sábado, 25 junio 2022

A Softbank le crecen los unicornios como Jobandtalent, pero algunos le salen rana

spot_img

Softbank se ha convertido en uno de los principales actores en el mundo del capital riesgo y la inversión en empresas tecnológicas emergentes. A través de sus fondos de inversión Vision Fund I y II, deposita grandes cantidades de capital en decenas de startups de todo el mundo con el objetivo de obtener unos retornos positivos con futuras OPV. La apuesta por firmas con potencial para crecer mucho y rápido ha dado sus frutos convirtiendo a muchas de ellas en unicornios. Sin embargo, el mal desempeño de algunas compañías que prometían un ascenso meteórico en los mercados han llevado a la multinacional japonesa a obtener meses de pérdidas en su cuenta de resultados.

La compañía de telecomunicaciones se ha erigido durante las últimas décadas como líder en el sector de las inversiones en empresas emergentes por todo el mundo, incluyendo a España en el mapa de captación de talento. De esta manera, una de sus grandes apuestas es la plataforma tecnológica de trabajo temporal Jobantalent, que acaba de alcanzar el estatus de unicornio tras cerrar la última ronda de financiación. La firma fundada por Felipe Navío y Juan Urdiales ha conseguido recaudar 440 millones de euros de diferentes fondos entre los que se encuentra Vision Fund, de Softbank, que ya en marzo financió a la startup española con 100 millones de euros.

Con ese movimiento, la firma japonesa se hizo con una participación del 11,9% en el capital de la española, porcentaje que aún no se sabe si ha aumentado después de la nueva ronda. Se trata de la tercera en lo que va de 2021, a través de la que Jobandtalent ha conseguido elevar su valoración hasta los 2.000 millones de euros, uniéndose al selecto club de startups que consiguen el status de unicornio, donde se encuentran españolas como Glovo, Wallapop o Idealista. Sin embargo, el camino recorrido hasta llegar aquí no ha sido de rosas, pues antes de que la empresa diera un giro a su modelo de negocio y decidiera apostar por el de ETT digitalizadora del proceso de contratación, arrastró varios años de pérdidas e incluso despidió a un tercio de su plantilla en 2016. Este año cierra con una facturación cercana a los 1.000 millones de euros y con más de 1.000 empleados en plantilla, aunque sin datos concretos sobre su rentabilidad.

Pero Softbank no solo tiene a Jobandtalent entre sus apuestas españolas, sino que en su porfolio se encuentran otras compañías como Copado, la plataforma de desarrollo para Salesforce (la empresa estadounidense de software bajo demanda). Aunque se fundó Madrid en 2013, actualmente opera desde Estados Unidos y alcanzó el estatus de unicornio el pasado septiembre tras recaudar 140 millones de euros en una ronda de financiación liderada por Softbank y el gigante azul IBM.

VARAPALO EN WALL STREET

La otra compañía española en la que la firma japonesa ha puesto sus esperanzas para ver como se eleva su valor hata superara los 1.000 millones de euros es Vitaance, una neoaseguradora con sede en Barcelona que, aunque su nombre no ha sonado mucho todavía, los inversores han visto potencial de crecimiento. De esta manera, la insurtech recaudó recientemente tres millones de euros en una ronda de financiación, donde también participó Softbank , y que utilizarán para lanzar en 2022 pólizas de vida de contratación 100% online.

Pero no es oro todo lo que reluce y algunas de sus mejores y más prometedoras apuestas del año no solo no están brillando en sus respectivos mercados, sino que están defraudando por su mal desempeño bursátil. Tal es el caso de Didi, el ‘Uber chino’ que hizo su debut en Wall Street a finales de junio y desde entonces su valor ha caído un 46%, desde los máximos en 16 dólares a los que llegó hasta los 7,6 en los que se sitúan actualmente sus acciones. El fuerte control de China sobre las compañías que han dado el salto al parqué neoyorquino o tienen intención de hacerlo, es una de las principales causas que ha provocado esta situación.

De hecho, las informaciones más recientes apuntan a la presión que está ejerciendo el gobierno chino para que Didi deje de cotizar en Estados Unidos. Y el otro gran descalabro llega también de una compañía asiática, Coupang, conocida como el ‘Amazon coreano’. La plataforma de comercio online en la que uno de los fondos del grupo japonés liderado por Masayoshi Son depositó su dinero y su confianza acumula pérdidas similares a las de Didi en la Bolsa de Nueva York. Desde que debutara el pasado marzo, siendo la empresa extranjera con mejor debut en Estados Unidos desde la salida de Alibaba en 2014, sus títulos caen desde los 63,5 dólares que alcanzaron de máximo el primer día hasta los actuales 26,5.

PÉRDIDAS POR SUS INVERSIONES

Es por ello que el conglomerado japonés SoftBank Group anunció hace unas semanas los resultados del segundo trimestre del año y no fueron positivos. La compañía se anotó un resultado negativo de 397.940 millones de yenes ( 3.032 millones de euros) entre julio y septiembre y las pérdidas que contabilizó alcanzaron los 1,65 billones de yenes (12.570 millones de euros). La razón principal fueron las inversiones de sus fondos tecnológicos y el mal desempeño de los unicornios mencionados, tal y como aseguró la propia compañía. Así, las cuentas de Vision Fund 1 y Vision Fund 2 reportaron a la firma nipona pérdidas de 1,16 billones de yenes (8.840 millones de euros) en el trimestre, frente a las ganancias de 1,04 billones de yenes (7.930 millones de euros) del mismo periodo que reportó el grupo en 2020.

Unos resultados que reflejan el riesgo que conlleva realizar este tipo de inversiones de capital riesgo, en las que Softbank juega un papel decisivo a nivel global, y cuyos retornos no están siendo los esperados por el gigante japonés en este 2021. Aunque su porfolio es extenso y confía en que algunas de las startups de las que participa puedan llegar a tener una OPV exitosa que les reporte el beneficio deseado. Entre ellas se encuentran algunas compañías como Ola, el ‘Cabify indio’, así como la empresa de logística Delhivery o Grab, el gigante de transporte privado del sudeste asiático que tiene previsto salir a bolsa a través de una SPAC con una valoración de 33.000 millones de euros. Queda esperar cuantos de esos unicornios serán finalmente exitosos y cuantos “le saldrán rana”.

Relacionados