lunes, 28 noviembre 2022

El sector bancario: un lastre que puede ser protagonista en el cambio climático

spot_img

La transición energética es una realidad. Las empresas, independientemente del sector al que pertenezcan, están impulsando un plan que les acerca a un mundo ‘verde’. Hablar de descarbonización en la actualidad es una utopía. Los combustibles fósiles siguen siendo los motores de múltiples compañías, y por el momento, siguen siendo una de las energías más importantes. Aunque es cierto que las petroleras y gasísticas ya ponen la mirada en un mundo ‘limpio’. 

El camino hacia un mundo descarbonizado no sólo pasa por las energéticas. Todas las empresas deben estar involucradas en la transición energética para lograr los objetivos de 2050. Y entre todos los sectores, uno que desempeña un papel fundamental en el futuro hacia el mundo verde, es el bancario.

El sector banca es, sin duda, uno de los más destacados del mercado. Y, además, son actores principales en el camino hacia el mundo ‘limpio’. Los bancos son los que financian a las principales empresas y, según abrdn, «tienen un enorme papel que desempeñar para frenar el cambio climático». La consultora de inversiones considera que los bancos, de momento, «no han aprovechado la oportunidad del todo» de frenar lo que es un problema actual.

Abrdn destaca la importancia de los bancos en el desafío contra el cambio climático. No hay duda de que es uno de los escollos del mundo actual, que, además, se puede convertir en un problema mayor en un futuro no muy lejano. A pesar de que las entidades sí que han lanzado propuestas valientes y sólidas para lograr un mundo ‘verde’, por el momento, «siguen infrautilizando esta enorme oportunidad«, tal y como detalla abrdn en su comunicado. 

«QUEREMOS QUE LOS BANCOS SE DESPRENDAN DE LAS EMPRESAS QUE NO MEJOREN SU SOSTENIBILIDAD» ABRDN

¿CUÁL ES EL PAPEL DEL SECTOR BANCARIO?

Aunque los bancos, de manera directa, no tienen un gran impacto sobre el ecosistema, sí lo tiene a través de sus financiaciones. Es decir, de forma indirecta, las entidades bancarias son las que financian los negocios de las empresas que más afectan al ecosistema

Abrdn detalla que los bancos deben controlar primeramente sus emisiones internas, para luego centrarse en las empresas que financian. Por el momento, las entidades financieras siguen centradas en obtener rentabilidad a través de las financiaciones en lugar de ser más ecoeficientes. Aunque los bancos sí han lanzado planes estratégicos para luchar contra el cambio climático, aún siguen primando la financiación de empresas que entorpecen el camino hacia un mundo sostenible. 

La consultora británica ha realizado un estudio en el que destacan que 13 bancos tienen un objetivo neto cero para 2050, de los 23 analizados. «Queremos que todos los bancos, tanto los corporativos como los minoristas, se desprendan de las empresas que no mejoren su sostenibilidad, ofrezcan financiación verde a los clientes y se tomen en serio la reducción de emisiones», expone abrdn. 

¿Y EN ESPAÑA?

España cuenta con varias entidades financieras que tienen importancia a nivel global. Destacan BBVA o CaixaBank. La entidad vasca, tal y como explican en su página web, avanza en los retos derivados del Acuerdo de París. Por otro lado, en 2019, BBVA firmó junto a otros 206 bancos los Principios de la Banca Responsable, los cuáles tienen por objetivo «plantar cara a los desfíos de emergencia climática y la sostenibilidad a la que se enfrenta la sociedad actual», según explica el banco. 

BBVA - Sector bancario
Oficinas de BBVA

CaixaBank es otra de las entidades españolas que ha mostrado su compromiso con el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático. La entidad catalana lideró la emisión y colocación de bonos verdes en la Q1 del 2021. 

A pesar de que el sector bancario ya ha mostrado su compromiso con el medio ambiente, aún no es suficiente. Las grandes entidades financieras tienen una gran cartera de negocio y clientes, entre los que se encuentran empresas con enorme potencial económico que, a su vez, emiten enormes cantidades de carbono. 

El sector bancario es participe de estas acciones, que lejos de lo que figuran en sus planes estratégicos frente al cambio climático, fomentan la emisión de carbono. Las entidades tienen en sus manos ser las protagonistas del cambio climático, y, sin duda, pueden hacerlo dada su enorme envergadura económica, y por supuesto, su gran cartera de clientes. 

Relacionados