martes, 17 mayo 2022

La ómicron certifica el año para el olvido de Grifols

Grifols está firmando un año para el olvido. La compañía farmacéutica es una de las más perjudicadas por la pandemia a pesar de pertenecer a un sector que, a priori, se ve beneficiado por la crisis sanitaria. Grifols, referente en el mercado farmacéutico, se consolida como la compañía que más cae en el Ibex 35 este año. Concretamente, la empresa catalana retrocede en el mercado de valores más de un 34%.

La farmacéutica venía marcando un mal año bursátil. Grifols no se ha bajado de la tendencia bajista a lo largo de este ejercicio. La nueva variante del Covid-19, ómicron, ha terminado por hundir las aspiraciones bursátiles de la compañía. La empresa presidida por Víctor Grifols es la más expuesta a las variaciones de la pandemia. La variante africana ha puesto en vilo a los gobiernos nacionales. Ómicron amenaza con desequilibrar la aparente estabilidad que, hasta ahora, existía, y Grifols es la compañía farmacéutica que más sujeta está a las variaciones de la pandemia.

GRIFOLS DESCIENDE DESDE EL INICIO DE LA PANDEMIA

La catalana no consigue levantar cabeza desde el inicio de la pandemia. Desde marzo de 2020, la empresa retrocede casi un 40%.  A lo largo de este año, las decisiones de Grifols han generado dudas entre los inversores, hasta tal punto que sus acciones tienen una valoración similar al de 2016. La compañía con sede en Barcelona lleva sumida en una tendencia bajista que se alarga más de un año. El valor actual de sus títulos es de 15,62 euros. Grifols se deja más de un 27,78% en el semestre

La opa sobre biotest provocó la suspensión del pago de dividendos

A pesar de ser una farmacéutica, la empresa catalana no ha podido resistir las sacudidas del Covid-19. Y es que, Grifols se dedica a la fabricación y comercialización de productos derivados del plasma, suero, nutrición clínica y material médico sanitario. La empresa ha llegado a la actual situación bursátil debido a una combinación de factores. Bankinter concreta que uno de los puntos que han mermado los intereses bursátiles de la compañía es “la caída de suministro de plasma, debido al menor número de personas que han acudido a los centros de extracción de sangre”. 

LA OPA SOBRE BIOTEST, UN LASTRE

Pero además de ello, la situación económica de la empresa no alimenta la confianza de los inversores. Grifols acumula una deuda de 6.476 millones de euros. El mes de septiembre marcó un antes y un después en la empresa. Grifols anunció la adquisición de Biotest. A pesar de que la compañía aseguró que la operación reforzaría la presencia de Grifols en el mercado, a corto plazo se ha convertido en un lastre. Y es que la adquisición de Biotest ha conllevado engordar aún más la deuda. El apalancamiento del ebitda pasó del 4,9 a 5,4. 

Tras la compra de Biotest, la empresa se ha visto obligada a tomar decisiones que han perjudicado directamente al inversor. Grifols suspendió el pago del dividendo. La farmacéutica concretó que el pago del dividendo quedaría parado hasta que la deuda esté por debajo de cuatro veces el ebitda. 

Grifols
Oficinas de Grifols

Echando un vistazo a la evolución bursátil de Grifols, desde el anuncio de la OPA y la suspensión de pago del dividendo hasta ahora, la compañía ha caído un más de un 28%.

GRIFOLS MANTIENE LA CONFIANZA

Pese a que el año bursátil de la empresa catalana está siendo malo, los datos del primer semestre ofrecidos por Grifols reflejan un beneficio neto de 266,8 millones de euros. Dicho de otro modo, representa un crecimiento del 22,3% respecto al primer semestre de 2020. “La obtención de plasma de Estados Unidos mantiene una tendencia alcista y en Europa sigue superando los niveles anteriores a la pandemia apoyándose en adquisiciones recientes”, expresó Grifols en un comunicado. 

La farmacéutica, que cotiza en el Ibex 35 desde 2008, venía marcando un año bursátil malo, y la ómicron ha sido la gota que ha colmado el vaso. La pandemia ha afectado gravemente a la empresa catalana. Grifols tiene que hacer frente a una deuda millonaria y mientras, tratar de paliar las sacudidas de la pandemia. Además de todo esto, la compañía tiene la difícil tarea de volver a convencer a sus inversores.  

Relacionados