lunes, 16 mayo 2022

Ómicron lastra las acciones de Meliá

Desde la llegada de la nueva variante ómicron al mundo a inicios de noviembre los mercados volvieron a entrar en pánico. La nueva variante se ha detectado inicialmente en Madrid y ya suma cuatro contagiados, luego Cataluña con 2 y actualmente en Baleares con un total de 6 personas contagiadas confirmadas. El problema con esta nueva variante es la alta tasa de transmisión y que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la variante ómicron tiene un alto nivel de mutación genética con lo cual podría romper la inmunidad proporcionada por las vacunas actuales.

Es preciso que desde inicios de noviembre cuando se anuncia la nueva variante al mundo, las acciones del sector turístico generaron nuevamente rápidos movimientos a la baja y para el caso particular de Meliá, alcanzó a desvalorizarse hasta un -20,4%.

Desde el punto de vista técnico, el movimiento producido por las noticias sobre la nueva variante ejerce una nueva configuración que desdibuja la senda alcista que la acción traía desde mediados de 2021.

Actualmente el precio se encuentra realizando un pullback alcista que se detiene en la resistencia más importante del 25 de marzo de 2021 en inmediaciones de 6,15 euros por acción donde se encuentra confluyendo con las medias móviles exponenciales de 50 y de 250 periodos lo cual indicaría mayor presión a la baja.

Al mismo tiempo como podemos notar en el gráfico, la acción de Meliá gusta de trabajar dentro de canales los cuales prevén los movimientos futuros y para este caso en particular está retesteando el nivel superior del canal bajista que podría lastrar el precio nuevamente a los mínimos de mitad de año en cercanías de los 5,4 euros por acción lo que significa una desvalorización adicional del -10%. Incluso, el precio podría buscar el imán del soporte macro mensual de julio de 2020 que se encuentra en niveles psicológicos de los 5 euros por acción los cuales confluyen al mismo tiempo con el nivel inferior del canal bajista, lo que representa una desvalorización cercana al -15%.

Por un lado, UBS ha fijado un precio objetivo cercano a los 8,3 euros para la acción de Meliá desde días pasados, relación con la que estamos de acuerdo para largo plazo. Por otro lado, el S&P Global ha condecorado a Meliá como el grupo del sector de la hotelería más sostenible en Europa a través del Corporate Sustainability Assessment CSA sobre un análisis de más de 10.000 compañías, con lo cual en el largo plazo marcará renombre y seguramente facturación, ya que como lo confirma Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá, “la sostenibilidad en el mundo será la clave del turismo del futuro”.

Por lo tanto, una vez el precio visite niveles cercanos a los 5,1 euros por acción o recupere la senda alcista trabajando sobre los 6,3 euros estaríamos interesados nuevamente en ubicarnos alcistas.

Relacionados