martes, 05 julio 2022

KPMG lidera el mejor año para las ‘Big Four’ en dos décadas desde el escándalo Enron

spot_img

La pandemia ha hecho que las empresas tengan que adaptar sus negocios. Es por ello que la demanda de asesores profesionales ha aumentado. Aquí es donde entran en juego las ‘Big Four‘, término que se emplea para referirnos al grupo de las cuatro firmas más relevantes en materia de auditoría y consultoría. Este grupo, el más importante de la esfera mundial, lo conforman Deloitte, PwC, EY y KPMG. En 2021 han registrado su mejor rendimiento financiero desde el colapso en 2002 de la energética Enron, gracias a la crisis del coronavirus.

Este jueves KPMG ha anotado una facturación récord de 28.407,5 millones de euros en su año fiscal, finalizado el 30 de septiembre. Esto se traduce en un incremento del 10% con respecto al mismo período de 2020, según ha informado la firma global. De esta manera, la compañía que preside Bill Thomas se sitúa a la cabeza del grupo, con la mayor mejora de ingresos en sus ejercicios fiscales y en todas las áreas, por delante de Deloitte (+5,5%), de PwC (+4,9%) y de EY (+7,3%).

DE ‘BIG FIVE’ A  ‘BIG FOUR’

Hace 15 años se destapó uno de los escándalos financieros más grandes de la historia. Estamos hablando del caso de la gigante energética Enron Corporation, que el 2 de diciembre de 2001 se declaró en quiebra. La compañía poseía activos estimados en 63.000 millones de dólares y de cara a los registros facturaba 100.000 millones de dólares al año. El motivo por el que se declaró insolvente está relacionado con que todo fue orquestado: los pasivos se transformaron en activos, los créditos se presentaron como ingresos y todos los beneficios fueron inflados. Estas trampas financieras desembocaron en que la acción en bolsa, que se cotizaba sobre los 90 dólares en el 2000, pasara a costar en un año tan solo un dólar. 

KPMG opera en 145 países y cuenta con más de 236.000 profesionales

Con el paso del tiempo fueron saliendo a la luz cada uno de los fraudes financieros. Resultó que la empresa aglomeraba deudas de 30.000 millones de dólares. Este escándalo también le costó la vida a la relevante firma auditora Arthur Andersen, una de las cinco sociedades de auditoría y contabilidad más grandes del mundo.

ABORDAR LOS DESAFÍOS DE LA COVID-19

El nombre de KPMG es el resultado de la unión de las iniciales de los fundadores que dieron lugar a la compañía.

La firma ha explicado que se ha centrado en los servicios y soluciones para abordar los desafíos que han experimentado las empresas ante el Covid-19. 

Por segmentos de negocio, la facturación de la rama de consultoría creció un 17%, hasta los 12.068,5 millones de euros. La firma ha destacado que gran parte del incremento se debe a la actividad de KPMG en el segmento de ‘deal advisory’’ que abarca asesoramiento en operaciones de fusiones y adquisiciones, restructuraciones financieras y operativas, o venta de activos no estratégicos entre otras.

Por otra parte, el negocio de auditoría experimentó un avance del 4%, hasta unos ingresos de 10.132 millones de euros. Los servicios de asesoramiento fiscal y legal supusieron una cifra de negocios de 6.206,7 millones de euros. Esto es un 8% más que el conjunto del año fiscal precedente. 

KPMG opera en 145 países y territorios y cuenta con más de 236.000 profesionales trabajando en las firmas miembro de todo el mundo.

En España, Juanjo Cano sustituyó a Hilario Albarracín como presidente de KPMG  el 1 de octubre, al inicio del nuevo ejercicio fiscal. Cano comenzó su carrera en la empresa en 1996 y ha pasado por varios puestos en distintos departamentos. El directivo de 49 años, es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid. Ha dedicado prácticamente toda su carrera profesional a la empresa, de la que es socio desde 2006.

En 2016 fue nombrado socio responsable de Mercados y pasó a ser miembro del Comité de Dirección y del Consejo de Administración de la firma en España. Además, desde octubre de 2018 ha sido el socio responsable de Deal Advisory.

Relacionados