domingo, 25 septiembre 2022

Metrovacesa es pionero en tokenizar el negocio inmobiliario y se perfila alcista por +50%

Metrovacesa va más allá. Tokenizar préstamos participativos para la venta de viviendas a través del famoso blockchain, es la última jugada de esta empresa futurista de sector de los bienes inmuebles. Aquí lo que se hace es ofrecer rentabilidades que pueden ser muy atractivas sobre el préstamo que hacen los inversores para la realización del proyecto. En esta parte, Datacasas Proptech, que es una de las startups del medio más revolucionarias, se encarga de conseguir los préstamos cambiando bancos por inversores directos, quienes a su vez como contraparte reciben el token sobre el cual adquieren un derecho de venta de modo digital con Datacasas por un lapso de 6 meses.

Esta operación se convierte atractiva por varias razones. La primera de ellas es que, a través de la blockchain, la seguridad del activo digital se confirma. Al mismo tiempo, la inversión asegura un retorno mínimo anual del 12% y adicional a ello, el inversionista recibe entonces un 3% adicional por cada apartamento vendido. La CNMV aprobó la estructura de esta operación a través RealFund y su sandbox la cual comienza a desarrollarse en el proyecto Málaga Towers.

Este proyecto inmobiliario se caracteriza por la exclusividad y el lujo de sus diseños como por su ubicación, la cual se encuentra en el paseo marítimo de Málaga en primera línea de playa. Serán 3 torres de viviendas cada una con 21 pisos de altura y con espacios a modo de club house donde el famoso actor español Antonio Banderas es su principal representante.

imagen 30 Inversion.es

Metrovacesa se perfila alcista no sólo desde el punto de vista fundamental gracias a su incursión en la tecnología blockchain la cual de seguro generará impacto y un nuevo cambio de paradigmas en el sector sino también desde el punto de vista técnico, el cual el gráfico del marco semanal presenta en este momento áreas de decisión de compra.

El precio se encuentra trabajando y respetando el soporte más importante del gráfico semanal en inmediaciones de los 6,9 euros por acción. Al mismo tiempo trabaja sobre la última directriz alcista que se empieza a crear desde febrero de 2021 apoyándose del índice de fuerza relativa que se encuentra cercano a niveles de sobreventa. Una vez el precio se ubique por encima de los 7,2 euros que corresponden a regularidad de mercado, el precio deberá tomar impulso al alza en busca de los niveles previos a la pandemia arriba de los 9,6 euros para posteriormente encontrarse con la resistencia más importante que data del 8 de octubre de 2018 en niveles de 10,24 euros por acción lo que corresponde a cerca del 50% de beneficio.

Relacionados