jueves, 01 diciembre 2022

Las ventas online impulsan el potencial de Inditex ante la amenaza del low cost chino

La multinacional textil fundada por Amancio Ortega ha conseguido este año alcanzar unas cifras de negocio récord y se espera que al cierre del ejercicio sigan las misma tendencia. El comercio online ha supuesto un factor clave en el crecimiento de la compañía y de su correcto desempeño bursátil. Los analistas dan un buen potencial de crecimiento para las acciones de la firma gallega, que ya mira hacia el nuevo año con los retos a los que tendrá que hacer frente la heredera Marta Ortega en esta nueva etapa al frente del imperio de la moda.

Inditex ha cerrado el año con una revalorización del 9,5% en el Ibex 35, índice en el que domina con una capitalización de mercado de 88.918 millones de euros. El buen desempeño obtenido en los 12 meses de 2021 le han hecho posicionarse como la decimoquinta mayor empresa del Euro Stoxx y situarse como la única compañía española dentro del top 20 europeo. Las ventas y los beneficios récord que obtuvo en el tercer trimestre del año confirman la recuperación de la compañía respecto al 2020.

En los nueve primeros meses de 2021 las ventas de Inditex aumentaron un 39% respecto al mismo período de 2020 y en el tercer trimestre las ventas aumentaron un 21% y un 10% por encima de los niveles de 2019, año prepandemia. Un ritmo que también se mantuvo en noviembre y principios de diciembre. Se trata de un rendimiento gracias en gran parte al empuje que ha reibido la compañía a través del canal online de ventas. Este segmento, el de las ventas a través de Internet, siguió creciendo con fuerza hasta suponer el 21% de la facturación total del grupo, según destacó Pablo Isla en la presentación de los resultados.

INDITEX A 32 EUROS

Y las previsiones del grupo textil para el canal online siguen la misma tendencia, pues esperan que más del 25% de las ventas se realicen por internet en 2021. Es por ello que los analistas de Morningstar ven en estas cifras un importante factor a tener en cuenta. «A pesar de la ralentización de la trayectoria tras la pandemia, las ventas de ropa online están bien posicionadas para un crecimiento sostenible. Creemos que deberían representar la mitad de las ventas de ropa en Europa, tanto para Inditex como para la industria, a finales de la década», destacó la firma recientemente.

Aunque la recuperación del comercio en tiendas físicas también ha supuesto un empuje importante al negocio de Inditex. De esta manera, Mornigstar considera que la mejora de la productividad de las tiendas ha impulsado los beneficios de la compañía y «confirma que la compra en tienda de Inditex sigue siendo relevante para los consumidores tras las medidas de confinamiento». Por todo ello, la firma elevó el precio objetivo de la acción de la textil de los 31 a los 32 euros, desde los 28,5 euros con los que ha cerrado el 2021.

En la misma línea se han posicionado otras firmas como Bankinter, que también otorga un precio objetivo en torno a los 32,5 euros, aunque rebajando desde los anteriores 34 euros por título que el banco estimaba para la multinacional gallega, y recomienda comprar. Destacaba a mediados de diciembre, tras la presentación de los resultados trimestrales, que el modelo integrado de tiendas y venta online «va basculando hacia un mayor equilibrio» y que, a pesar de ser un «entorno más concurrido en términos de competencia» provocará «una fuerte generación de caja, la recuperación de los márgenes, la contención de inventarios y el crecimiento de las ventas online».

LA AMENAZA DEL LOW COST CHINO

Otras firmas de análisis son más optimistas respecto al potencial de la empresa de Amancio Ortega, como la suiza HSBC que le otorga un precio objetivo por acción de 38 euros. Llegar a alcanzar este potencial supondría para Inditex no solo mantener el nivel de exigencia para una compañía de su tamaño, sino seguir mejorando y superar las cifras récord. Una tarea de la que a partir de ahora tendrá que hacerse cargo Marta Ortega, afrontando este y otros retos del sector retail en el nuevo curso.

Además de la sostenibilidad, uno de los más importantes es la amenaza abierta dentro del mercado a consecuencia del low cost chino. Y aquí sobresale por encima del resto la marca Shein, cuya actividad se centra exclusivamente en el comercio online. La firma china, pese a que tiene su sede en el país asiático, no vende allí, sino que su negocio está repartido en hasta 220 países del mundo. En tan solo dos años la compañía ha logrado multiplicar por seis su cifra de ventas, situada en los 19.000 millones de euros.

De hecho, Credit Suisse destacaba este hecho relevante en un informe a principios de diciembre, donde colocaba a la marca de venta minorista como una amenaza no solo para Inditex, sino para el resto de grandes compañías del sector como H&M. Motivo extra para Inditex para seguir potenciando el canal de venta online, que ya supero las expectativas en 2021 y que será una de las piezas clave a reforzar dentro de la compañía gallega.

Relacionados