martes, 29 noviembre 2022

Audax, un daño colateral de la Bolsa por los elevados precios de la luz

No son buenos tiempos para el sector de las energías renovables. Los cada vez más elevados precios de la electricidad y el no saber qué va a pasar con las regulaciones son algunas de las razones que han puesto en jaque a este sector. Pero a algunos les está perjudicando más que a otros. En el caso de Audax, su fuerte dependencia de los precios al estar situada como pura comercializadora le está pasando mala factura, algo que ya se ha visto reflejado en sus resultados del tercer trimestre y en la Bolsa.

En este contexto, mientras los responsables de la energética se muestran optimistas, los expertos tienen una postura más prudente, y no prevén una vuelta a la normalidad al menos hasta que finalice el invierno. Esto ha colocado a la compañía dirigida por José Elías en lo más alto del podio entre los inversores bajistas dentro del mercado continuo.

EL PRECIO DE LA LUZ, UNA SOMBRA HASTA EL FINAL DEL INVIERNO

El grupo español presentó los resultados del tercer trimestre el pasado 18 de noviembre, en los que ha dejado una gran huella el efecto de la subida de la luz. Y a pesar de que casi duplicó sus ingresos durante los primeros nueve meses de 2021, el margen bruto también ha experimentado un alarmante retroceso del 22%, casi la mitad que en el mismo período de 2020. 

Otro factor determinante que ha llevado a estos números tan preocupantes, ha sido el de los compromisos recogidos con los clientes a determinados precios sin haber cerrado el suministro en el mercado mayorista. Esta situación ha penalizado a Audax, y puede llegar a desembocar en una próxima brecha en sus cuentas.

Estas desilusionantes cifras explican en gran parte el gran detrimento que ha tenido la empresa en Bolsa, aunque los responsables de la compañía estiman que esta situación será provisional y están convencidos de una progresiva normalización del mercado mayorista que permita la recuperación de sus resultados. Unas expectativas bastante optimistas si nos fijamos en el camino que están siguiendo los precios. De hecho, los expertos se muestran más prudentes y no prevén una vuelta a la normalidad, por lo menos hasta que termine el invierno.

EN EL EPICENTRO DE LOS BAJISTAS

Recuperando un poco de vocabulario técnico, los llamados bajistas, o cortos, son inversores que actúan al contrario de lo habitual. Es decir, en lugar de comprar primero para intentar vender más caro después, venden primero para intentar recomprar más barato más adelante. 

Audax continúa estando en el epicentro de los inversores bajistas en el mercado de la bolsa española

En Bankinter, los expertos señalan que no ven mejoría a corto plazo, ante los ya mencionados altos precios de la energía. En el gráfico de Estrategias de Inversión podemos observar como el valor rebota desde la caída del mercado la semana pasado a consecuencia de la variante ómicron. Mantiene las caídas superiores al 7,5% en las últimas 20 sesiones y los recortes anuales superan ya el 33,3%.

grafico bankinter Inversion.es

Por todo esto, Audax continúa estando en el epicentro de los inversores bajistas en el mercado de la bolsa española. Tan solo hay que tener en cuenta sus posiciones cortas ,que según datos de la CNMV alcanzan un 6,35% de su capital. Es posible un rebote, pero de no hacerlo se enfrenta a un importante hueco bajista. Demasiado peligro para una empresa con un PER de casi 30 veces y con posibles inconvenientes en el flujo de caja por los altos precios.

En medio de este escenario, la compañía ha puesto en marcha cuatro plantas fotovoltaicas en la provincia de Guadalajara, con una potencia de 20 MWp y capacidad para cubrir el consumo anual de más de 9.400 familias. Además, Audax continúa con la preparación de sus siguientes proyectos en España, confirmando así el plan de ruta fijado en su plan estratégico.

Relacionados