sábado, 29 enero 2022

Un mes fatídico para el año espectacular de Tesla

Diciembre no está siendo el mes de Tesla. La compañía presidida por Elon Musk, que venía firmando un año bursátil sensacional, ha visto como su valoración en el mercado de valores no deja de retroceder en el último mes. Y es que la empresa norteamericana, además de ser una de las automovilísticas lideres en el mercado global, es una de las firmas más mediáticas gracias a su presidente. No hay duda de que Musk es la personalidad de 2021, al menos en el panorama empresarial.

Tesla, durante los últimos dos meses, viene envuelta en polémicas que han castigado las aspiraciones bursátiles de la compañía. Sin ir más lejos, la automovilística ha retrocedido un 17,43% desde el 5 de noviembre. De esta forma, alcanza mínimos de octubre.

LA SEC SACUDE A TESLA 

La última mala noticia que oscila en la compañía de Elon Musk es que la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) le abrió una investigación a la empresa de automóviles eléctricos. El regulador ha comenzado la investigación sobre Tesla debido a que la empresa no notificó adecuadamente a sus accionistas y al público de los riesgos de incendio asociados a defectos de sus sistemas de paneles solares durante varios años. 

En apenas una semana, las acciones de Tesla han retrocedido más de un 11%

La automovilística no notificó de que los conectores eléctricos defectuosos podían provocar incendios, según varios perjudicados. Más de 60.000 clientes se vieron afectados por los problemas de los vehículos.

Esta noticia ha sacudido a Tesla durante los primeros días de diciembre. En apenas siete días, la acción se ha dejado más de 135 dólares. Es decir, los títulos han retrocedido un 11,8% en una semana. 

TWITTER, EL ESCENARIO DE TESLA 

Resulta paradójico, ya que la compañía norteamericana venía marcando un año espectacular. Sin ir más lejos, Tesla se ha convertido en la automovilística más valiosa del mundo. Aún eso, la compañía de Musk se ha visto envuelta en varias polémicas, lo que ha provocado que su valor sea volátil en el último mes.

Y es que los comentarios de Elon Musk a través de Twitter han marcado el devenir de la compañía en Bolsa. A mediados de noviembre, el presidente de Tesla lanzó una encuesta en la red social en la que proponía vender el 10% de las acciones de la compañía, a raíz de la polémica sobre la evasión de impuestos. En dicha encuesta, el 57,9% de los seguidores del empresario votaron a favor de la venta de sus títulos. Tras ello, la automovilística se depreció casi un 12% en apenas un día

Tesla
Vehículo de Tesla

Tres días más tarde, el director ejecutivo vendió 4,5 millones de acciones, por valor de 5.000 millones de dólares para cumplir con sus obligaciones fiscales. Esto le valió para recuperar el valor alcista en Bolsa. La cotización de Tesla se revalorizó un 4,3%.

La compañía estadounidense se ha sumido en una espiral en la que la volatilidad es una constante. La cotización de Tesla fluctúa a merced de los comentarios de Musk en Twitter. Tanto para lo bueno como lo malo, Elon Musk está afectando a la cotización de Tesla. El director ejecutivo de la automovilística la ha convertido en una de las marcas más mediáticas, y sin duda, en una de las mejor ubicadas en el mercado. Del mismo modo, ha hecho que sus comentarios personales se extrapolen a la cotización de la compañía. Digamos que la cotización de Tesla está sujeta a los comentarios y acciones de Musk.

LOS INVERSORES ESPERAN LOS RESULATDOS ANUALES

Aunque el valor actual de la empresa está lejos de lo deseado, el año financiero y bursátil de Tesla es positivo. En el mercado de valores, la empresa se ha revalorizado por encima del 38% desde inicios de año. Y no es para menos, ya que los resultados de Tesla están siendo ampliamente positivos. En el tercer trimestre, la firma estadounidense alcanzó una facturación de 11.800 millones de euros, lo que ha significado récord en la compañía. Entre julio y septiembre, la automovilística entregó más de 241.000 vehículos. El beneficio bruto fue de 3.140 millones de euros, un 77% más que la Q3 de 2020. 

A pesar de que la investigación de la SEC está devaluando a la compañía, Tesla sigue siendo un valor rentable en lo que va de año. Es cierto que los últimos meses están siendo el punto negativo de un ejercicio espectacular. Aún eso, está por ver cual es la respuesta de los inversores aquí a final de año, teniendo en cuenta que Tesla debe hacer públicas sus cuentas anuales, las cuáles prometen ser positivas. 

Relacionados