jueves, 30 junio 2022

Ómicron sigue castigando a IAG, la aerolínea europea que más cae desde el ‘viernes negro’

El holding británico-español sigue sufriendo las consecuencias del “viernes negro” en el que las bolsas se desplomaron por la aparición de la nueva variante del covid-19, ómicron. Las restricciones en vuelos de Reino Unido, su principal mercado, y el temor y la incertidumbre todavía existentes por la nueva variante hacen que IAG no consiga remontar el vuelo. Desde entonces la aerolínea se deja un 16% en Bolsa, siendo la compañía del sector más castigada por la situación.

La constante incertidumbre y los vaivenes del mercado provocados por el coronavirus han marcado la tónica en el año de la aerolínea presidida por Luis Gallego. Y es que, desde enero, las acciones de IAG descienden cerca del 13% en el Ibex 35. Un año difícil en el que la operación para la compra de una compañía en situación financiera crítica como Air Europa por parte de Iberia se está enquistando, todavía a la espera de la respuesta de la Comisión Europea.

Pero el palo más duro a nivel bursátil lo sufrió el pasado 26 de noviembre con la aparición de ómicron y que coincidió con el Black Friday. Desde entonces IAG ha perdido unos 1.400 millones de euros de capitalización de mercado, una cifra que, en comparación con la que alcanzó al cierre del ejercicio en 2019 (año prepandemia) está cerca de los 7.000 millones de euros menos. Es decir, IAG ya pierde casi la mitad de su valor en Bolsa desde que comenzó el año del coronavirus.

LA AEROLÍNEA EUROPEA QUE MÁS CAE

Encadenando cuatro sesiones consecutivas bajista en el Ibex y habiendo perdido ya el soporte de los 1,6 euros, IAG vuelve a mirar a mínimos anuales alcanzados hace dos semanas, cuando el precio de su acción llegó a devaluarse hasta los 1,48 euros. Es una situación que comparte con las aerolíneas de la competencia en Europa, las cuales tampoco se han recuperado del vuelco en los mercados que supuso ómicron. Sin embargo, IAG está siendo la compañía del sector más castigada.

En este sentido, la aerolínea alemana Lufthansa ha mostrado una mejor resistencia a la caída y cede un 6,4% en el mercado de valores alemán. En Francia, la otra gran potencia europea, la situación es similar. Los títulos de la compañía Air France tampoco consiguen reponerse, pero la pérdida de valor es más leve que la sufrida por IAG, descendiendo un 8,4%. Del mismo modo ocurre con las aerolíneas low-cost, donde las británicas Easy Jet y Ryanair se dejan un 10,7% y un 10’6% respectivamente. También la aerolínea húngara de bajo coste Wizz Air cae desde el “viernes negro”, aunque sus acciones lo hacen un 6,5%.

RESTRICCIONES DE REINO UNIDO

Uno de los motivos de la especialmente mala situación de IAG tiene que ver con las restricciónes impuestas a los vuelos en Reino Unido, el principal mercado en el que opera la aerolínea a través de British Airways. El Gobierno británico impuso desde el pasado martes 7 de diciembre la vuelta a la obligatoriedad de presentar una PCR negativa antes de entrar al país, incluso a personas con pauta completa de vacunación, para ralentizar la expansión de la nueva variante del coronavirus. Esto ha supuesto para muchas aerolíneas la cancelación de vuelos programados durante los próximos meses.

Aún así, los analistas todavía siguen dando buenas recomendaciones para la aerolínea británico-española, a la que ven potencial para incluso duplicar su valor el año que viene. De esta manera, la firma que mira con mejores ojos a IAG es Mornigstar, que estima que los títulos de la aerolínea pueden llegar hasta los 3,54 euros, desde los 1,55 actuales. También ven potencial de crecimiento por encima de los 2 euros para 2022 otras firmas como Banco Sabadell o HSBC.

Relacionados