martes, 29 noviembre 2022

Iberdrola, en zona de decisión en medio de acusaciones y vetos

Iberdrola tiene más de 170 proyectos para la producción de energía renovable con una inversión estimada en 30.000 millones de euros que de lograr su culminación, la convertirían en la empresa del sector energético más verde del mundo. El enfoque hacia una producción de energía renovable se sale de los paradigmas buscando llevar a buen término dichos proyectos que incluyen aerogeneradores y láminas fotovoltaicas flotantes al océano.

Por otro lado, sigue trabajando para crecer a nivel mundial como en el caso del mercado estadounidense en el cual se encuentra luchando para confirmar la compra de PNM Resources a través de su filial Avangrid. Este gran acuerdo representaría presencia total de Iberdrola en Estados Unidos cubriendo cerca de 24 Estados. Sin embargo, como ya es conocido de Ignacio Sánchez Galán, su presidente, parece que tiene la costumbre de hacer negocios de forma poco ortodoxa que podrían pasar al lado oscuro o ilícito por lo cual, para este caso en particular, ha tenido que enfrentar acusaciones y vetos de Estados Unidos a Iberdrola y su equipo de gestión.

Extrañamente al mismo tiempo que Iberdrola hacía frente a los vetos por parte de la comisión de regulación estadounidense, el precio de su acción se incrementaba en el 9,9% creando la ruptura de la resistencia de gráfico semanal más importante que se registra el 26 de octubre de 2020 y se confirma para marzo y julio de 2021. El mercado esperaba ansioso un retroceso mayor de las acciones de Iberdrola hasta niveles de 8,2 euros previendo que respetara dicha resistencia después de haber realizado la ruptura de la directriz alcista.

Lo que tenemos de frente es la posibilidad de que el precio realice un nuevo movimiento al alza el cual buscará los 11 euros por acción donde confluye regularidad del mercado en posición de pánico, es decir, en área de decisión, en posición bajista y al mismo tiempo el retesteo de la directriz alcista quebrada con lo cual, de respetar los 11 euros puede generar movimientos de impacto tal como lo trazamos en la gráfica.

imagen 7 Inversion.es

En caso contrario y que realice la ruptura de los 11 euros al alza con solidez, de seguro visitará los 11,6 los cuales son el precio máximo registrado en 2007 para posteriormente buscar los máximos históricos alcanzados en enero de 2021 en niveles de 12,57 euros por acción.

Es importante tener en cuenta que el índice de fuerza relativa se encuentra en niveles extremos de sobrecompra lo cual podría presionar el precio a la baja, movimiento que daría cerca de un 20% de beneficio en corto al mediano plazo.

Relacionados