martes, 29 noviembre 2022

Microsoft, el nuevo monstruo del mercado aunque su CEO tenga dudas

Hace más de 3 meses, exactamente el 14 de agosto compartíamos a través de INVERSIÓN, un artículo denominado ‘Microsoft imparable hasta en el aspecto técnico para sus acciones‘, el cual detallaba el componente de sus ingresos, movimientos y perspectivas fundamentales y técnicas que llevaría el precio de la acción de Microsoft hasta niveles cercanos a los 330 dólares por acción lo que significaba más de 12 veces beneficio. Este movimiento ya se cumplió e inclusive alcanzó a llegar a niveles de 349,67 dólares el pasado 22 de noviembre con lo cual registró nuevos máximos históricos. Pero como a gráfico pasado todos somos expertos, vamos a analizar varios aspectos fundamentales y técnicos que nos darán la guía para tomar decisión de continuación o adhesión sobre las acciones de Microsoft.

Lo primero que hacemos es revisar las cifras las cuales para julio a septiembre de 2021 registraron beneficios netos del orden de 20,505 millones de dólares lo que corresponde a un incremento del 48% sobre los beneficios del mismo periodo del ejercicio anterior. Acordémonos que este trimestre en Estados Unidos corresponde al primer trimestre fiscal del año 2022. De acuerdo con el informe presentado por la compañía con sede en Redmond, en el estado de Washington Estados Unidos, la facturación alcanzó los 45.317 millones de dólares especialmente gracias al incremento en el segmento de servicios los cuales son LinkedIn, como una de las redes sociales de mayor uso, especialmente se impactó su crecimiento debido a la llegada de la pandemia. Dynamics, la cual es una línea de software ERP y CRM que al igual que con LinkedIn, se ha potenciado su uso con la llegada de la pandemia y el incremento del trabajo remoto e híbrido. Finalmente, el servicio de mayor representación en los ingresos de Microsoft corresponde nuevamente a Azure, una de las plataformas en la nube con mayor capacidad a nivel mundial que le representan más del 35% de los ingresos a Microsoft.

Nuevamente, Microsoft es una acción de las que se deben tener en un portafolio de inversión a largo plazo que siempre da utilidades y adicional a ello, sus utilidades se incrementan periodo a periodo.

Otro de los aspectos que revisamos, son los movimientos que la empresa o sus directivas realizan sobre la empresa. No sólo en temas de administración sino como inversión o recompra lo cual supondría que un directivo que conoce la empresa desde dentro y toma decisión sobre su participación, puede significar varios componentes que afecten el movimiento del precio de la acción de mediano plazo. Para el caso en particular, hablamos de Satya Nadella, el consejero delegado de Microsoft desde 2014 y quien decidió vender entre el 22 y 23 de noviembre cerca de 840,000 acciones de Microsoft lo que le representó un beneficio aproximado a los 285 millones de dólares, razón de peso para ejercer presión bajista en el precio de la acción justo desde ese día llevándola a una desvalorización del -6,18%.

Que una acción suba y baje es natural, lo extraño es que un directivo de la talla de Satya Nadella se deshaga de la mitad de su participación, aunque algunos pueden aducir que se debe a la nueva regulación sobre el pago de impuestos en Estados Unidos para los supermillonarios. La verdad esta oculta más aun cuando para la misma fecha, Microsoft se convirtió en la empresa más valiosa del mundo sobrepasando a Apple por capitalización bursátil.

imagen 6 Inversion.es

De seguro Microsoft continuará capitalizándose entre otras, tras el lanzamiento de Teams o OneDrive el cual, de cierta forma limita la capacidad de elección del usuario por el servicio sacando a la competencia del mercado. Situación que ya había sucedido a finales de los años 90 cuando integró Internet Explorer en su sistema operativo. Debido a esta situación, más de 30 empresas europeas se han integrado para demandar a Microsoft, situación de la que Microsoft tiene suficiente experiencia para capotear.

Luego de romper expectativas e ir a visitar los 349,6 dólares por acción y gracias a la venta de las acciones de su CEO, el precio de la acción de Microsoft comienza a retroceder mostrando claramente un patrón chartista clásico conocido como hombro cabeza hombro que con seguridad el mercado está esperando a la ruptura de la línea de cuello para generar mayor presión bajista y buscar niveles de 305 dólares donde se encuentra su soporte más cercano de agosto y septiembre de 2021. Al mismo tiempo confluye con regularidad del mercado en el 61,8 de retroceso de Fibonacci y con la última directriz alcista que el precio ha venido desarrollando desde mayo de 2021 justo alrededor de los 305 dólares donde prevemos una nueva oportunidad de compra para continuación alcista inicialmente hasta los máximos históricos y posteriormente a niveles de 380 dólares los cuales pronostican desde Wall Street lo que representa entre un 15% y 25% de rentabilidad en un corto plazo.

Relacionados