jueves, 19 mayo 2022

Telefónica mantiene soportes pese al oscuro deseo de JP Morgan

Telefónica es la principal víctima de JP Morgan en este 2021. El departamento de análisis del banco estadounidense ha emitido hasta cuatro advertencias sobre la operadora española a lo largo de este año. La empresa presidida por José María Álvarez-Pallete no entra dentro de las recomendaciones de compra o apuestas alcistas para JP Morgan, al contrario que otros grandes fondos de inversión, como Blackrock, que posee el 4,983% del capital de la española. Sin embargo, hacer caso de estas recomendaciones hubiera sido contraproducente para el inversor. Desde enero, Telefónica ha subido un 21%, la octava mejor compañía del selectivo español.

JP Morgan ha emitido en su informe mensual sus apuestas en el sector de las telecomunicaciones. Telefónica es la peor parada en este sentido debido a los riesgos en el corto plazo, como la entrada de nuevos operadores en el mercado y por ende una mayor competencia. «La intensa presión competitiva en el mercado español será un duro golpe» para la empresa de cara a la recta final de fin de año.

TELEFÓNICA Y JP MORGAN, UNA DIFÍCIL RELACIÓN

Pese a asegurar que los resultados del tercer trimestre han superado las expectativas, la entidad norteamericana sitúa a Telefónica a la altura de Telecom Italia, sumergida en la opa de KKR; y de British Telecom. De nada ha servido para la firma de inversión la venta de las torres de Telxius a American Tower, ni tampoco las desinversiones en Brasil y Reino Unido. Así, con la entrada de Digi y el mayor impulso de Orange y MásMóvil podrían obligar a Telefónica a bajar precios en España. El banco de inversión ha aplaudido, por otro lado, la política de dividendo, pero su preocupación se centra en la competencia que tiene que afrontar Telefónica. Cabe destacar que España tiene un peso del 46% en el negocio global de la operadora y es su principal mercado.

Esta no es la primera vez que JP Morgan ha emitido un duro análisis contra los intereses en Bolsa de Telefónica. Hace tan solo dos meses mantuvo su consejo de «infraponderar«, otorgando un precio objetivo de 3,7 euros por acción. Entonces, la operadora se situaba en los cuatro euros por título y un 21% por debajo del consenso del mercado. Telefónica recibió un rejón en aquel 21 de septiembre en Bolsa, con una caída superior al 1,5%, mientras el resto de los grandes títulos subía.

Gráfico diario de Telefónica. Fuente: IG Markets
Gráfico diario de Telefónica. Fuente: IG Markets

Poco antes de cerrar el primer semestre del año, el banco de inversión continuaba con las malas recomendaciones sobre el valor. El precio objetivo marcado entonces era de 3,3 euros por título, inferior a los 3,7 euros que otorgó a finales de verano, cuando se conocieron la entrada de Digi y la compra de MásMóvil sobre Euskatel.

JP MORGAN AUGURÓ LOS TRES EUROS PARA TELEFÓNICA

JP Morgan fue más allá en febrero. Aseguró que el mercado «fue demasiado lejos» tras el rebote del 40% en Telefónica desde la última presentación de resultados, en octubre de 2020. De hecho, fijó el precio de tan sólo tres euros a la operadora, cuando era uno de los mejores valores del Ibex 35. En concreto, quien ha seguido este consejo ha dejado escapar una subida del 33% hasta los 4 euros que llegó a tocar la operadora tan sólo unos meses después. En lo que va de año, Telefónica se ha revalorizado más de un 21%. Así, es la octava mejor compañía desde enero en un listado liderado por Sabadell, Fluidra e Indra.

Los análisis de JP Morgan varían sus conclusiones, aunque apuntan siempre a caídas en el valor. Los expertos consultados por INVERSIÓN.es desconocen por completo la motivación o las posibles razones de estas malas recomendaciones sobre la operadora española, y ponen en valor su condición de empresa estratégica y su enorme peso en España y en el Ibex 35.

A nivel técnico, «los títulos de Telefónica se mantienen por encima del soporte de los 3,6 euros por acción», ha indicado Diego Morín, analista de IG Markets, en respuesta a preguntas de este medio. Telefónica se ha topado con este nivel en los últimos meses, «tanto en julio como el pasado noviembre, pese al reciente rebote ocasionado tras la opa de KKR«.

TELEFÓNICA, EN UN RANGO LATERAL TRAS LA IMPORTANTE SUBIDA

En caso de perder este nivel, «el siguiente soporte se ubica alrededor de los 3,45 euros, coincidiendo con la base del rango lateral». Para aquellos inversores que busquen el impulso alcista, «sería interesante un cierre sobre la cota de los 3,72 euros, situación que valdría para ir a testear la zona de los 4,25 euros«, ha destacado Morín.

A dia de hoy, «el valor tendría que consolidar los niveles mencionados para podemos subirnos al mismo, siendo interesante la situación de opas que están lanzándose en el sector para el lado alcista». Asimismo, las noticias negativas en la empresa española, como la no apuesta de JP Morgan, podrían generar movimientos a soportes. Y es que, Telefónica ha perdido en la jornada de este miércoles casi un 4%, hasta los 3,82 euros por acción.

Esta caída se ha producido con un fuerte volumen de negociación. «Los movimientos de los fondos de cobertura son clave, aunque si bien es cierto que por ahora, el valor se encuentra lateral y no ha perdido el soporte critico de los 3,50 euros», ha destacado Morín. En este sentido, ha indicado que esta cota es «el primer nivel serio para Telefónica, por tanto, podríamos estar ante maniobras institucionales».

DÉBIL CRECIMIENTO DEL IBEX 35 EN LATINOAMÉRICA

Las malas recomendaciones sobre pesos pesados del Ibex 35 no sólo provienen de Estados Unidos, sino también de Europa. Deutsche Bank ha asegurado que el selectivo español en su conjunto se enfrenta a un «grave pro­blema» debido al abandono de las grandes gestoras internacionales en el índice. Asimismo, varios fondos de ETFs han cerrado sus posiciones en el selectivo español, al que compara con la «bolsa la­ti­noa­me­ri­ca­na«.

Y es que, una de las grandes virtudes de las empresas del Ibex 35 durante la crisis de 2008 fue su diversificación y su mayor peso en Latinoamérica. De hecho, algunas empresas redujeron a la mínima expresión su exposición en España, en un momento muy convulso. Se miró a Latinoamérica como el dorado, un refugio en tiempos de crisis, pero, según Deutsche Bank, las expectativas no se están cumpliendo. Telefónica, por ejemplo, ha vendido todas sus torres de Latinoamérica.

«Por ejemplo, Brasil o México tienen unos crecimientos que justifican los bajos márgenes», ha destacado. Además, pone en el foco el «débil crecimiento» de las filiales latinoamericanas de las compañías españolas. Asimismo, ha recordado el «excesivo» peso de bancos y eléctricas.

Relacionados