el pasado mayo. Desde la compañía continúan inmersos en la estrategia para mejorar la situación económica y continuar con la hoja de ruta marcada para la etapa iniciada en 2017, con la incorporación de Adriana Domínguez (hija del fundador Adolfo Domínguez) y Antonio Puente a la dirección.

Antonio Puente se incorporó a la firma moda como director financiero en su filial japonesa, donde también ocupó el cargo de director. Después fue nombrado director de Control de Gestión de todo el grupo y, más tarde, director de Operaciones (octubre 2017-febrero 2019). Desde febrero de 2019 ocupa el cargo de director general del grupo Adolfo Domínguez, así como segundo ejecutivo en la gestión de la compañía.

Cuenta con amplia experiencia en el sector, habiendo trabajado anteriormente para compañías de la talla de Inditex y es una de las piezas clave en la renovación de la compañía. Sobre el comportamiento de la firma en 2021, las previsiones a futuro, su apuesta por la sostenibilidad y los mercados internacionales donde opera, Antonio Puente responde a las preguntas de inversión.es.

¿Qué valoración hacen del desempeño bursátil en 2021? ¿Esperan recuperar el precio de la acción de niveles pre pandemia?

A principios del 2020, el mercado valoraba nuestra trayectoria con un valor medio de 6€/acción. El shock de la pandemia ha impactado tanto en nuestra compañía, como en el resto del mercado. El 2021 ha sido un año difícil con la búsqueda del equilibrio entre la recuperación económica y la incerteza que genera la Covid, pero la estabilidad de nuestra acción todo el año refleja la confianza de los inversores de que la recuperación llegará en el futuro.

En cuanto a cifras de ventas y facturación, ¿esperan seguir con la misma tendencia con la que cerraron el primer trimestre fiscal?

Desde el inicio de la pandemia, hemos analizado los escenarios y puesto en marcha las medidas necesarias para volver al camino de la rentabilidad, una senda en la que ya estábamos en marzo de 2020. La reactivación de la movilidad se nota ya en las ventas, con un aumento del 118% en el primer semestre del ejercicio (últimos datos publicados por la compañía).

¿Cuál es la valoración del canal de ventas online en lo que va de año y qué perspectivas tiene la compañía en este aspecto?

El online es una de nuestras principales palancas de crecimiento. Desde 2017 y hasta el estallido de la pandemia, experimentamos un crecimiento acumulado a tres años del 158%. En el primer trimestre del ejercicio 2021/22 y con la reactivación de la actividad en tienda, el aumento de las ventas online se ha ralentizado respecto al ejercicio anterior, en el que llegaron a crecer hasta un 52,3% durante el primer trimestre, que coincidió con el confinamiento global (marzo-mayo 2020).

Según las previsiones que manejan, ¿saldrá de pérdidas la compañía en 2022?

Trabajamos a diario para volver a la rentabilidad lo antes posible, pero como compañía cotizada no podemos dar previsiones.

De los 17 países en los que opera Adolfo Domínguez, ¿cuáles están dando mejores resultados?

La reactivación de la actividad económica y movilidad en Europa, con España como mercado principal con 184 tiendas, ha impulsado las ventas de nuestra compañía durante la primavera con un aumento de la facturación del 271% respecto al primer trimestre del ejercicio 2020/21.

¿Potenciarán alguno de estos mercados para el año que viene o se expandirán en algún mercado nuevo?

Mantenemos desde hace cuatro años un plan continuo de reposicionamiento e internacionalización para situar nuestras tiendas en las mejores calles comerciales del mundo. En el caso de México, nuestra principal filial en el extranjero, contamos con un plan de expansión específico de la mano de los grandes almacenes Palacio de Hierro, con los que abriremos 23 puntos de venta hasta 2026, 11 de los cuales ya han abierto sus puertas.

La apuesta por la sostenibilidad es una de las señas de identidad de Adolfo Domínguez. ¿Es rentable apostar por la sostenibilidad en el sector de la moda?

El respeto al medio ambiente forma parte de los valores de nuestra compañía desde hace décadas. Como marca, apostamos por diseñar prendas atemporales y hechas para durar en el tiempo, impulsando un consumo más lento y responsable.

A medio plazo, la sostenibilidad va a dejar de ser una opción. Es una realidad que hay un grupo de consumidores, especialmente entre los más jóvenes, que vinculan su consumo a la existencia de un compromiso con el planeta, al igual que los legisladores serán más exigentes con las empresas a la hora de medir nuestro impacto en el medioambiente. La subida de los costes de transporte fomentará además el acercamiento de las producciones, lo que suele asociarse hasta el momento con un mayor aporte de sostenibilidad y trazabilidad.

Las patronales de la moda esperan recibir entre 11.000 y 12.000 millones de los fondos Next Generation de la UE. ¿Cómo beneficiará este impulso a Adolfo Domínguez?

La innovación, digitalización y sostenibilidad son las claves para impulsar el sector hacia el futuro. Como compañía ya estamos en ese camino. En el último año, hemos puesto en marcha proyectos de i+d+i como ADN, el primer personal shopper online de una marca de moda en Europa, en el que mezclamos la experiencia de nuestros estilistas y la inteligencia artificial. La existencia de fondos europeos es un impulso para acelerar todavía más esa apuesta por la innovación.

Si la situación financiera mejora el próximo año, ¿tienen previsto el reparto de dividendos?

Nuestro principal objetivo en este momento es la vuelta a la rentabilidad. Una vez alcanzados los números negros, le corresponde al consejo de administración decidir sobre los posibles dividendos.

Relacionados