viernes, 01 julio 2022

Marc Murtra sube a Indra al tren alcista con un potencial de dos dígitos

Indra se ha disparado un 50% desde la llegada de Marc Murtra a la presidencia. Las dudas del mercado, como suelen aparecer en todas las compañías que modifican el consejo, se han despejado por completo. El cambio en la cúpula ha gustado al mercado, pero, además, ha habido importantes noticias para Indra en este tiempo, como la adjudicación el pasado julio de 38 Eurofighters alemanes para utilizar sus sistemas. Este contrato, valorado en 100 millones de euros, provocó una fuerte subida en el precio de las acciones.

El mercado ha dado no sólo un voto de confianza para Murtra, que ha sustituido a Fernando Abril-Martorell al frente de la tecnológica. Las subidas en Indra con Murtra al frente han sido del 41%, aunque las acciones han llegado a tocar los 11,09 euros recientemente, coincidiendo con los máximos anuales. Los inversores en las últimas sesiones han dado paso a lógicas caídas para recoger parte de los beneficios, pero aún hay un gran potencial alcista.

El tren alcista de Indra apenas ha tenido descanso, con importantes subidas en julio tras conseguir una de las adjudicaciones más importantes del año

El mercado recibió a Murtra con dudas, para dejar el precio de las acciones en niveles cercanos a los 7 euros, haciendo suelo a finales de mayo. Desde entonces, el tren alcista de Indra apenas ha tenido descanso, con importantes subidas en julio tras conseguir una de las adjudicaciones más importantes del año.

LA TECNOLÓGICA MÁS SOSTENIBLE

Las buenas noticias para la compañía han continuado desde entonces. Recientemente ha sido designada como la compañía tecnológica más sostenible del mundo. Un galardón reconocido por el índice Dow Jones Sustainability Index (DJSI) World. Indra se ha alzado con este galardón entre otras 71 empresas, de las que tan sólo una decena pasaron los exigentes requisitos para poder optar al más alto nivel del selecto ránking.

Gráfico diario de Indra. Fuente: IG Markets
Gráfico diario de Indra. Fuente: IG Markets

La tecnológica continúa así liderando este listado, como ha hecho los últimos 16 años, y convierta a Indra como una de las mejores posicionadas para cumplir con los criterios de sostenibilidad impuestos en la Agenda 2030. Para el índice Dow Jones, Indra no sólo ha mantenido el liderazgo sino que ha mejorado su “desempeño económico, social y medioambiental y por contribuir mediante la tecnología al desarrollo sostenible“.

Algunas casas de análisis tendrán ahora que buscar razones para mantenerse a la baja en Indra. Como se ha visto, el mercado ha hablado, y cuando se pronuncia éste es soberano. Además, la estructura que dibuja ahora Indra es tremendamente alcista, por lo que no se descarta un rally de fin de año una vez forme su suelo temporal. Según algunas estimaciones, las subidas en Indra podrían superar los dos dígitos, aunque como todo hay que esperar aún para consolidar las bajadas en estas recogidas de beneficio.

Además, Indra ha atraído a nuevos inversores durante este año. T. Rowe Price ha incrementado su participación al mismo tiempo que llegaba Murtra a la presidencia, para ostentar el 3,112%. Santander Asset Management tiene el 3,037% desde hace poco más de un año, mientras que Fidelity ostenta el 9,8%. Norges Bank ha aumentado también su exposición a Indra, al alcanzar el 3,626%.

LOS INSTITUCIONALES AUMENTAN SU EXPOSICIÓN EN INDRA

El motivo de esta buena marcha de la compañía también se encuentra en la retribución al accionista. Tan bien va, que la cúpula ha mejorado las expectativas en cada una de sus últimas rendiciones de cuentas. Por el momento, el consejo ha propuesto 0,15 euros por acción.

Para Diego Morín, analista de IG Markets, Indra tiene el “reto” de mantener la confianza inversora. A su juicio, pese a que la tecnológica lo ha desmentido, el mercado mantiene el foco en “el posible interés” de la empresa por el fabricante de aviación ITP Aéreo, filial del grupo británico Rolls-Royce.

Esta posible adquisición se haría mediante una ampliación de capital, aunque por ahora se encuentra todo en el ‘aire’“, ha indicado. Cabe destacar que Indra se ha pronunciado sobre esta posible operación, negando la mayor. No obstante, para Morín “si dicha operación se lleva a cabo, habría que estudiar las sinergias que podría ofrecer ITP para Indra, ya que si el mercado no ve factible dicho movimiento, la presión bajista podría continuar en el valor, como hemos visto en el último mes, con los fondos bajistas sobre la empresa aprovechando la incertidumbre del valor”.

UN POTENCIAL ALCISTA DEL 14% PARA INDRA

Por otro lado, ha destacado que la compañía “viene haciéndolo bien desde los mínimos de octubre de 2020, recuperando un 100% hasta hoy después de los vaivenes de mayo por los cambios de dirección”. Además, “la estructura de precio es positiva al alejarse de los mínimos de julio y testear los mínimos de junio”, cuando se codeaba con los 7 euros por título.

Indra, además, ha roto al alza los máximos de mayo, alcanzando el nivel más alto del año en los 11,10 euros y tras consolidar la zona entre los 9,45 y 8,50 euros durante el final del tercer trimestre y principios del cuarto. Ahora, “el buen desempeño de Indra podría auparse hasta los máximos del año 2020, los cuales se ubican en torno a los 11,50 euros“, ha destacado. Esta cota daría un potencial alcista del 14%. A partir de ahí, valdría “estudiar el alcance de la cotización, ya que de consolidar dichos niveles podría tener extensión hasta los 12 euros”. Según apunta, la clave está en mantener la zona de los 10 y los 9,65 euros.

De cara a una estrategia de inversión, Morín ha señalado que “desde los máximos de noviembre, los títulos vienen corrigiendo cerca de un 10%, por lo que tendremos que ver donde consigue el mercado hacer suelo, aunque sigue siendo un valor con atractivo alcista”.

Relacionados