jueves, 19 mayo 2022

Bolsos, perfumes y relojes: por qué el lujo es la mejor inversión para 2022

spot_img

Los perfumes caros, los bolsos de marca y los relojes de oro se han convertido en la mejor opción para invertir en 2022. El sector del lujo ha sido uno de los grandes beneficiados en este año de transición hacia la recuperación económica, tras los estragos provocados por la pandemia del covid-19. Las principales cotizadas que comercializan las marcas de «más prestigio» entre los consumidores, como LVMH o Hermès, han protagonizado ascensos meteóricos en Bolsa y cuentan con la confianza de diferentes firmas de análisis para sumar a la cartera de inversión el próximo año.

En un año todavía marcado por los continuos vaivenes en la economía por las restricciones a causa del coronavirus, el sector del lujo ha visto su negocio crecer y apunta a continuar con la misma tendencia en 2022. Así lo consideran desde Bankinter, cuyo departamento de análisis y mercados apunta al lujo como el segundo sector preferente a la hora de invertir en los próximos meses, solo por detrás del tecnológico y por delante de otros mercados como el de los chips semiconductores, el financiero o el relacionado con la ciberseguridad.

Los principales motivos, indicados en el Informe de Estrategia de Inversión 2022 del banco, son las elevadas tasas de ahorro y riqueza en familias de economías desarrolladas, así como el entorno inflacionista actual en el que el sector del consumo/lujo «tiene poder de fijación de precios y es más inmune a las disrupciones de las cadenas de suministro«. Los analistas de Bankinter también apuntan a una capacidad de crecimiento adicional gracias a las adquisiciones.

CHINA COMPRA LUJO

En este sentido, Bankinter también destaca en su informe las coyunturas socioeconómicas por las que atraviesa China y realiza una serie de revisiones a la baja, principalmente por las tensiones geopolíticas con EE.UU y los riesgos regulatorios y sectoriales. Pero, los expertos del banco destacan que todavía hay una oportunidad de inversión, aunque «de forma muy selectiva: su Consumo Privado (Lujo) a través de compañías europeas y americanas (LVMH, Volkswagen, …). Las ventas en China representan en torno a un 40% de las ventas totales en estas compañías y son una forma de tener exposición a la demanda asiática pero evitando el riesgo intervencionista».

De este modo, los analistas creen que las compañías de este sector siguen siendo una oportunidad de inversión porque son sectores con potencial de crecimiento, beneficiados por la mayor fortaleza de china pero evitando cualquier riesgo regulatorio del país». Además, destacan que el Gobierno chino «ha abierto la puerta a nuevos estímulos fiscales durante 2022 con el objetivo de estabilizar y mantener el crecimiento económico (desacelerado en los últimos trimestres). Un punto a favor adicional para el consumo asiático».

Y este momento de dulce para el lujo en los mercados se puede observar en el rendimiento de las firmas más relevantes del sector han obtenido durante los 12 meses del año. De esta manera, LVMH (Luis Vuitton), la compañía de la tercera persona más rica del planeta según Forbes, el magnate Bernard Arnault, ha obtenido hasta la fecha una revalorización del 40,7%. La cotizada francesa se ha colocado como una de las mayores empresas de Europa por capitalización, superando los 362.000 millones de euros, y liderando el Euro Stoxx 600 por delante del gigante de la alimentación Nestlé.

ASCENSO METEÓRICO

Entre los diez valores del índice europeo también se ha colado este año otra marca del lujo como Hermès, cuyas acciones han mostrado un rendimiento desde el comienzo del año hasta la fecha superior al 73%, pasando de cotizar en los 888 a los actuales 1.529 euros, y situándose como el segundo valor que más sube en el año dentro del Cac 40 francés. De hecho, la firma francesa es uno de los diez títulos europeos a tener en cuenta el próximo año según los analistas de Bank of America.

Tal es la confianza en el sector del lujo depositada por el banco estadounidense para las recomendaciones de inversión en 2022, que también ha incluido en esta lista a la compañía Richemont. La firma suiza alcanza un rendimiento en 2021 superior al 68%, desde los 81 euros por acción con los que comenzó el ejercicio hasta los actuales 135 euros. También ocupa una buena posición en Euro Stoxx 600 Christian Dior, cuyas acciones han ascendido este año un 55% hasta alcanzar los 705 euros, pasando de no estar ni entre los 20 primeros valores del índice a situarse en el puesto número 15 del mismo.

Y una de las cotizadas que no pueden faltar en un sector al alza como es el del lujo es Kering, la multinacional propietaria de marcas como Gucci o Saint Lorent. La firma francesa eleva su cotización anual en un 16%, colocándose en los 690 euros por acción, y con la confianza de los analistas para disparar sus títulos en 2022. Así, el consenso de Bloomberg le da un potencial de del 12,7%, mientras que firmas como HSBC superan con creces sus expectativas para la firma francesa y otorgan un potencial superior al 30%.

Asimismo, el índice que mide el comportamiento del sector con el lujo a nivel internacional, el S&P Global Luxury, también ha experimentado una importante revalorización desde enero, sumando alzas de hasta el 21,5%. Entre los diez mayores valores de este índice se incluyen firmas como la compañía de coches eléctricos de Elon Musk, Tesla, las mencionadas LVMH, Kering o Hermès, y otras multinacionales de la talla de Nike o la productora de bebidas alcohólicas Pernord Ricard (Ballantines, Beefeter, Chivas, etc).

Relacionados