martes, 17 mayo 2022

Las acereras, ¿nueva oportunidad de inversión?

El acero vuelve a devolver la alegría en el mercado, al menos en el Ibex 35, donde ArcelorMittal se dispara más de un 40% en el año, aunque está aún muy lejos de los valores previos al estallido de la burbuja inmobiliaria de 2008. Acerinox también registra importantes subidas, superiores a los dos dígitos desde enero y la caída desde los máximos de hace más de una década son menos profundas que las del gigante del acero mundial.

El sector se enfrenta este próximo 2022 no sólo a las restricciones de la pandemia y a los cuellos de botella en el comercio marítimo, sino también a las políticas de China en materia inmobiliaria, que ha provocado un descenso en el consumo de esta materia prima. Según las estimaciones del Instituto de Planificación e Investigación de la Industria Metalúrgica de China (MPI), recogidas por Reuters, el consumo del acero en China caerá un 0,7% a lo largo del próximo ejercicio, tras registrar una caída del 4,7%.

Todo ello debido a las duras condiciones que ha sometido el Gobierno de Xi Jinping al mercado inmobiliario. El freno a la demanda, sin embargo, ofrecen mejores cifras de las previstas por Jefferies, que apuntaba a un consumo de 770 millones de toneladas a las 947 estimadas para el próximo año. Este 2021, además, se ha saldado con 954 millones de toneladas, también superando el estancamiento previsto.

LAS RESTRICCIONES EN CHINA CONTRAEN LA DEMANDA DEL ACERO

China es el principal consumidor mundial de acero. De estas previsiones pueden sacarse conclusiones sobre el devenir del precio de la materia prima, y por tanto de la evolución de los márgenes de las principales empresas dedicadas a su venta. En China, en plena caída de la mayor promotora inmobiliaria del país, Evergrande, y sus efectos en otras empresas del sector, habrá una menor inversión inmobiliaria. Eso sí, también debido al encarecimiento de las materias primas y a la pandemia. Factores que reducirán en ese país la demanda del acero.

En Europa, por su parte, se está construyendo con el menor volumen de acero posible, e incluso sustituyéndolo por otros materiales más sostenibles. Sin embargo, esta materia prima continúa al alza en otros sectores, como la maquinaria, construcción naval, electrodomésticos y automóviles.

Sus títulos presentan un potencial alcista superior al 25% de cara al largo plazo

Por este motivo, las acereras cotizadas en el Ibex 35 tienen aún cierto potencial, pero hay que mirar con cuidado los soportes. En el caso de Acerinox, la barrera psicológica de los 12 euros por acción parece infranqueable, aunque de cara al próximo año las previsiones son muy optimistas para este valor. «Sus títulos presentan un potencial alcista superior al 25% de cara al largo plazo», es decir, de cara a los diez o doce meses vista, según ha apuntado Diego Morín, analista de IG Markets, consultado por INVERSIÓN. Ademá, el PER -beneficio frente precio de acciones- se ubica en torno a las seis veces para el próximo año, según el consenso de FactSet.

POTENTE POTENCIAL ALCISTA EN ARCELORMITTAL Y ACERINOX

Además, «si los volúmenes actuales continúan manteniéndose y recuperándose, -continúa Morín- Acerinox tendrá mayores márgenes para los próximos trimestres, pudiendo cerrar el año 2021 en máximos anuales», ha señalado. «También, el volumen de negocios para la empresa española podría tener una mejoría de cara al primer semestre de 2022, ya que ahora mismo es un valor infravalorado«, ha asegurado.

De esta forma, los inversores que entren en Acerinox tendrían que tener en cuenta dos cifras clave. En primer lugar, el soporte de los 9,83 euros, y, en segundo, esos 12 euros que se resisten en el valor y que ha superado tres veces este año, para iniciar después nuevas caídas hacia los soportes. La última vez que la empresa presidida por Bernardo Velázquez visitó este nivel fue el pasado 1 de noviembre. Lo hizo también en octubre y durante gran parte del 2018, pero sin éxito.

Por su parte, ArcelorMittal, el gigante mundial, tiene la importante referencia de un ruptura de los 30 euros por título. Aún tendría una subida adicional del 9% para alcanzar esta cota, desde los 27,44 euros por acción con los que ha cerrado este miércoles. Si rompe al alza, según Morín, ArcelorMittal generaría un impulso alcista «interesante», con un «potencial superior al 30%», hasta acercarse a su siguiente resistencia, en los 40 euros por papel. En caso contrario, los inversores deberían vigilar los 23,56 euros por acción, donde se ubica el soporte clave del valor.

APERAM TIENE AÚN SU POTENCIAL ALCISTA

Dentro del Mercado Continuo, los inversores que apuesten por el acero tienen la opción de Aperam, con sede en Luxemburgo pero cotizada en España. Se separó de ArcelorMittal en 2011 y «trae un comportamiento interesante en los últimos años, revalorizándose más de un 175% desde los mínimos de marzo de 2020«. El precio objetivo, según ha destacado el experto de IG Markets, se situaría en los 60 euros por acción. Es decir, un potencial del 35% respecto a los 44 euros con los que cerró este miércoles.

En caso de alejarse de las acciones, los inversores tienen otros vehículos de inversión, como el ETF vinculado a metales y mineras. En este caso, Morín ha citado a Market vectors Steel ETF (SLX) e Invesco DB Base Metal ETF. Éste fondo rastrea cambios, positivos o negativos, en

busca rastrear los cambios, ya sean positivos o negativos, en el índice DBIQ Optimum Yield Industrial Metals Index Excess Return, basado en los contratos de futuros de algunos metales más líquidos y utilizados, como es el caso del aluminio o el zinc, entre otras variables. Este fondo no es para todos los inversores, ya que el fondo es presa de la volatilidad de los contratos de futuros.

Relacionados